ESCENA EN OLIVOS

Carrió contra el PJ, los jueces y algunos más

Elisa Carrió tiene 'chapa' de polémica y conflictiva. ¿Ella cree que así le irá mejor en Provincia de Buenos Aires, donde pretende una senaduría nacional, o todo es espontáneo y sin interesarle qué opinen los bonaerenses? En cualquier caso, Carrió parece prisionera del personaje que ella ha creado.

Durante su discurso de cierre del Congreso de la Coalición Cívica-ARI de la provincia de Buenos Aires realizado en el salón Palais Rouge, Elisa  Carrió afirmó que "es mentira que me peleo con el Presidente. Tengo una gran relación con él y con los funcionarios del Gabinete".

Carrió hizo referencia a la ley para prohibir los despidos que impulsan desde la oposición al recordar que "lo que hacen es la misma maniobra que hicieron en el '83 y en el 2000, ya que se busca desestabilizar con el mismo método. Es la lógica del PJ cada vez que pierde una elección, que es usar a la maquinaria sindical".

La cofundadora del frente Cambiemos reflexionó: "Siempre el PJ hace surgir el movimiento sindical, pero los gremialistas están con tantos problemas de corrupción como el PJ".

"Hoy lo que más enfurece es la Ley de Acceso a la Información publica que se votará el miércoles 18/05 porque da la posibilidad de acceder al manejo de las obras sociales y a las declaraciones juradas de los sindicalistas", dijo según un comunicado oficial.

Ante legisladores nacionales y provinciales y principales referentes partidarios en la Provincia, la diputada prometió que "va a haber una limpieza de la corrupción y en eso este Gobierno no va a parar y el Presidente tampoco".

Fiel a su estilo, Carrió incluso pronosticó que "alrededor de septiembre va a haber una recuperación real del poder adquisitivo de la sociedad y esto va a estabilizar el orden para adelante".

Declaración jurada

Antes, Carrió y Fernando Sánchez pidieron al presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, las declaraciones juradas de los integrantes del Tribunal y de los magistrados federales, a la vez que reclamaron que el Consejo de la Magistratura informe sobre las obras llevadas a cabo por el Poder Judicial.

A través de 2 cartas, una dirigida a Lorenzetti y otra al presidente del Consejo, Miguel Piedecasas, los legisladores pidieron que se entreguen las declaraciones juradas y el estado de ejecución de las obras del Poder Judicial, respectivamente.

El reclamo es una clara señal política de Carrió en un nuevo capítulo de su enfrentamiento con Lorenzetti, pues a principio de año lo denunció por presunto enriquecimiento ilícito, causa que terminó archivada.

"Nos dirigimos a usted con el fin de solicitarle nos remita las declaraciones juradas de usted y de todos los ministros de la Corte Suprema de Justicia, de todos los magistrados que integren la Justicia Federal, en todos los fueros, instancias y jurisdicciones, como asimismo la declaración jurada del Secretario General de Administración y titular del Comité de Inversiones y Alquileres Héctor Daniel Marchi, la cual solicitamos nos sea remitida al domicilio en soporte papel o digital", expresaron en la misiva dirigida a Lorenzetti.

Los diputados fundaron el reclamo en "a idoneidad moral que se requiere para ocupar cargos públicos" y en aras de la "transparencia que demanda la sociedadTal como es de conocimiento público, en la actualidad están saliendo a la luz diversos casos de corrupción, no solo de personas vinculadas al poder sino, aún peor, de funcionarios públicos que hasta hace poco tiempo ocupaban cargos públicos, y otros que incluso aún siguen en ellos", añadieron. 

Preocupación

Durante las semanas recientes, Elisa Carrió ha manifestado preocupación por el desempeño de la Administración Macri en cuanto a la inflación, aunque en la Casa Rosada se ha considerado exagerado el reclamo de la diputada nacional.

Sin embargo, la situación pareciera ser complicada si fuesen correctas las conclusiones de una amplia encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que lidera el sociólogo K Roberto Bacman, y publicada en el diario K Página/12, con la firma de Raúl Kollman.

De acuerdo a las 1.200 personas consultadas vía telefónica la semana que pasó en todo el país, respetándose las proporciones por edad, sexo y nivel económico social, en mayo la imagen negativa de Macri estaría por encima de la positiva.

Bacman analiza que “con la economía instalada en el centro de la escena desde hace más de 4 meses y con un país fuertemente preocupado por la inflación y la desocupación, es lógico que la imagen positiva del Presidente siga en descenso. Lejos quedaron los días felices del inicio de la gestión, cuando Mauricio Macri poseía una ponderación que remataba en un saldo neto positivo de más de 21 puntos. Al día de hoy la realidad es una imagen positiva de 46,5%, negativa de 50,8% con un saldo neto negativo de 4,3 puntos. Es la primera vez desde que asumió que tiene mayor imagen negativa que positiva. En forma concomitante también se observa un descenso de más de cuatro puntos en la aprobación de gestión del gobierno nacional, de 48,4% a 44,2%. Dado que la desaprobación trepó al 53,3%, el saldo negativo es de 9,1 puntos. El principal factor es el alto nivel de rechazo que produce la falta de políticas antiinflacionarias del gobierno”.

En el trabajo de Bacman lo dominante es la inflación: “La preocupación por la inflación y la desocupación crece notablemente en los sectores más bajos y por ende más vulnerables. Una percepción de tan alto impacto con relación a la posibilidad latente de la pérdida del empleo no es una cuestión puramente individual: pesa la realidad y el clima de época generado, las redes sociales y los grupos primarios que comienzan a alarmarse por el desempleo”.