SERGIO BERENSZTEIN

"Fue una exhibición de debilidad de Cristina... pero Macri no anda mejor"

Muy interesantes los conceptos que deslizó Sergio Berensztein a Raúl Acosta por LT8, de Rosario. Aún cuando pueda discreparse en algunos conceptos -por ejemplo, si realmente el peronismo sirve para algo hoy día. De hecho, Sergio Massa es un referente decisivo en la política argentina y no se planteó regresar al peronismo sino profundizar su experiencia independiente. En cuanto al famoso tema de la presencia territorial es muy relativo: ¿fue la UCR la que le concedió el triunfo a Mauricio Macri dado que el PRO no estaba presente en todos los distritos electorales? Es muy probable que no. Pero también es cierto que con una movilización no se gana un comicio. Además, fue una movilización a los Tribunales... Tampoco se gana con personajes muy irritativos como Andrés Larroque, y debería saberlo Cristina, que así fue como perdió 2 veces en 2013 y luego en 2015. En fin: para leer y debatir.

-Sergio Berensztein, gracias por atendernos.

-Un gusto Bigote, gracias por llamarme.

-Sergio ayúdanos a entender esto que paso, porque me siento medio como alelado, una persona que -tengo la íntima convicción- no provoca dudas de que sus dineros fueron ganados buenamente, se para al aire libre como si fuera una artista de rock y hace un discurso, poco menos que fenomenal, ¿que está pasando en la Argentina, que viste del acto de hoy?

-Varias cosas me parecen importantes para señalar. En primer lugar,  es un hecho político importante de gran envergadura. Es una ex Presidenta que vuelve después de 4 meses, antes había difundido algunos twitts marginales.  Es la primera vez que ella difunde públicamente una opinión política articulada con mucha presencia mediática y me parece, obviamente, que es un hecho importante, fue mucha gente y ahora no está la excusa de que se trata obviamente de la capacidad de movilización utilizando los recursos del Estado.

Creo que el discurso de la exPresidenta también llena un vacío, críticas a la oposición no kirchnerista, que por circunstancias muy especiales de querer acompañar al nuevo  gobierno en el esfuerzo de dar gobernabilidad, le permite a Cristina tener un protagonismo porque ella trata de capitalizar el desgaste inevitable del proceso de estabilización económica. Y, finalmente, creo que también hay un retorno de Cristina desde el punto de vista del liderazgo polarizador. Su palabra trata de catalizar una situación donde ella pierde con un debate democrático normal y gana con una postura maniquea de buenos y malos, de ellos y nosotros, el pasado dorado de los años míos versus las privaciones de ahora: digamos que ese discurso de ella, es un discurso de populismo tradicional que gana en un terreno en el cual lo que está permeando son discursos más moderados, mas de gestión, en algún sentido incluso un poquito superficiales todavía, porque el sistema político se está readaptando después de 12 años de una administración tan centralizada en la figura de la exPresidente y yo creo q eso está dejando espacios vacíos todavía y que no están siendo ocupados por esta oposición también emergente.

Déjame enfocar las debilidades, que  ahora son más importantes que las fortalezas.

1er. punto, una debilidad muy importante -central: en democracia lo importante no es movilizar, lo importante son los votos. Suponete que, tal como dicen algunos sectores del kirchnerismo, realmente se reunieron 70.000 personas, con eso elegís 1 diputado; es decir por supuesto la tradición política de movilización popular es muy fuerte en la Argentina y la gente tiene derecho  a expresarse aún para defender a alguien que es culpable. Eso a mí no me preocupa, lo que sí creo es que nadie tiene que sentir que esto es una expresión de fortaleza en un movimiento político que perdió las elecciones de 2013 desde el poder, perdió las elecciones de 2015 también desde el poder.

En América Latina recién ahora están perdiendo los que gobiernan. En 2013 ganaban los que gobernaban pero Cristina perdió. Así que hay límites electorales, sobre todo los limites en cuanto a que, más allá de Cristina y los dirigentes que la acompañan, ¿que dirigente que estaba en Comodoro Py tiene chance de hacer una elección razonable el año que viene, en que distrito? Entonces cuidado: electoralmente el kirchnerismo ya viene siendo débil hace mucho tiempo. Yo diría que nunca fue fuerte.

El 2do. punto de debilidad es la dependencia simbiótica respecto del peronismo que tiene el kirchnerismo, y no logra resolver de hecho que no hubo un solo dirigente importante del peronismo en Comodoro Py, un solo  dirigente que hubiera dicho "no pude ir pero la apoyo a Cristina, mi solidaridad con Cristina".

