FRACASÓ LA SESIÓN ESPECIAL

A los K les falló el poroteo y se anticipa otra crisis interna

No dio el conteo en el kirchnerismo y de los 119 diputados que tenían contabilizados, sólo 86 estaban sentados en sus bancas. Así resultaba mucho más difícil conseguir el quórum y fracasó la sesión especial para tratar la "ley anti-despidos". Si bien la ausencia del massismo fue central para que naufragara la cita, también faltaron algunos que supieron ser incondicionales al FpV durante los años K.

Hasta la noche del miércoles, el Frente para la Victoria contaba 119 diputados que bajarían al recinto. Por lo que restaba conseguir 10 más garantizar el quórum que habilite la sesión especial para convertir en ley el proyecto del Senado "anti-despidos".

A las 12:30 de este jueves, cuando el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, dio por fracasada la sesión, sólo había 86 diputados sentados en sus bancas.

Llegaron a ser 102, con los legisladores que responden a Diego Bossio y los de la izquierda. Pero nunca los 119 del poroteo de las horas previas.

En principio, habrían fallado los diputados del espacio del puntano Adolfo Rodríguez Saá, y los santiagueños liderados por Gerardo Zamora.

Estos últimos resultaron incondicionales a la Casa Rosada, cuando Cristina Fernández ejercía el Poder. Su posición no habría variado, ahora con Mauricio Macri en los despachos de Balcarce 50.

Según se decía en el Congreso, el sanjuanino José Luis Gioja, flamante presidente del PJ, estaba encargado de arrimar las bancas que faltaban. Aseguran que había obtenido un compromiso de Zamora. Pero también dicen que se trató sólo de una jugada del exgobernador de Santiago del Estero para negociar con el Presidente.

No debería sorprender, entonces, que justo este jueves el gobierno santiagueño, conducido por Claudia Abadala -esposa de Zamora- firmará un acuerdo con Nación para avanzar en obras referidas a viviendas, cloacas y agua potable.

Según informa el sitio local El Liberal, Abdala será recibida en el ministerio del Interior por el  Secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya y la Subsecretaria Hábitat y Desarrollo Humano de la Nación, Marina Klemensiewicz.

Los santiagueños no fueron los únicos otrora incondicionales K que no bajaron a dar quórum. Tampoco lo hicieron los misioneros de Maurice Closs, quien se sentó en su banca una vez caída la sesión, según cuenta en Twitter el periodista acreditado Gabriel Sued, quien agrega que ni Dulce Granados se prestó para la ocasión, al igual que el metalúrgico Francisco Abel Furlán. Estos últimos integran la nómina del FpV, lo que implica un golpe mayor para el jefe de bloque, Héctor Recalde.

Los faltazos y la falta de muñeca política anticipan una nueva crisis en el bloque K, que ya se había sacudido por la escición de Bossio, ocurrido en febrero. El proyecto se trataría la próxima semana, en una sesión ordinaria, pero estas diferencia podrían salir nuevamente a la luz.

No solamente la ausencia del Frente Renovador de Sergio Massa explica el fracaso de la sesión especial por la "ley anti-despidos". En el Frente para la Victoria, además, faltó afinar más el lápiz.