LEBACS EN 38%

La apuesta de bajar la inflación con tasa de interés, requiere un programa de metas

"La tasa de interés marca cuán dura es la política monetaria. Si la inflación no cede, o está por encima del objetivo, se decide poner la tasa de interés más alta. Esto contrae la cantidad de dinero en la economía, lo cual desacelera los precios y modera las expectativas de inflación. Cuando la tasa de inflación desciende o se ubica por debajo de los objetivos, el Banco Central reduce la tasa de interés de referencia", dijo el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger. Surge la pregunta para el debate: ¿acaso la tasa de interés es la única herramienta para bajar la tasa de variación de precios? Pero si la apuesta es básicamente por tasa de interés, supone un programa monetario por detrás. En este caso, ¿no habría que explicitarlo y que todos conozcan la programación monetaria? Sturzenegger sigue improvisando y ya lleva tiempo suficiente para enviar señales consistentes y no sólo trabajar con el diario de ayer.

El Banco Central mantuvo en el recesivo nivel del 38% las tasas que paga en la licitación de Lebac y, si bien admitió que existen síntomas de una desaceleración de la inflación, aún no permiten aplicar un recorte en las tasas.

En un comunicado, la entidad que preside Federico Sturzenegger aseguró que existen "signos incipientes" de un freno en la suba del costo de vida, pero consideró que "no tienen la claridad ni la persistencia que se requeriría para alterar el nivel actual de la tasa de interés de política monetaria".

"Por lo tanto, este martes (26/04), la autoridad monetaria volvió a mantener su tasa de corte de Lebac de 35 días en 38% y dejó inalterado su corredor de tasas de pases activos y pasivos a 1 y 7 días", señaló.

En ese contexto, preocupada por una economía que no repunta, la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) le solicitó al titular de la AFIP, Alberto Abad, medidas de flexibilización de los planes de pagos impositivos para los industriales, especialmente de las PyMEs, así como una extensión de los plazos y una reducción de la tasa de interés que se paga por ellos.

El diálogo de los industriales con Abad tuvo lugar durante un almuerzo en la sede de la UIA, el director ejecutivo, Diego Coatz, reiteró el pedido de reimplantación del ajuste de balances por inflación integral y la derogación del impuesto a la ganancia mínima presunta.

En un escenario crítico, en especial para las PyMEs, hay sindicalistas y políticos que insisten con presionarlas con la doble indemnización por despido: una protección ante las consecuencias del bajo nivel de actividad, que potencia la tasa de interés del Banco Centralcon su estrategia de mantener elevadas las tasas de las Lebac para frenar la escalada de precios, que según consultoras privadas superaría el 25% para el 1er. semestre.

En su informe, precisó que "durante la última semana se conoció la inflación oficial de marzo de San Luis, que se ubicó en 3% mensual, nivel levemente superior al de febrero pero claramente inferior al de enero y diciembre".

"Aunque se espera que la inflación de abril de la Ciudad de Buenos Aires sea elevada por la incidencia de los precios de los servicios públicos, diversas fuentes oficiales y privadas que el Banco Central sigue semanalmente continúan dando indicios de una desaceleración en la inflación subyacente este mes", destacó.

El manual sostiene que para bajar la tasa de variación de precios se precisa:

1. Cuentas públicas disciplinadas.

2. Política monetaria restrictiva.

3. Políticas para atraer inversiones (esto incluye la cuestión tributaria).

4. Abrir el comercio exterior.

Es muy probable que, en un inicio, la aplicación conjunta de estas medidas conlleve a una desaceleración de la actividad económica pero no sería posible saltear esta etapa en el camino hacia una inflación razonable.

El problema hasta ahora es que todo se concentra en una política monetaria restrictiva cuyo horizonte se desconoce porque no hay programa monetario, y sólo se construye sobre la idea que el BCRA se encuentra haciendo lo correcto, cualquiera sea su decisión, cuando esta propia conducción del BCRA ha sufrido algunos errores considerables, en especial en su estrategia cambiaria.

El BCRA informó que "el efecto monetario de la licitación de Lebac fue expansivo en $3.714 millones, lo que fue parcialmente compensado por un efecto contractivo de operaciones en el mercado secundario durante la última semana de $2.315 millones, con un efecto neto expansivo de $1.399 millones".

En el segmento en pesos de las Lebac, las propuestas alcanzaron un nivel de $58.582 millones, adjudicándose $54.494 millones, lo que implica la renovación parcial del vencimiento que era de $55.543 millones.

Las tasas de corte se ubicaron en 38%, 35,91%, 34%, 31,75%, 31,24%, 31,24% y 31,5% para los plazos de 35, 63, 98, 119, 147, 203 y 252 días, respectivamente.

Luis Varela en SaberInvertir.com.ar/ reflexionó:

"(...) en los primeros seis meses efectivos de Macri la Argentina tendrá una inflación del 29%, cuando Macri y su equipo habían predicho 25% para todo el año. Y el tema no termina allí: ahora vienen las paritarias que seguirán indexando el incendio. La UOCRA cerró con un ajuste del 22% semestral, los aceiteros lograron el 38% anual y ya hay gremios que piden 45% anual.

Pagar las cuentas es imposible. Hay mucho descontento. Las ayudas y la soga oficial llegan rápido para los generadores de riqueza, pero los pobres y desprotegidos están a la cola. Los remedios aumentaron 70% en pocos minutos y los jubilados están recibiendo un aumento equivalente a dos pizzas.

Frente a todo esto, mientras la oposición empieza a desplazar su estrategia para intentar seducir al electorado, ya viene la primera prueba electoral para el Modelo Macri: el 12 de junio próximo, dentro de apenas siete semanas, la cordobesa Río Cuarto, segunda ciudad de Córdoba, elegirá al sucesor del intendente radical Juan Jure, las fuerzas están polarizadas entre Cambiemos y el peronismo, que encolumna a schiarettistas, kirchneristas y massistas.

O sea, a partir de ahora, además del desempleo, cada decisión de Macri deberá enfrentar los números del INDEC nuevo, que irá mostrando el cálculo de inflación (¿será certero?) y el recuento de votos. Y también vendrán otros sobrepesos: desde el Banco Central Federico Sturzenegger tuvo que sacar la montaña de pesos que dejó Cristina pagando tasas de interés escalofriantes, del 38% anual, en las Lebac.

Así como Vanoli intentó aplacar la realidad económica vendiendo a futuro dólares que no tenía, generándole al país una pérdida tremenda, equivalente a 150 hospitales de alta complejidad, ahora Sturzenegger ya lleva tomados en las Lebac casi 480.000 millones de pesos, que pagan tasas de entre 32 y 38% anual: eso es emisión futura, que estallará en el mercado dentro de poco, es dinero que de un momento a otro decidirá qué camino tomar, es otra bomba de tiempo en marcha, tal como sucedió con Vanoli. (...)".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario