JUICIO POLÍTICO A UNA PRESIDENTE

Dilma con un pie afuera del Palacio del Planalto

El 2do. mandato consecutivo de Dilma Rousseff en la Presidencia de Brasil comenzó mal. Es el 4to. mandato del Partido dos Trabalhadores en el poder. En una república es aconsejable practicar el relevo en el gobierno porque oxigena el sistema democrático. Pero Luiz Inácio Lula da Silva creyó que había ambiente favorable cuando los Kirchner ya estaban muy complicados en la Argentina, y el chavismo venezolano había iniciado una posiblemente trágica fuga hacia adelante. Y Dilma siempre hará lo que le aconseje/ordene Lula. Luego, ninguno consideró seriamente las advertencias sobre la situación de la economía brasilera, y perdieron demasiado tiempo en elucubraciones falsas sobre la posibilidad de seguir arrojando manteca al techo. Por último, el sistema de poder organizado por Lula fue en base a la compra de voluntades o sea que esencialmente era corrupto. No fue una casualidad que cuando Dilma cumplió 1 año ya había despedido más de 8 ministros entre escándalos y escándalos. Luego... el cerco judicial por el caso Lava Jato comenzó a cerrarse. Faltaba soplar para quitar del poder a Rousseff, quien en verdad no es acusada de corrupción sino de mala administración.

El viernes 15/04 comenzó en la Cámara de Diputados de Brasil la sesión del juicio político contra la Presidente, Dilma Rousseff.

El domingo 17/04 a las 15:00, aproximadamente, se votará en esa Cámara en favor o en contra del impeachment (juicio político). El oficialismo se había jugado su última carta al solicitarle al Supremo Tribunal Federal que suspendiera la votación, pero el pedido fue rechazado por 8 votos contra 2.

Tras 7 horas de deliberaciones intensas, el Supremo Tribunal Federal rechazó 5 acciones que se oponían a la votación del pedido de apertura del proceso de 'impeachment' de la presidenta Rousseff.

Por mayoría de votos, los ministros rechazaron la acción del Partido Comunista de Brasil, PCdoB, de anular las reglas definidas por el presidente de la Cámara, Eduardo Cunha, para la votación del 'impechment' este fin de semana.

La Corte también rechazó el pedido de amparo que había solicitado la Abogacía General de la Unión para anular el proceso contra la mandataria.

El proceso comenzó entonces y prosperará si al menos 342 diputados de los 513 votan en su favor.

Según la revista Veja, el 'impeachment' ya cuenta con la cantidad de votos necesarios para seguir su curso, aunque esto es negado desde el Gobierno.

Pero la realidad es que la mayoría de sus aliados ya abandonaron al Partido de los Trabajadores, y los medios brasileros dan por hecho el resultado favorable al 'impeachment' en Diputados.

En caso de ser así, el juicio político pasará al Senado. Si la mayoría simple de los senadores vota a favor, el proceso es aceptado.

Dilma será, entonces, removida de sus funciones por 180 días. Asumirá el cargo, mientras tanto, el vicepresidente y ex aliado suyo, Michel Temer (del PMDB), quien ya está haciendo declaraciones como inminente Presidente.

Para Hacienda, ya fue sondeado Murilo Portugal, actual presidente de la Federación Brasileña de Bancos (Febraban) y ex secretario del Tesoro Nacional, defensor de un fuerte ajuste fiscal.

El nombre de Portugal creció luego que el ex banquero central Armínio Fraga dijera que pretendía sólo ofrecer ideas y sugerencias: tras haber recomprado Gávea Investimentos al JP Morgan, Armínio pretende continuar en Rio de Janeiro.

En cuanto al ex banquero central Henrique Meirelles, acaba de lanzar la operación del banco virtual Original.

Entonces comenzó a especularse con el economista Marcos Lisboa, quien trabajó en Hacienda con Antonio Palocci durante la 1ra. presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva.

Y el actual economista jefe del Banco Itaú, Ilan Goldfajn.

Si por lo menos 54 senadores (de 81) votaran a favor del 'impeachment', tras un juicio que debe incluir acusación y defensa, y que debe ser dirigido por el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, se concreta el juicio político (Dilma sería removida definitvamente del cargo).

"Voy a resistir hasta el último minuto", le comunicó Rousseff a los medios brasileros el miércoles 13/04, y aseguró que si Diputados vota contra el 'impeachment', se aliaría inmediatamente con otras fuerzas políticas, y no descartó llamar a elecciones en forma anticipada.

De la Inglaterra medieval a Brasil 2016

Dilma Rousseff tiene suerte. Vive, preside y está probablemente por ser sometida a 'impeachment', en el Brasil de 2016. Eso quiere decir que lo peor que le puede pasar es ser apartada de su cargo.

