EL HOMBRE CAMALEÓN DEL CONURBANO

Insaurralde se acuesta con Cirio pero baila con todas...

El retorno de Cristina Fernández al escenario político dejó a la vista la capacidad del hombre de Lomas de Zamora para transformarse. ¿Cuántas caras tiene Martín Insaurralde? El camaléon del conurbano, surgido del duhaldismo, ya fue kirchnerista, trazó la línea naranja de Daniel Scioli, coqueteó con Sergio Massa, colaboró con María Eugenia Vidal del PRO, y saltó sin escalas de regreso al kirchnerismo cuando se presentó, con su habitual sonrisa, en el rebaño de intendentes que respondieron a la convocatoria de Cristina. Eso sí, dice que se acuesta sólo con la Cirio...

Con la reaparición de Cristina Fernández, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde mostró otra de sus tantas caras.

El hombre camaleón del conurbano ya fue massista, sciolista, colaboracionista del PRO en el arranque de la gestión María Eugenia Vidal, y en la semana del retorno de Cristina al escenario político, se presentó con otros dirigentes en el Instituto Patria, el nuevo búnker kirchnerista, como si nada hubiera pasado en los últimos años.

Como remarca el sitio 'Letra P', el "ex diputado nacional demostró su sorprendente capacidad de transformarse según corren los tiempos en el peronismo".

La primera que lo lanzó al "estrellato" fue Cristina cuando lo puso en el primer lugar de la lista de candidatos a diputados nacionales del kirchnerismo en 2013. Sin embargo, este hombre surgido del riñón duhaldista, llegó al sillón principal del populoso municipio del sur del GBA luego de la renuncia de su padrino político Jorge Rossi, ex presidente de Loterías y Casinos provincial de estrechísimos vínculos con los zares del juego, con los cuales Insaurralde sigue manteniendo una sintonía fina.

En 2011 ratificó el cargo de intendente y así encaminó el rumbo a las elecciones de medio término que marcaron el principio del final kirchnerista.

Tras las PASO, se pegó a Daniel Scioli cuando los votos de agosto se habían ido para Sergio Massa y su Frente Renovador: una elocuente línea naranja atravesó los spots de MI y se animó a reflotar temas de agenda que fueron efectivos en la campaña de Massa, como la baja en la edad de punibilidad. Desde ese momento, los cortocircuitos con el cristinismo anticipaban la inevitable ruptura.

La victoria del FR en esos comicios de 2013 promovió más bronca entre los que habían manifestado descontento contra Insaurralde en plena campaña. Inició el despegue del oficialismo en desgracia no bien asumió como diputado.

Los coqueteos con el massismo lo sacaron del Congreso, de donde salió eyectado de regreso a su despacho de intendente.

Esa ambigua posición con respecto al tigrense mereció varias críticas, como la de Carlos Kunkel, cuando se lo nombraba como posible candidato a sucesor de Scioli en Buenos Aires. "Un país o una provincia no se gobierna andando por ahí con bataclanas", dijo el diputado ultra K en referencia a la esposa del jefe comunal, la vedette Jesica Cirio.

Ya con Vidal sentada en la Casa de Gobierno de La Plata, se puso al frente de un grupo de intendentes que hizo fuerte lobby a favor de la aprobación del proyecto de Presupuesto 2016 elaborado por el Ejecutivo PRO, trabado en la Cámara de Diputados por la negativa del ala kirchnerista del bloque a autorizar el endeudamiento récord que pedía la mandataria.

Tan intenso fue el vínculo que forjó durante tres meses, que realizó, en su residencia de Lomas de Zamora, una cena de camaradería con la gobernadora, el ministro de Gobierno y armador político de Vidal, Federico Salvai, y algunos intendentes. En la sobremesa, celebraron el histórico endeudamiento de la provincia.

El último acto de metamorfosis fue después del cristinazo multitudinario de Comodoro Py: Insaurralde regreso, sin escalas, al kirchnerismo cuando se presentó, con su habitual sonrisa, en el rebaño de intendentes que respondieron a la convocatoria de CFK.

En el Instituto Patria, el coqueto edificio que acondicionó La Cámpora como comando de operaciones de "la jefa", lució su rostro más kirchnerista.

Mientras, matiza su metamorfosis con apariciones en revistas de la farándula y en las redes sociales. Allí, su esposa, la vedette Jésica Cirio, compartió esta semana una foto super hot con su marido en la cama, donde Insaurralde sólo se acuesta con ella...

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario