FIESTA ELECTRÓNICA TRÁGICA

Disconformes con la AGC, diputados piden sesión especial por Time Warp

El titular de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), Matías Álvarez Dorrego, se presentó esta tarde (18/01) en la reunión de la Comisión de Desarrollo Económico de la Legislatura para brindar explicaciones respecto a las habilitaciones del Centro Costa Salguero durante Time Warp, el festival de música electrónica donde fallecieron 5 jóvenes intoxicados por ingerir drogas sintéticas y otros 5 se encuentran internados en grave estado. Sin embargo, la mayoría de los legisladores conincidió en que "las respuestas fueron insuficientes" y pidieron convocar a una sesión especial para interpelar a diversas áreas de gobierno, como la Dirección General de Concesiones.

Reunión de la Comisión de Desarrollo Económico de la Legislatura para brindar explicaciones respecto a las habilitaciones del Centro Costa Salguero durante Time Warp

El primero en tomar la palabra fue el presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, Gabriel Fuks (FPV), quien puntualizó como consigna general de la reunión "aclarar cual es la competencia del Estado en una fiesta privada como la de Time Warp".

Seguidamente, Francisco Quintana (PRO), aclaró "esto no tiene que ver con concesiones sino con control y habilitaciones, las funciones puntuales que le competen al funcionario".

Posteriormente, el titular de la AGC, Matías Álvarez Dorrego,  señaló que "hubo una inspección previa 48 hs antes del evento, y otra 4 hs antes del mismo, ambas con un resultado positivo. Se cumplieron todos los requerimientos de la normativa, con verificacion previa y durante el evento".

También aclaró que la AGC "realizó una inspección adecuada, y durante el evento hubo servicio médico, prefectura, cuerpo de bomberos. En cuanto a la seguridad privada, la empresa en cuestión asume la responsabilidad por sus vigiladores en cuanto al manejo de sustancias durante el evento".

Según el informe se detalla que durante el evento hubieron 2 ambulancias de alta complejidad, 5 médicos, 10 socorristas con equipamiento y 1 puesto de atención completo. También, 65 vigiladores, 80 baños quimicos, 1 autobomba, 8 bomberos, 1 oficial y 20 extintores portatiles.

El primer diputado en intervenir fue Marcelo Ramal (FIT),  quien pidió una "interpelación extendida al ministro de Justicia y Seguridad, Martin Ocampo y el Director Géneral de Concesiones, Emilio Eduardo Dojas, en sesión especial" y consultó "si la inspección ocular de las 3 am del día de la tragedia fue ocular o vía telefónica desde organizadores del evento y si los 150 lavabos según reglamento de la AGC estaban en funcionamiento, porque egún testigos no habia agua".

A continuación, Gustavo Vera (Bien Común) consultó "si el titular de la AGC tiene en cuenta declaraciones de jóvenes que denuncian situaciones similares en eventos de la empresa Dell Producciones, verdadero autor de la tragedia" y agregó que "segun la fiscal Paula Asaro, el predio no estaba habilitado para este tipo de eventos".

Adrián Camps (PSA) afirmó "si la inspeccion fue adecuada, ¿por qué se murieron estos 5 jóvenes?" y aclaró que Álvarez Dorrego "no planteó en su informe el tema drogas ilícitas, calor extremo y venta de agua, en forma adecuada".

En tanto, el presidente del bloque FPV, Carlos Tomada, señaló "otra vez los controles no alcanzaron. Como pasó con Behara, el gobierno parece no poder garantizar el regreso de nuestros jóvenes sanos y salvos a sus hogares" y se preguntó si "durante el evento hubo controles por parte de la Agencia".

En el mismo sentido, el legislador Roy Cortina preguntó "cuántos inspectores había durante el evento" y "si uno de sus inspectores vio que se vende droga en el lugar, ¿por qué no notificaron a prefectura o policía?".  Agregó "debería ser convocado hasta el Jefe de Gabinete para aclarar esto".

Graciela Ocaña (Confianza Pública) hizo hincapié en "el hacinamiento de las personas y el calor sofocante como un motivo importante para la muerte de los 5 jóvenes" y agregó "si la seguridad fue brindada por Prefectura o seguridad privada".

Ante las consultas, Álvarez Dorrego confirmó que "durante el evento, los inspectores presentes no acreditaron venta de drogas ilicitas". Algunos legisladores preguntaron cuantos y cuáles eran los nombres de dichos vigiladores, pero el titular de la AGC omitió la respuesta, prometiendo "responderla por escrito".

Además, Álvarez Dorrego constató que "en el permiso otorgado a Dell Producciones que no se cortó el suministro de agua, ni se constató ninguna otra irregularidad en los sanitarios" y mencionó la utilización de un dispenser (lo cual pareciera escaso para casi 10.000 personas). También aclaró que las inspecciones "fueron de caracter prescencial y ocular. Además, en la inspección de las 3 am del día de la tragedia se realizó un recuento de tickets para constatar los concurrentes al evento, que en todo momento funcionó el aire acondicionado".

La insuficiencia de las preguntas llevó al presidente del la Comisión de Desarrollo Económico, Gabriel Fuks (FPV), a sugerir para la reunión de mañana martes 19/04, elaborar un pedido de informes al Ejecutivo con todas las consultas pendientes, para que se trate en la sesión del próximo jueves 21/04.

Además, casi la totalidad de los legisladores solicitó una interpelación en sesión especial convocando a los funcionarios de la Agencia Gubernamental de Control, Matías Álvarez Dorrego; al director general de concesiones, Emilio Eduardo Dojas; y al ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo; y otros organismos para que respondan sobre la muerte de 5 jóvenes en el Centro Costa Salguero.

Cabe destacar que el fiscal federal Federico Delgado pidió la detención de Adrián Conci, presidente de la empresa Dell Producciones, organizadora de la fiesta que terminó en tragedia en Costa Salguero.

Según Delgado, en Costa Salguero existió "venta de drogas que tomó un cariz dramático pero real, en la medida que dentro de ese mercado que fue la Time Warp, se suscitaron diversas situaciones que agravaron el curso del evento, como ser, entre otras, baños colapsados, nula ventilación, ambiente sin ventanas y sin ventiladores, altísimas temperaturas, grandes colas de personas para acceder a la compra de botellas de agua (más de una hora de tiempo) las cuales se vendían a $40 pesos e incluso se llegaban a pagar $100 si en la caja no tenían cambio, robos de botellas de agua y avalanchas en el ingreso y en horario pico producto de la excesiva cantidad de gente que había -posible sobreventa de entradas".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario