LA PLATA

Bruera lo hizo: El FR, el FPV y Cambiemos se unieron para rechazarle su Rendición de Cuentas

Tanto el Frente Renovador como el Frente para la Victoria y Cambiemos (UCR-PRO) se unieron el pasado miércoles 18/05 para recharzar la Rendición de Cuentas 2015 -realizada por un organismo de control bonaerense- al ex intendente platense, Pablo Bruera, sobre su gestión durante el último año. “El Tribunal de Cuentas ya le advertía al municipio sobre estas erogaciones. Sabían que se estaban excediendo y seguían gastando. No estoy haciendo una denuncia, estoy marcando la cantidad de desprolijidades que nos lleva a dejarlo en manos del Tribunal”, disparó el encargado de presentar el proyecto, el titular de la Comisión de Hacienda, Julio Irurueta (Cambiemos).

Los espacios políticos más importantes de la Ciudad de La Plata se unieron durante el pasado miércoles 18/05 ante la falta de transparencia del ex intendente Pablo Bruera durante el último año de su gestión.

El Frente Renovador, Cambiemos (PRO-UCR) y el propio Frente para la Victoria (espacio por el que ganó las elecciones 2011), votaron en contra de la Rendición de Cuentas 2015: “Lo claro y concreto es que la rendición de cuentas es deficitaria, es una ejecución desequilibrada, no tiene nada que ver lo ejecutado con lo presupuestado”, comentó luego el massista José Arteaga y agregó: “Lo más llamativo, nunca visto, son la cantidad de ajustes contables que ascienden a 246 millones. Durante 2015 hubo casi mil asientos manuales, un procedimiento que debe usarse en forma excepcional se convirtió en una metodología sistemática desde agosto”.

Gabriel Bruera, hermano del ex intendente, hizo la siguiente evaluación: "Dejamos un municipio entre los mejores administrados de la Provincia. Hay que recordar que el intendente Bruera no aumentó las tasas en los últimos 3 años. Claramente esto es una operación política para justificar un aumento en las tasas”.

Desde el Consejo Deliberante de la ciudad de las diagonales apuntan a la subejecución de los gastos y un incremeneto del mismo en más de $81 millones.

Todo el Frente Cambiemos, los ediles del Frente Renovador, Oscar Vaudagna, José Arteaga, Luciano Sanguineti y Miguel Forte, y los de los unibloques Alternativa vecinal platense, Gerardo Jazmín; Acuerdo Ciudadano Platense de Marcela Farroni, y Gastón Crespo de Progresistas, fueron quienes se mostraron en contra del balance, según Letra P.

Por su parte,  los concejales del Frente para la Victoria –PJ, Fabián Lugli, Lorena Riesgo, Pedro Borgini, Gabriel Bruera, Silvana Soria y Gabriel Céspedes y los del FPV PJ-Nacional y Popular integrado por Florencia Saintout, Guillermo Cara y Gastón Castagneto, votaron negativamente.

“Garro tuvo que presentar un informe por un período conducido durante 345 días por otra gestión, creo que se debería prever una modificación en la ley provincial. Nuestra intención es que la gente sepa toda la verdad, sin usar artilugios contables para presentar números más bellos pero ficticios”, dijo el encargado de presentar el proyecto, el titular de la Comisión de Hacienda, Julio Irurueta.

El presupuesto de 2015 fue de $2.566 millones, dejando entrever un excedente de $22 millones. De ese monto total, $1.500 millones fueron de origen municipal, sólo $372 millones fueron recursos afectados y el resto, todos fondos de libre disponibilidad, informa el portal

“No hay nada ilegal en cómo han ejecutado el presupuesto, pero lo consideramos incomprensible desde el punto de vista técnico. No había manera de que las compensaciones manifiesten fehacientemente el modo en que se realizaron los gastos. Hemos dejado que el Tribunal de Cuentas realice de oficio la compensación”, agregó Irurueta y continuó: “No podemos garantizar que la totalidad de los recursos se hayan utilizado para lo que se debían destinar”.

“El Tribunal de Cuentas ya le advertía al municipio sobre estas erogaciones. Sabían que se estaban excediendo y seguían gastando. No estoy haciendo una denuncia, estoy marcando la cantidad de desprolijidades que nos lleva a dejarlo en manos del Tribunal”, disparó.

En este sentido, el PRO encontró un faltante de 12 mil bienes, valuados en $13 millones. Y en cuanto a la deuda total del municipio, el oficialismo la estipuló en 398 millones, aunque desde el bloque FPV–PJ aseguran que es de 344 millones.

“Lo claro y concreto es que la rendición de cuentas es deficitaria, es una ejecución desequilibrada, no tiene nada que ver lo ejecutado con lo presupuestado”, comentó José Arteaga (Frente Renovador) y agregó: “Lo más llamativo, nunca visto, son la cantidad de ajustes contables que ascienden a $246 millones. Durante 2015 hubo casi mil asientos manuales, un procedimiento que debe usarse en forma excepcional se convirtió en una metodología sistemática desde agosto”.

Por último, el titular de la bancada massista, agregó: “Un hecho inexplicable, gastos no presupuestados pero imputados como $29 millones por fumigación; alimentos para comedores presupuestados 20 millones y gasto imputado 0”.