Pero en la tradición inglesa, donde nació el concepto de juicio político como método de control sobre los altos cargos, el mecanismo podía tener consecuencias que incluían la pena de muerte como castigo, según el Constitution Daily, blog del Centro Nacional de la Constitución estadounidense.

El impeachment llegó a las Constituciones latinoamericanas “pasado por agua”. ¿Qué agua? La Constitución estadounidense. Cuando los 'padres fundadores' de USA se reunieron en la Convención Constitucional, de la que salió la Constitución de Filadelfia, de 1787, debatieron cuál era la mejor manera de aplicar la figura del 'impeachment' en el país.

Así, ellos restringieron quién podía ser sometido a juicio político (en Inglaterra cualquiera podía serlo), limitaron los cargos por los que se podía iniciar el juicio, y redujeron las penalidades a la remoción del cargo (y la potencial descalificación para ocupar cargos en el futuro).

La posibilidad de “enjuiciar políticamente” se encuentra contenida en los artículos 1 y 2 de la Constitución de USA, y a ella se recurrió 3 veces en la historia de ese país:

> Andrew Johnson,
> Richard Nixon
, y
> William Jefferson Clinton.

En los casos de Johnson y Clinton, las acusaciones no prosperaron ante el Senado, y en el caso de Nixon, envuelto en el escándalo de corrupción de Watergate, renunció a la Presidencia del país antes de ser acusado.

Las Constituciones latinoamericanas tomaron de la estadounidense la institución jurídica del impeachment. En la Constitución brasilera, los artículos que hacen referencia al juicio político son el 51 y el 52.

Impeachment, mecanismo de control del Parlamento

Según el diccionario Merriam Webster, el verbo “impeach” quiere decir:

1) Establecer una acusación en contra de….

2) Establecer cargos de comisión de un crimen o una falta, específicamente, acusar a un servidor público ante un tribunal competente por una actuación incorrecta.

3) Remover de su cargo a un servidor público por una actuación incorrecta.

El 1er. registro de la palabra es del siglo 14, en la Inglaterra medieval, y su origen estaría en el término normando “prosecute”: perseguir. Su traducción más común al español es “juicio político”, pero se trata de una figura que surge en el Derecho anglosajón, que se instituyó para poder juzgar a los altos cargos de la Corona inglesa.

Como en aquellos tiempos el líder político inglés era el rey (que evidentemente no podía ser destituido), estaban sujetos a un impeachment apenas los altos funcionarios de la monarquía, como los ministros. Es que tanto en la época medieval europea como en Brasil 2016, la preocupación siempre ha sido la misma: ¿cómo controlar la responsabilidad de los gobernantes al ejercer sus funciones?

En ese sentido, el “impeachment” surgió como mecanismo de control del Poder Legislativo sobre el Poder Ejecutivo, explica Adolfo Constenla, abogado, asesor parlamentario y profesor de Historia del Derecho y Derecho Internacional Público en la Universidad Escuela Libre de Derecho de Costa Rica.

En el portal Cambio Político, del Centro de Estudios Democráticos de América Latina (Cedal), Constenla explica que es a partir de la creación del impeachment como figura jurídica, que surge la noción de que los mandatarios (y los funcionarios públicos en general) tienen ciertos deberes y controles que están establecidos para hacer cumplir.

La evolución de la figura del impeachment provocó que el jefe de Estado perdiera parte de su poder, ya que debe rendir cuentas ante el Parlamento.

Lord Latimer y Richard Lyons: corrupción con dinero de la Corona

Los primeros casos de 'impeachment' de los que se tiene registro en la historia son los de Lord William Latimer, un noble inglés, y Richard Lyons, un mercader londinense, en el año 1376.

Ambos fueron acusados por el portavoz de la Cámara de los Comunes inglesa de efectuar transacciones fraudulentas con dinero de la Corona, en beneficio de sus intereses personales. (Y vale la pena aclarar que Latimer y Lyons no llegaron a conocer el esquema de corrupción en torno a la petrolera estatal brasilera, Petrobras).

“Se señala que el Rey Eduardo III no apoyó la idea de ejercer ninguna acción contra los acusados; sin embargo, por su avanzada edad y por estar involucrado en conflictos internacionales, no pudo impedir que el Parlamento actuara en contra de los acusados. Por eso, se indica que una de las características principales del ‘Juicio Político’ es el hecho de que el poder legislativo se avoca el derecho de sancionar a miembros de los otros poderes”, explica Constenla.

Latimer, como miembro de la Casa de los Lores, es decir, miembro de la nobleza, solicitó ser juzgado por ellos para determinar su responsabilidad. Esto le fue concedido. Estos procesos de 1376 sentaron las bases sobre cómo se debe llevar a cabo el proceso de impeachment: en Cámaras separadas (la Cámara de los Comunes era la encargada de iniciar el proceso, aunque el juicio se llevaba a cabo en la Cámara de los Lores). “Con esto se establece que sean Cámaras diferentes las que acusen y resuelvan el proceso del Juicio Político" –explica Constenla-. "A partir de este hecho se introduce, también, el principio de imparcialidad que debe regir el juzgamiento de quien ha sido acusado de cometer una falta o un delito.”

