DELIRANTE URRIBARRI

El “sueño entrerriano” costó más de 700 millones: investiga Servini de Cubría

La cifra surge de lo publicado en el Boletín Oficial solamente sobre las contrataciones que se realizaron bajo la modalidad de “vía de excepción”, es decir sin licitación, o por “partidas especiales” entre fines de 2013 y mediados de 2015 y en base a datos aportados por diversas fuentes sobre gastos “reservados”. La promoción del “sueño” se disimulaba fomentando la actividad turística provincial e incluía viajes de comparsas de los carnavales de Gualeguaychú y Concordia con todos los gastos pagos a distintos puntos del país, así como la financiación de espectáculos musicales. La Cumbre del Mercosur que se realizó en Paraná a fines de 2014 también se utilizó como pantalla. La jueza federal María Servini de Cubría también investigará al ex mandatario por los gastos de esa campaña.

PARANÁ. Cuando en el año 2013 comenzó a hablarse de una posible precandidatura presidencial del entonces gobernador Sergio Urribarri, no fueron pocos los que lo tomaron para una broma. Sin embargo con el correr de los días la idea fue tomando cuerpo y a mediados de 2013 la provincia quedó empapelada con unos afiches a todo color que anunciaban que “El gran sueño entrerriano” había comenzado. La foto de un renovado Urribarri estaba acompañada por una figura multicolor que tenía la apariencia de un barco en el que se encontraban representadas las principales actividades de la provincia. “Elegir seguir haciendo” era la otra frase del afiche.

Fue el inicio de una zaga de despropósitos inverosímiles que, según una exhaustiva investigación a la que Urgente24 tuvo acceso en exclusivo, terminó costándoles algo más de $700 millones a todos los entrerrianos. Claro que la cifra podría crecer si se consideraran erogaciones que figuran como gastos corrientes, tales como combustibles, reparaciones de vehículos afectados a todo el movimiento que ocasionó la campaña y viajes en aviones o helicópteros realizados por el gobernador a distintos puntos del país.

Quienes llevan adelante la investigación, confiaron que la misma formará parte de una denuncia que se hará en los próximos días contra el ex gobernador Urribarri y contra el ex ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, a quien señalan como el ideólogo de la campaña. Casualmente este viernes 15/04 se conoció en Entre Ríos que la Jueza Federal, María Servini de Cubría, tiene en su despacho una investigación para conocer como se financió la campaña del “sueño entrerriano”, que forma parte de una denuncia realizada por el Partido Socialista en el año 2014 por las “campañas anticipadas”.

Quienes se encuentran investigando en Entre Ríos pudieron determinar que teniendo en cuenta lo publicado en el Boletín Oficial mediante decretos que autorizaban contratar publicidad y otras actividades bajo el método de “vías de excepción”, es decir sin licitación previa, el ministerio de Comunicación y Cultura a cargo de Báez, autorizó pagos por más de $250 millones sólo para contratar diversos espacios publicitarios en medios provinciales y nacionales y cartelería en distintos puntos del país para promocionar la figura del ex gobernador. Bajo el régimen normal, es decir con licitaciones se contrató con el mismo fin poco más de $130 millones, con la particularidad que en varios casos esas licitaciones tuvieron un alto grado de sospecha, como el caso de lo sucedido con la empresa del hijo del ex ministro de planificación, Julio De Vido que terminó en un escándalo.

Los investigadores pudieron determinar que la campaña del “sueño entrerriano” fue promocionada al mismo tiempo disimulando que se auspiciaba el turismo provincial. Por eso el Ministerio de Turismo en ese lapso organizó viajes en los que contrataba a las comparsas más importantes de los Carnavales de Gualeguaychú y Concordia que viajaban a otras provincias con todos los gastos pagos. Hay que tener en cuenta que movilizar a esas comparsas significa trasladar a una gran cantidad de personas que se ocupan de todo lo relacionado al funcionamiento de las mismas.

El tristemente famoso “parador” instalado en las playas de Mar del Plata en el verano de 2015 formó parte de una supuesta campaña para favorecer el turismo provincial que escondía el verdadero motivo. La sola instalación del “parador” tuvo un costo de $28 millones, mientras que se estima en algo más de $50 millones el costo de haberlo mantenido durante un mes en “la Felíz”. Aunque allí figurarían otros “gastos reservados” que acercarían la cifra final a casi $100 millones.

La 47° Cumbre del Mercosur que se realizó en Paraná a fines de 2014 fue también utilizada como pantalla para promocionar el “sueño entrerriano”. Allí los gastos que sirvieron a ese fin y que se adjudicaron como parte de la organización de ese evento serían superiores a los $ 50 millones.

Pero la zaga no termina allí. Según la pesquisa las carreras automovilísticas realizadas durante 2014 y 2015 habrían ocasionado que se “distrajeran” unos $35 millones en promocionar “el sueño”, pero si se agregan a esos eventos otras actividades disimuladas como promociones turísticas el monto asciende al doble de esa cifra.

El cálculo final de los investigadores cierra al tener en cuenta los costos “operativos” de los distintos medios de transporte utilizados, autos, aviones, y hasta embarcaciones, para el traslado no solo del ex gobernador, sino también de todos quienes se movilizaron tras el mismo propósito delirante: Tratar de instalar a la figura de Sergio Urribarri como un posible candidato a presidente.

La historia ya se sabe como terminó, ahora se sabe cuánto les costó a los entrerrianos. Solo resta esperar cuánto les costará a los que idearon y ejecutaron semejante locura.    

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario