QUEJAS CONTRA EL GOBIERNO PORTEÑO

Si habrá lucha contra las adicciones, que sea en serio

Desde la oposición política porteña califican de "marketing político" las medidas de la Administración Rodríguez Larreta sobre adicciones.

Diputados de la oposición, entre ellos la Coalición Cívica y el radicalismo, apoyaron un paquete de leyes impulsadas por el socialista Roy Cortina, para mejorar la prevención y tratamiento de adicciones en organismos públicos de la Ciudad.

Los bloques participantes afirmaron que las medidas del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta luego de la tragedia de Time Warp, son "anuncios para los medios, sólo marketing político".

Al brindar detalles de su investigación, el diputado Roy Cortina afirmó que "el presupuesto porteño para este año es de $120.000 millones (que podría llegar a $170.000 millones con la ampliación presupuestaria de los próximos meses), de los cuales nada más que $77 millones se destinaron a la prevención y tratamiento de adicciones, lo equivalente al 0,6% del gasto total de la Ciudad" mientras que "sólo entre 2013 y 2015 el Gobierno de la Ciudad gastó en publicidad oficial cerca de $1500 millones".

Agregó que "la falta de recursos y equipamiento se debe a que el 65% de los $77 millones se utilizan para tercerizar el servicio en comunidades terapéuticas (o granjas de rehabilitación) en su mayoría fuera de la Ciudad, que ya han sido objeto de investigaciones periodísticas y contrastan con las recomendaciones internacionales para el tratamiento de las adicciones".

El legislador también afirmó que "ninguno de los 13 hospitales generales de la Ciudad tiene un servicio de atención de adicciones, sólo en el Hospital Álvarez funciona un centro de día que no tiene rango de servicio, ni siquiera de unidad" y que "bajo la órbita del Ministerio de Salud y el de Hábitat y Desarrollo Humano, existen 6 centros de día que padecen escasez de personal , falta de espacio físico, un alto grado de deterioro edilicio y la carencia de medicamentos e insumos adecuados".

También señaló que "los profesionales de planta permanente del Ministerio de Salud que se desempeñan en materia de adicciones son sólo 44 (32 psicólogos, 6 psiquiatras, 4 trabajadores sociales, 1 médico generalista y 1 musicoterapeuta), sobre una carrera hospitalaria integrada por alrededor de 14.000 personas" y aseguró que "en materia de talleres, es mentira que se realicen de manera sistemática en todos los establecimientos educativos. Sólo se hacen por pedido de los colegios".

Cortina también destacó que "la Ciudad ya cuenta con una ley de adicciones que no cumple, la 2318, sancionada en 2007, que nunca reglamentó ni se aplicó en todas las medidas que prevé".

En tanto, el presidente del bloque radical Suma+, Hernán Rossi afirmó que "con voluntarismo no se resuelven las adicciones" y confirmó que su espacio "será un aliado de fierro para votar las leyes" mientras que Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) aseguró "hubiese estado bien que Larreta convocara a la mesa de diálogo sobre adicciones a más funcionarios y legisladores de la oposición".

Tanto el legislador radical como el que responde a Elisa Carrió calificaron que las medidas de Larreta sobre adicciones luego de la tragedia de Time Warp, son "marketing político, sólo son anuncios para los medios". También estuvieron presentes los legisladores Adrián Camps (Socialista Auténtico), Marcelo Guouman y Patricia Vischi (Suma+) y Hernán Arce (Partido Socialista).

A principios de mes, Larreta convocó a una Mesa del Diálogo por las Adicciones con el objetivo de enfrentar el crecimiento del consumo de drogas, sobre todo entre los jóvenes, tras la tragedia de Time Warp, la fiesta electrónica de Costa Salguero donde murieron cinco chicos de menos de 30 años.

En síntesis, Cortina propone 3 proyectos de ley para combatir las adicciones.

Una de ellas busca que se coordine la Red Integral de Prevención y Atención de las Adicciones, dentro del Ministerio de Salud, para poner en vigencia la ley 2.318.

Otra requiere que el 10% del presupuesto destinado a publicidad oficial se destinen a campañas sobre adicciones.

La 3ra. busca que, a través del Ministerio de Salud, el Gobierno porteño impulse una política integral de prevención de adicciones más amplia en escuelas y universidades de la Ciudad.