CORTE SUPREMA

Cristina sugirió a sus senadores frenar los jueces de Macri y volvió al Sur

La expresidenta ser reunió ayer (21/4) con una parte de los integrantes del bloque de senadores del Frente para la Victoria. No estuvo Miguel Ángel Pichetto, jefe de la bancada, en esa reunión. Con los legisladores que aún le son fieles, poco más de una veintena, Cristina cuestionó la designación de Horacio Rosatti y de Carlos Rosenkrantz, propuestos por Mauricio Macri para integrar la Corte Suprema y pidió votar en contra de sus pliegos. La exmandataria dio señales de apertura al diálogo con todos los senadores, incluso estuvieron presentes aquellos que votaron a favor del acuerdo con los holdouts.

Cristina Fernández volvió a Santa Cruz esta mañana (22/4) en un vuelo clase turista de Aerolíneas Argentinas después de 10 días agitados donde volvió a la escena política primero con el acto montado en tribunales tras su declaración ante el juez Claudio Bonadio, pasando por otras actividades y reuniones, que culminaron anoche (22/4) con un encuentro con los senadores nacionales del Frente para la Victoria que aún le responden y no tanto, ya que hubo algunos que votaron a favor del acuerdo con los holdouts. Pero Cristina quiso mostrarse abierta a escuchar a todos en esta instancia de su regreso político, donde intenta reagrupar a sus fuerzas.

Ante unos 22 senadores, Cristina cuestionó la designación de Horacio Rosatti y de Carlos Rosenkrantz, propuestos por Mauricio Macri para completar la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El presidente necesita de los dos tercios de los votos del Senado para nombrar a sus postulantes y Cristina puede frenar esas designaciones si logra aunar criterios en su bancada, aunque todavía varios responden al jefe del bloque, Miguel Ángel Pichetto.

Los legisladores que estuvieron durante más de tres horas junto a la exmandataria en el edificio donde funciona el Instituto Patria, en la calle Rodríguez Peña 80, a pocas cuadras del palacio legislativo, contaron que si bien Cristina no pidió votar en contra, dejó en claro cuál era su voluntad.

El misionero Juan Irrazábal, a la salida del encuentro, reveló que Fernández "dio su opinión negativa" por la "forma en que fueron designados originalmente" Rosatti y Rosenkrantz a través de dos decretos de necesidad y urgencia firmados por Macri antes de enviar los pliegos al Senado

No obstante, el senador aseguró que la ex mandataria "aclaró que no quiere influir en la decisión de los integrantes del bloque que deberán debatirlo puertas adentro".

En el mismo sentido se expresó la mendocina Anabel Fernández Sagasti, quien contó que Cristina habló del "pecado de origen" con el que "fueron concebidos los dos candidatos propuestos por el gobierno" a la Corte.

Sin embargo, tanto Fernández Sagasti como Irrazábal refirieron la opinión de la expresidenta a favor de una ampliación del número de integrantes de la Corte, incorporando mujeres y legistas de todas las regiones del país, en consonancia con el proyecto de ley presentado por el peronista puntano Adolfo Rodríguez Saá, que no pertenece a ese espacio.

La convocatoria a los legisladores de la Cámara alta fue hecha durante los últimos dos días a todo el bloque del FPV y a los senadores del bloque Partido Justicialista de La Pampa, Norma Durango y Daniel Lovera, que no asistieron, consignó la agencia estatal Télam.

Tampoco estuvieron presentes el presidente de la bancada, Miguel Angel Pichetto, el salteño Rodolfo Urtubey, el catamarqueño Dalmacio Mera, el jujeño Walter Barrionuevo, el santafesino Omar Perotti, los fueguinos Julio Catalán Magni y Horacio Ojeda ni los tucumanos Jorge Alperovich y Beatriz Mirkin.

Además, faltaron los santiagueños Horacio Zamora, Gerardo Montenegro y Ada Iturrez de Capellini y el misionero Salvador Cabral.

En suma, Cristina reunió a más de la mitad del bloque del FpV. Pero los que fueron tampoco lo hicieron en total acuerdo. Juan Manuel Abal Medina se fue sin hacer declaraciones a la prensa y la sanjuanina Marina Riofrío habría tenido un fuerte cruce con Cristina.

La expresidentes instó a los legisladores a "definir una estrategia parlamentaria" que apunten contra las políticas económicas del machismo y puso como ejemplo la unificación de los proyectos de ley para frenar los despidos, que ya tuvieron dictamen en Diputados y que incluso tuvieron acompañamiento de otras fuerzas políticas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario