LEY ANTIDEPIDOS

Gioja: "Si aprobamos la ley, pediremos audiencia a Macri para evitar el veto"

El vicepresidente de la Cámara de Diputados, José Luis Gioja, afirmó anoche que "si la Cámara de Diputados aprueba la ley antidespidos tal cual viene remitida del Senado, le pediremos audiencia al Presidente Macri para dialogar para evitar que la vete, como tiene pensado", y le reclamó: "el diálogo sirve y es constructivo cuando se habla con los que piensan distinto, no sólo con los amigos". La sesión especial pedida por la oposición quedó convocada para hoy a las 11:45. Se necesitan 129 diputados para que haya quórum y mayoría simple para convertir en ley el proyecto.

El Vicepresidente de la Cámara de diputados, José Luis Gioja, fue enfático anoche al asegurar que "si la Cámara de Diputados aprueba la Ley tal cual viene remitida del Senado, le pediremos audiencia al Presidente Macri para dialogar para evitar que la vete, como tiene pensado".

El diputado sanjuanino fue más allá y reclamó que "el diálogo sirve y es constructivo cuando se habla con los que piensan distinto, no sólo con los amigos".

En cuanto al Proyecto de Ley que trata diputados, Gioja fue terminante, "la Ley no le pone ningún cepo a nada porque no tiene efectos retroactivos, si una empresa o comercio quiere contratar un trabajador podrá hacerlo con la normativa vigente, esta Ley protege al que actualmente está empleado de posibles suspensiones o despidos".

En un programa de televisión, Gioja además le reclamó a Macri que "deje de estar en campaña, la campaña terminó y ganaron las elecciones, ahora tienen que gobernar, que para eso los ha elegido la gente".

Por otro lado, defendió a la ex presidenta Cristina Fernández, quien en su momento había rechazado un ley antidespidos, porque "era otro contexto".

Terminados los debates de comisión, el tiempo de las definiciones empieza a acercarse, y hoy el Frente para la Victoria, el Bloque Justicialista de Diego Bossio, el socialismo y la izquierda bajarán a la Cámara de Diputados a las 11:45 para intentar dar inicio a la sesión especial convocada para discutir el proyecto antidespidos.

Sergio Massa ya avisó que no ayudará al resto de la oposición a reunir el quórum de 129 legisladores para iniciar el debate. Sólo está a dispuesto a hacerlo si acuerdan tomar los cambios que su partido propone sobre el texto enviado por el Senado. Por estas horas, esa posibilidad parecía más que difícil: ni el oficialismo ni el kirchnerismo estaban dispuestos a aceptar su pedido.

Además, el líder del Frente Renovador no logró convencer a todos los integrantes de su interbloque de que no bajen a la sesión especial. Al terminar la reunión del plenario de comisiones de Legislación del Trabajo y de Presupuesto y Hacienda, los diputados Jorge Taboada y Héctor Daer optaron por no respaldar el dictamen de su propio partido. Los dos prefirieron acompañar al resto del peronismo con el proyecto que propone aprobar sin cambios el texto votado por el Senado. En un principio, Daer informó que Facundo Moyano los acompañaría en la firma, pero a última hora el nombre del líder del sindicato de Peajes apareció en el dictamen massista.

La postura de los dos legisladores de extracción gremial fue un adelanto de lo que sucederá este jueves: al menos seis integrantes del interbloque massista Unidos por una Nueva Alternativa (UNA) tienen intención de bajar al recinto a colaborar con el quórum. Sus compañeros trabajarán en las próximas horas para intentar hacerlos cambiar de opinión, aunque por el momento parecía difícil que fuesen a lograrlo.

Con esos seis massistas, la oposición queda más cerca del número para debatir el proyecto. Según los números que manejaban en distintos despachos, el kirchnerismo aportará 79 legisladores propios más tres aliados (Oscar Martínez, Carlos Heller y Juan Manuel Pereyra) y el Bloque Justicialista otros 17. A ellos se les sumarán ocho socialistas y afines, cuatro trotskistas y los monobloquistas Omar Plaini, Alcira Argumedo, Ramón Bernabey y Claudio Poggi.

Hasta ahí son 115 presencias que la oposición daba por seguras. A media tarde de ayer, también se ilusionaban con sumar a los seis massistas de extracción sindical, seis diputados del Frente Cívico por Santiago y tres de Compromiso Federal.

De cumplirse el cálculo, la oposición lograría juntar 130 diputados. Apenas una más de las necesarias para iniciar la sesión. Incluso especulaban con la posibilidad de incorporar a tres del Movimiento Popular Neuquino, 2 de Chubut Somos Todos o algún que otro monobloque más.

En la vereda de enfrente, funcionarios de Casa Rosada ya empezaron las gestiones para intentar limar el número opositor. 

Pero el número final no se sabrá hasta que toque la campana y la sesión comience. Una vez sorteado el desafío del quórum, a la oposición le alcanzará con mayoría simple para convertir en ley el proyecto antidespidos: según indica el reglamento, deberá lograr la mitad + 1 de los votos de los presentes para que la iniciativa sea promulgada.