En el siglo 17, la figura del impeachment ya había ingresado en el continente americano a través de las colonias inglesas en Norteamérica. Las asambleas legislativas eran frecuentemente utilizadas para destituir a los gobernadores.

El 1er. caso de un juicio político que llevó a remover de su puesto a un alto funcionario, fue el del Gobernador Real de Virginia, John Harvey, en 1635.

Más adelante, as Constituciones latinoamericanas adoptarían las regulaciones contenidas en la Constitución de Estados Unidos en lo referente al juicio político.

Francis Bacon: canciller a la Torre de Londres

10 años después del caso de Latimer y Lyons, fue el turno del canciller del rey, Michael de la Pole, conde de Suffolk, acusado de haber gastado dinero público en modo contrario a lo indicado por el Parlamento. Pero sin dudas, el caso emblemático de impeachment en la Inglaterra medieval fue el del filósofo Francis Bacon.

En 1621, Bacon ocupaba el cargo de Lord Canciller (semejante a lo que hoy llamaríamos Primer Ministro), y fue implicado en un caso de coimas.

La Casa de los Comunes encontró evidencia de que Bacon había recibido coimas y fue enjuiciado ante la Casa de los Lores, explica el sitio británico HistoryLearningSite. Fue condenado por el Parlamento de Westminster por sus vínculos con una red de corrupción de funcionarios públicos y enviado a la Torre de Londres (prisión) por una noche y multado por 40.000 libras.

Mientras que el 'impeachment' estadounidense (y el brasilero) prevé solamente que el Presidente sea destituido, el británico ha culminado varias veces en el encarcelamiento del condenado. Bacon murió en el año 1626. Hace 2 siglos que el Reino Unido no ha llevado a cabo un 'impeachment'. El último fue el de Henry Dundas en 1806.

Antecedentes en América Latina: Collor de Mello y Carlos Andrés

Fernando Collor de Mello asumió la Presidencia de Brasil en marzo de 1990, en un contexto hiperinflacionario. Su misión era arreglar una situación económica muy adversa, pero a solo 5 meses de asumir, su ministro de Finanzas renunció.

En mayo de 1992, su hermano Pedro Collor le reveló a la revista Veja la existencia de un esquema de lavado de dinero comandado por Paulo César Farías, quien había sido tesorero de la campaña del Presidente. Tiempo después, César Farías fue asesinado en su casa.

Fernando acusó a su hermano de sufrir una enfermedad mental, recuerda la revista brasilera Mundo Estranho, pero esto fue desmentido por los peritos forenses.

El Congreso brasilero creó así una Comisión para investigar las denuncias.

En busca de apoyo, el Presidente pidió a los brasileros que salieran a la calle a manifestarse por él, vestidos con los colores de la bandera de Brasil, pero la gente lo hizo en ropas de color negro, en señal de protesta. Es que el descontento era mayúsculo porque para 1992, la inflación estaba en 1200%, el PBI había caído 1,5% y 7.500.000 personas habían quedado sin empleo, destaca Wikipedia.

En septiembre, el 'impeachment' fue aprobado por 441 de los 509 diputados. Collor fue apartado de sus funciones mientras el Senado lo juzgaba.

El 29/12/1992, Collor renunció en un intento por preservar sus derechos políticos.

Mientras tanto, por 76 votos a 3, los senadores condenaron al Presidente, que no podría presentarse a elecciones durante los 8 años siguientes. Curiosidad: hoy día Collor de Melo es senador y puede ocurrir que tenga que votar sobre el caso de Dilma.

Poco después del escándalo presidencial en Brasil, un caso de 'impeachment' similar ocurrió en Venezuela, que involucraba al entonces Presidente, Carlos Andrés Pérez.

El líder de Acción Democrática (socialdemócratas venezolanos) había llevado a Venezuela a una 'era dorada' en su 1er. mandato presidencial, pero el 2do. comenzó con un ajuste, en una jornada macabra que se llamó "Caracazo" y luego quedó involucrado en escándalos de corrupción, explica el portal Panoramas, de la Universidad de Pittsburgh.

En 1992, Pérez tuvo que enfrentar 2 intentos de golpe de Estado (uno de los cuales comandado por Hugo Chávez).

En 1993, el Fiscal General de la República introdujo una solicitud de antejuicio en contra de Pérez por “peculado doloso” y “malversación” de 250 millones de bolívares (US$ 17 millones en esa época) de la partida secreta por cuyo manejo era responsable, explica Wikipedia. Pérez fue destituido de su cargo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario