POLÉMICA QUE FORTALECE UN FUTURO BLANQUEO

"Allanando en Avenida Libertador encontrarían más de US$ 1.000 millones"

Cuando ladrones colombianos de tránsito hacia Asia, descubrieron que en la Argentina había mucha gente que tenía su dinero en su casa, casi siempre no declarado a las autoridades impositivas, convirtieron a Ciudad de Buenos Aires en su área de operaciones. El tema ha sido investigado y contado en un libro de Nahuel Gallotta: "La Conexión Bogotá" (Ediciones del Empedrado). El tema regresa por la denuncia del financista allanado Guillermo Greppi.

La Administración Macri trabaja desde hace semanas en un blanqueo de capitales, que debería tener más éxito que los varios blanqueos de capitales que ensayaron los Kirchner.

El tema tiene un valor agregado en las declaraciones del allanado financista Guillermo Greppi a Radio La Plata.

Greppi, a quien en un allanamiento judicial en su domicilio le decomisaron US$ 1,6 millón y $ 2 millones, dijo que "no tengo ninguna relación con (Carlos) Zannini y quiero que quede claro”.

Luego, él ironizó que "si allanan todos los edificios de la Avenida del Libertador, desde la General Paz hasta Retiro, van a encontrar más de US$ 1.000 millones".

Greppi no incluyó en su estimación a los countries ubicados en el Gran Buenos Aires sino que se enfocó en Ciudad de Buenos Aires. Tampoco ubicó a los residentes sobre Avenida Figueroa Alcorta, paralela a Avenida del Libertador, ni tampoco a barrios de altísimo poder adquisitivo como el llamado 'Parque'. Es decir que fue una alusión general al dinero en los colchones argentinos, obviamente que no declarado.

Así él quiso afirmar que su tenencia de efectivo no sería una cuestión única (mal de muchos, consuelo de tontos, podría decirse). Probablemente sea verdadera la afirmación de Greppi (ahí vale citar al libro "La Conexión Bogotá"), pero también es cierto que su caso es muy curioso por es una abultada cantidad de dinero 'in house'.

En sus declaraciones a Radio La Plata, el muy cuestionado Greppi (en su momento se dijo que un allanamiento ordenado por el juez federal Norberto Oyarbide fue frenado por éste a pedido de un colaborador de Carlos Zannini, quien por entonces era el secretario Legal y Técnico de Presidencia de la Nación) se quejó que "este es el 4to. allanamiento en el marco de una nueva causa que inició un NN, por lo que les pido por favor a todos los juzgados de la Nación que investiguen antes”, y denunció que "el trasfondo de esto es que yo me salga del negocio" (se supone que de las mesas de dinero, descuento de cheques, etc.).

"Tengo idea de por dónde puede venir, pero no sé quién específicamente, sino saldría a denunciar automáticamente”, manifestó Greppi, quien acotó que "no se cómo sigue esto a causa del secreto de sumario, por lo que espero poder ver al juez y recuperar la plata".