FERNANDA VALLEJOS

La candidata de Cristina ya tiene una denuncia en la justicia federal

Una ONG denunció este viernes a la candidata kirchnerista por haber acumulado 3 contratos simultáneos con el Estado a pesar de que está prohibido. La acusan de haber adulterado un documento.

Una ONG denunció este viernes a la candidata kirchnerista Fernanda Vallejos por haber acumulado 3 contratos simultáneos con el Estado a pesar de que está prohibido. La presentación fue realizada Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional y recayó en el juzgado de Rodolfo Canicoba Corral.

La ONG denunció a Vallejos, primera candidata a diputada nacional de Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires, a partir de un artículo publicado en el portal Border Periodismo que reveló que la economista llegó a ser asesora de una senadora, figurar en planta de la Cámara Baja y tener un puesto en el ministerio de Economía.

De acuerdo a la nota, Vallejos logró acumular los 3 cargos porque omitió informar sobre los otros en una declaración juradas. Por esto, la denuncia impulsada por el abogado Josè Mangiocalda denunció a la candidata kirchnerista por "falsedad ideológica", es decir, adulteración de documentos públicos.

Vallejos tomó relevancia pública días atrás luego de que sus primeras declaraciones públicas tras la confirmación de su candidatura fueran una defensa de Amado Boudou, que deberá enfrentar un juicio oral por un resonado caso de corrupción, y la afirmación de que las denuncias sobre la malversación de los recursos públicos "son un invento de los medios".

La nota de Border Periodismo:

"Pero, ¿por qué Vallejos no quiso o no supo tomar distancia de Boudou, en su primera aparición como candidata? Las lealtades, a veces, juegan malas pasadas. La candidata es economista y formó parte de La Gran Makro, una agrupación política creada en 2011 por el ex vicepresidente -entonces con aspiraciones porteñas- y su entonces viceministro en Economía, Roberto Feletti. En esa usina de colegas K, también abrevó Alejandro Robba, ex subsecretario de Coordinación Económica y, según la gacetilla que presentaba el espacio, “enlace entre La Gran Makro y el equipo económico” que comandaba Boudou desde el Ministerio. Vallejos había ingresado en 2010 a la gestión pública K, como asesora de Robba -que dependía de Feletti y, por jerarquía de Boudou-, trabajó en la Dirección de Cuentas Nacionales y se mantuvo hasta 2015, ya bajo la gestión de Axel Kicillof, quien fuera su profesor en la UBA.

Es que Vallejos llegó a contar con tres empleos públicos a la vez, al menos en 2014, lo que las normativas de empleo público prohíben. El segundo trabajo también llegó con la firma de Boudou: fue designada como asesora en el despacho de la entonces senadora por La Pampa, María de los Ángeles Higonet.

El alta de Vallejos en el Senado se hizo mediante un contrato de locación de servicios, “a partir del día 01 de octubre de 2013 y hasta el día 31 de diciembre de 2013, siendo el monto de la cuota mensual a percibir de PESOS SIETE MIL ($ 7.000)”, según reza el decreto 1404/13 de la Presidencia del Senado, con la rúbrica del ex vicepresidente. La designación se renovó con el mismo tipo de contratación y honorarios con los sucesivos decretos 328/14, 853/14, 2017/14 y 985/15, todos contratos semestrales, salvo el último que terminó el 31 de noviembre de 2015, ya veremos, no por casualidad.

La senadora Higonet auspició varias charlas de Vallejos en distintos municipios pampeanos, como su disertación en el “Encuentro Nacional de Mujeres de la línea Compromiso Peronista”, a mediados de 2013, en Toay; u otra titulada “La Economía en el proyecto nacional: Análisis de la coyuntura, Soberanía, Desendeudamiento y holdouts”, en Realicó, en agosto de 2014.

[...]

Higonet cumplió su mandato a fines de 2015 pero generó polémica cuando intentó perpetuarse en el Senado, al lograr que Boudou le creara una dirección especial y a medida: fue designada al frente de la “Unidad de Coordinación con la OIT-Delegación Parlamentaria Argentina ante la OIT” y pudo nombrar su staff, incluso mientras aún cumplía su mandato legislativo. Pero el decreto que perpetuaba a la senadora en la estructura del Senado fue derogado cuando asumió Gabriela Michetti.

Fue curioso que Vallejos no figurara entre los empleados elegidos por Higonet para acompañarla. La economista, sin embargo, tenía una salida mejor: en noviembre de 2015 la nombraron en planta permanente en Diputados. La hoy candidata K había ingresado a la Cámara Baja del Congreso en septiembre de 2014, contratada como planta transitoria y fue traspasada justo antes del cambio de Gobierno. Hasta el día de hoy figura nombrada en la Dirección de Comisiones de la Secretaría Parlamentaria, con la categoría A3 que, según la escala oficial del Congreso, representa un sueldo bruto de 48 mil pesos (37 mil, de bolsillo).

En su Linkedin, Vallejos admite la superposición de dos cargos. No menciona el Senado.

Tanto la legislación sobre empleo público como las normas que comunica la Oficina Anticorrupción prohíben la acumulación de cargos. Vallejos siempre contó con al menos dos, primero en Economía y el Senado, y luego en el ministerio y la Cámara de Diputados, llegando a la paradoja de contar con los tres cargos públicos en 2014. Allí puede explicarse que su método de contratación en el Senado fuera un “contrato de locación de servicio”, tal vez una vía para disimular la superposición. Sin embargo, cuando un empleado asume un puesto en el Estado debe completar una declaración jurada en la que está obligado a explicitar todos sus trabajos, para detectar incompatibilidades.

#BORDER accedió a la DDJJ que Vallejos presentó ante el Senado en 2014. El formulario está en blanco y lleva su firma y la de su jefa, la senadora Higonet. La economista omitió informar su vínculo tanto con Economía como con la Cámara de Diputados. Las declaraciones juradas son documentos públicos y mentir en ellos puede significar un delito".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario