¿FUNCIONA CAMBIEMOS EN ENTRE RÍOS?

“En 2019, la UCR tendrá candidato a gobernador propio y competiremos con el Pro”

El senador provincial Raymundo Kisser, presidente del bloque de Cambiemos, expuso que la alianza está consolidada y existe buen diálogo. No obstante ello volvió a reclamar por la composición de una mesa política entre ambas fuerza para establecer criterios comunes de acción. Mostró su malestar por la manera en que se manejó la ayuda a los inundados.

PARANÁ. “Voy a trabajar para que la UCR vuelva a tener un candidato a gobernador en 2019 y después se verá si se puede concretar; es una aspiración; seguramente se compita con el PRO y Frigerio”, anunció el presidente del bloque de senadores provinciales de Cambiemos, Raymundo Kisser, en declaraciones realizadas este jueves 21/04 en El Portal de Ricardo David. La novedad se da a pocos días que el Pro de Entre Ríos anunciara que la intervención continuará durante algunos meses, pero que al frente de la misma estará el diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo Sorgente, que reemplazará al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que desempeñaba ese cargo hasta ahora.

Kisser se refirió también a la relación que existe entre las fuerzas que integran el frente: “Cambiemos no está funcionando orgánicamente en la provincia y por eso en el último congreso partidario reclamé la conformación de una mesa política, ya que entiendo que es una herramienta que tiene que funcionar. Los legisladores e intendentes tenemos que tener un organismo partidario para unificar discursos o el accionar político”; y agregó: “Cambiemos no es un partido, es una alianza. Estamos actuando, haciendo algún esfuerzo adicional para hablar entre nosotros y poder tener un criterio uniforme o similar en el manejo de las dos cámaras. Hoy por hoy, Cambiemos funciona legislativamente, orgánicamente, como una alianza que está consolidada, en la que no hay fisuras entre nosotros y el diálogo es permanente”.

El legislador agregó: “Tengo un bloque en el que 2 son del PRO, 2 del peronismo y 4 somos radicales. No hay fisuras, pensamos de la misma manera, resolvemos las cosas por unanimidad y no hay mezquindad política; creo que en Cambiemos no debería haber mezquindad, nos estamos manejando bien. En alguna medida parece que el PRO deja de lado a la UCR, puede ser, quizás se debe a la falta de experiencia y de cintura política de algún dirigente da esa expresión; yo también lo noto, pero trato de disimularlo”.

El dirigente radical sostuvo además que “el PRO no tiene la experiencia o trayectoria como tiene la UCR, por eso uno entiende estas cosas y hace un esfuerzo adicional para no generar problemas. Seguramente, el PRO no estaría sin la UCR, creo que se dio un buen complemento, en el que también hubo otros sectores, como el peronismo informal, que también apoyó esta alianza; hay vocación de cambio, una madurez política que hay que rescatar”.

Sobre el futuro de la alianza Kisser señaló: “Voy a trabajar para que la UCR vuelva a tener un candidato a gobernador en el 2019 y después se verá si se puede concretar o no; es una aspiración. Espero y aspiro que la UCR pueda postular un candidato radical para la gobernación. Seguramente se compita con el Pro y con Frigerio, aunque quizás aparece otro sector. Cambiemos tiene que estar abierto, debe aglutinar fuerzas que persigan los mismos objetivos”. Cuando se lo consultó acerca de si él tiene alguna aspiración en ese sentido, contesto “Uno tiene aspiraciones políticas, no se hace política sin aspiraciones. Yo no descarto nada, ninguna candidatura; después de algunos gobernadores que tuvimos, cualquiera se puede anotar, pero por el momento no está en mis planes trabajar por una gobernación”.

Respecto a las inundaciones y a las distintas situaciones que se suscitaron por el envío de ayuda desde el gobierno nacional, el dirigente no ocultó su malestar: “Me siento molesto. Desde Buenos Aires no se conoce la realidad y tal vez no se nos consulta a quienes estamos ejerciendo una función y tenemos el orgullo de presidir un bloque de senadores, como es mi caso. Llegó una ayuda importante con remito que decía Santa Elena, pero la municipalidad decidió no participar de esa ayuda para la gente de Quebracho, que está a 15 kilómetros y está realmente necesitada. En Santa Elena no hay inundados, pero en Quebracho sí. Hay 350 personas inundadas que necesitan ayuda, están bajo el agua”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario