SOSPECHAS DE CORRUPCIÓN

Ritondo renovó la cúpula de la polémica Policía Bonaerense

En medio de las sospechas de corrupción en la Policía Bonaerense -actualmente hay en curso una causa por el hallazgo de 36 sobres con más de $153 mil en la sede policial de la Departamental La Plata- el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, presentó a la nueva cúpula de la fuerza. La actual plana mayor tiene 24 comisarios generales, contra 42 que había en la gestión anterior, y otra novedad es que hay dos jefas mujeres, una a cargo de Policía Científica y la otra, de Violencia de Género.

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, presentó a la nueva cúpula de la Policía Bonaerense, una fuerza sobre la que pesan graves sospechas de corrupción.  Se trata de 24 comisarios generales que tendrán la tarea de dirigir y coordinar la fuerza policial más numerosa del país, que cuenta con más de 90.000 hombres.

Como novedad, dos mujeres, las comisarios generales Mabel Rojas y Liliana Alejandra Franco, integrarán la nueva cúpula y estarán a cargo de las superintendencias de Violencia de Género y Policía Científica, respectivamente.

En diciembre pasado, no bien asumió como ministro, Ritondo desplazó de la conducción a Hugo Matzkin, y nombró como número uno al comisario general Juan Pablo Bressi, de 49 años. Bressi había estado al frente del área de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas. A partir de entonces comenzaron los cambios en las jefaturas. Impulsados por un ambicioso plan de reforma policial que requerirá, a lo largo de los cuatro años de gestión, una inversión de 6000 millones de pesos, se irá reduciendo la jefatura y se eliminarán alguna áreas.

La coordinación de Operativo de Seguridad quedó a cargo de Rubén Perroni; la superintendencia de Seguridad Región AMBA Norte será coordinada por Julio Errasquin Coradazzi; la Superintendencia de Seguridad Región AMBA Oeste estará a cargo de Leonardo Montozzi, y la Superintendencia de Seguridad Región AMBA Sur quedará bajo las órdenes de Alejandro Moreno.

"En ustedes depositamos mucha esperanza; sean protagonistas de este cambio que empezó hace meses. Siempre dije que no vamos a ser ni duros ni blandos, sino firmes, y en esa firmeza está depositada la vida de todos los habitantes de la provincia de Buenos Aires", dijo el ministro Ritondo en un acto celebrado en la escuela Juan Vucetich.

Otros cambios incluyen la Supe-rintendencia de Seguridad Región Capital, a cargo de Fernando Grasso; la Superintendencia de Seguridad Región Interior Centro, bajo las órdenes de Alberto Domski; la Superintendencia de Seguridad Región Interior Sur, a cargo de Eduardo Quintela, y la Superintendencia de Seguridad Región Interior Norte, que será coordinada por Walter Rubén Iguiñez.

Además, la Superintendencia de Seguridad Región Atlántica quedó bajo el mando de Darío Torres; la renombrada e importante Superintendencia de Investigaciones estará a cargo de Jorge Pissaco; la Superintendencia de Políticas de Género estará comandada por Mabel Rojas, y la Superintendencia de Planeamiento y Operaciones Policiales, por Sergio Moreno.

En tanto, la Superintendencia de Policía de Seguridad Vial (cuyo jefe fue separado tras la triple fuga de General Alvear) estará a cargo de Alfredo Sebber Molinari; la Superintendencia de Seguridad Siniestral, de Marcelo Seal, y la Superintendencia de Seguridad Rural, de José Luis Quarleri.

Por último, la Superintendencia de Policía Científica estará comandada por Liliana Alejandra Sivak; la Superintendencia de Investigación del Tráfico de Drogas Ilícitas y el Crimen Organizado, por Claudio Fuentes; la Superintendencia de Comunicaciones, por Rubén Cappelletti; la Superintendencia de inteligencia Criminal, por Héctor Puente; la Superintendencia de Institutos de Formación Policial, por Jorge Figini y la Secretaría General de la Policía, por Eduardo Pérez Rejón.

Recordemos que actualmente se encuentra en curso una investigación que apunta a la parte más delicada de esta fuerza de seguridad: Por la causa del hallazgo de los 36 sobres en la sede de la Jefatura Departamental, el fiscal platense Marcelo Martini imputó y pidió la detención del ex titular de la Jefatura Departamental La Plata, Darío Camerini; el ex segundo jefe, Rodolfo Carballo; su secretario, Walter Skramowskyj; el jefe de operaciones, Ariel Huck, y la oficial administrativa María de los Ángeles Ramírez.

Todo parece indicar que ese dinero secuestrado el 1º de abril pasado proviene de las coimas a narcotraficantes, de la prostitución,  de las actividades relacionadas con el juego clandestino, desarmaderos ilegales,  boliches sin autorización y hasta de servicios de seguridad “truchos” en supermercados chinos y en centros comerciales, y desde el Ministerio de Seguridad solo desafectaron a cinco uniformados cuando claramente hay muchos más involucrados: entre ellos los 36 “recaudadores” de las seccionales de La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena y San Vicente, y aún más grave, el superintendente de la región, Fernando Grasso, un hombre de fuertes vínculos con el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, y quien es imposible que desconociera los ilícitos (ver notas relacionadas).

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario