PRIMARIAS PRESIDENCIALES EN USA

De Nueva York salió fortalecido un inminente Trump vs. Hillary

2 minutos ha necesitado el diario USA Today para proclamar al promotor inmobiliario y estrella de 'reality shows' Donald Trump vencedor de las primarias del estado de Nueva York. El The Wall Street Journal, 4 minutos. Y el The New York Times, 6 minutos. Así de aplastante ha sido la victoria del candidato republicano en el estado en el que nació y en el que ha desarrollado toda su actividad profesional como constructor, promotor inmobiliario, gestor de casinos y protagonista del 'reality show' El Aprendiz. En tanto, y luego de 7 triunfos consecutivos de Bernie Sanders, Hillary Clinton le ganó con comodidad la disputa por 291 delegados en Nueva York, y sus seguidores celebraban los buenos datos transmitidos por la CNN poco antes de las 22:00 (hora local) en el 2do. piso del Sheraton Hotel Manhattan, donde ella les hablaría.

Hillary Clinton por los demócratas y Donald Trump por los republicanos: parece casi inevitable esta puja presidencial venidera en USA. El resultado electoral en el estado de Nueva York acaba de reconfirmarlo.

El republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton se impusieron en las primarias presidenciales de Nueva York, reafirmando sus posibilidades de convertirse en los candidatos de sus partidos para la Casa Blanca.

El magante Trump obtenía 62,8% de los votos contra 23% del gobernador de Ohio, John Kasich, y 10,2% del senador ultraconservador de Texas, Ted Cruz, escrutados el 26% de los sufragios, según los canales CNN, Fox News y MSNBC.

La exsecretaria de Estado Clinton obtenía 60,5% de los votos contra 39,5% de su rival Bernie Sanders, senador de Vermont (noreste), escrutados el 44% de los sufragios, según las mismas fuentes.

El estado de Nueva York es el que más delegados atribuye a la convención nacional después de California (oeste), cuyas primarias tendrán lugar en junio. En la primaria demócrata había 291 delegados en juego, y 95 entre los republicanos.

Un total de 5,8 millones de electores demócratas y 2,7 millones de republicanos estaban inscritos para votar en estas primarias “cerradas”, en las que los independientes no podían participar si no se habían registrado con 6 meses de anticipación.

Parece muy improbable que Trump se alce con los 95 delegados que ofrece Nueva York (14 del estado más 81 de los distritos). Las proyecciones, sin embargo, le dan un arrollador triunfo, con entre 65 y 85 delegados.

¿Quién queda en 2do. lugar? Si fuese el gobernador de Ohio, John Kasich, es casi el final del senador por Texas, Ted Cruz, quien está tratando de presentarse como la alternativa a Trump aunque, a menos que se produzca un milagro, no tiene ninguna posibilidad estadística de ganar la nominación.

Trump obtuvo en su Nueva York natal el mayor éxito de ningún candidato en las primarias republicanas. Por ese motivo Kasich se fue a esperar los resultados en Annapolis, en el estado de Maryland, y Cruz a Philadelphia, en Pennsylvania, estados que realizan sus primarias el martes que viene. Y Cruz y Kasich también van a perder en ellas. De hecho, Trump inicia hoy una semana gloriosa que puede llevarle a ganar por goleada en seis estados. La victoria del empresario hoy - y las que se le presumen el martes 26/04.

Trump puede sumar ahora 840 delegados y le faltan sólo 400 para alcanzar aritméticamente la nominación, que requiere 1.237 delegados. Le basta con conseguir el 50% de los delegados en disputa para alcanzar el número mágico.

Cruz, por el contrario, tiene que logra más del 90% de todo lo que queda: imposible.

El presidente del Senado, Mitch McConnell, le declaró la guerra a Trump: "Soy crecientemente optimista acerca de que haya una 2da. votación en la Convención": esto ocurriría si ningún candidato lograra los 1.237 en la 1ra. votación.

A medida que ocurrieran más votaciones, más electores quedarían en libertad de acción. La vez anterior que sucedió algo semejante fue en 1976, entre Gerald Ford y Ronald Reagan. Y hubo piñas y todo.

En cuanto a Hillary Clinton, de 68 años y senadora de Nueva York entre 2001 y 2009, necesitaba dar un golpe de autoridad para encaminarse hacia la nominación demócrata.

Y se lo dio a Sanders, de 74 años y oriundo de Brooklyn (sudeste de Nueva York), pero afincado en Vermont, donde se dice “socialista democrático”.

Antes de las primarias de Nueva York, Clinton aventajaba a Sanders con 1.790 delegados contra 1.113. Se requieren 2.383 delegados para obtener la nominación en la convención demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre.

Sabiendo que perdía, Sanders decidió marcharse a buscar votos a Pennsylvania.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario

Últimas Noticias