3er. punto de debilidad. ¿Que propone Cristina? Un frente cívico. Mirá, el kirchnerismo tuvo una característica desde su concepción y es pensarse como un grupo de poder desde el Estado, jamás desde el llano, jamás desde la sociedad civil. El hecho que Cristina ahora proponga un frente de ciudadanos básicamente blanquea esta situación inédita: no hay ningún gobernador, excepto Alicia, que gobierna la provincia que tiene la crisis fiscal más profunda de toda la Argentina y esta en una crisis de gobernabilidad sin precedente en Santa Cruz, es la única gobernadora kirchnerista. No hay ni un solo gobernador que se autodefina de ese modo. No hay un solo sindicalista importante que se defina de ese modo. Tienen algún intendente no demasiado relevante, por lo cual, lo que en principio se ve es que sin peronismo y desde el llano, Cristina no tiene muchas chances efectivamente de volver a influir de manera decidida en la política.

Ultima limitación, fíjate dónde ocurrió la concentración: en la justicia federal, la justicia que Cristina definió como ilegítima, y ratificó ese diagnostico en su escrito entregado al juez de la causa, Claudio Bonadio, porque es importante: el kirchnerismo hace de la debilidad una fortaleza, pero no puede evitar estos escándalos que no puedan ser catalogados como una persecución. Cristina se compara con Hipólito Yrigoyen y Juan Perón cuando en realidad estos líderes fueron desplazados por golpes de Estado.

Ella perdió 2 veces, insisto, 2 veces: en 2013 y en 2015 en actos electorales que ella misma administró y no de forma muy transparente, tal como todos sabemos. Entonces aquí me parece que hay un problema muy serio y es que los problemas judiciales de Cristina en particular, y de las figuras de su gobierno en general, constituyen una especie de terreno minado, bombas que van explotando a medida que avanza el tiempo.

-Sergio, quisiera una mirada tuya sobre este punto: cuando ella habla del frente ciudadano, un frente cívico, en realidad está diciendo "No tengo nadie del PJ, no tengo ningún peruca cerca, no tengo a nadie, no importa si fuiste kirchnerista o no fuiste, pero no voy a ir sólo con La Campora y el Movimiento Evita y algunos otros sueltos".

-Suponete que sí dice eso pero ¿qué significa eso desde un punto vista territorial? ¿Qué armado nacional tiene Cristina? Si esos son sus pilares, digamos si Cristina vuelve con la idea de Unidos y Organizados -y es un poco lo que dijo ahora, con otro nombre-, bueno eso ya fracasó desde el Estado con la suma del poder público y todos los recursos incluyendo un gran aparato mediático.

-Es cierto lo que decís: no tiene territorio ya Cristina. Ni siquiera lo de Alicia es un buen territorio. No tiene  territorio, por lo tanto como decían los gauchos no tiene donde apearse del caballo. Pero  ¿y Macri tiene territorio?

-Bueno, ahí es el punto central. Yo te diría que estamos hablando de Cristina pero el gobierno no propone más interesante, más denso, más sustantivo respecto del presente y del futuro. De lo contrario no estaríamos hablando de Cristina.

Te doy un ejemplo: el gobierno envió un proyecto revolucionario al Parlamento, que es la ley de libre acceso a la información pública y si se implementa correctamente cambia toda la cultura política. Merecía eso una presentación del Presidente, paneles de expertos, un seminario internacional con gente que venga a hablar de impacto que tuvo esto en otros países. Pasó casi desapercibido con una conferencia en prensa livianita entre el jefe de Gabinete y el ministro del Interior, con los Panama Papers com tema de fondo, no la ley de información publica. Yo creo que si el gobierno sigue autolimitándose en su capacidad ya no de gestionar sino de solucionar problemas, está en problemas.  No somos vecinos Bigote, somos ciudadanos y tenemos derechos y tenemos que participar de una conversación mucho más profunda. Si eso pasa, los temas serán otros y Cristina tendrá el lugar que efectivamente le de la sociedad.

-Me quedo con lo que planteaste, un persona que hace ese discurso y que sólo tiene detrás unos muchachos unidos y organizados, no sé si gana fácilmente una interna de un club de barrio.

-Dejame ponerlo en términos de ciencia política clásica: cuando vos con 2 4 cantás Falta Envido, podés ganar por ahí algunos puntos, pero no vas a ganar nunca un partido.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario