INSEGURIDAD

Motochorros (literalmente): Golpe comando irrumpe y saquea fábrica de Zanella

Ocurrió el pasado sábado 9/04 en la planta que la automotriz Zanella tiene en Cafferatta al 4400, Caseros. Al menos 5 delincuentes ingresaron a robar, llevándose 30 motos, repuestos y dinero en efectivo luego de reducir con armas de fuego al vigilador: "Fue un grupo comando que logró ingresar a las instalaciones por la puerta principal y controlar al personal de vigilancia", aclaró Soledad Fraire, gerente de Recursos Humanos y Legales. "Luego lo dejaron encerrado durante varias horas en un depósito", continuó.

Evidentemente sabían lo que iban a buscar estos 5 malechores, ya que eligieron objetos muy puntuales:

Según trascendió, los delincuentes metieron toda la mercadería en un camión, entre la que figuraban motos, computadoras y cascos. "A primera vista pudimos notar que se habían llevado unas 30 motos estilo retro modelo Styler ($25 mil cada una)", informaron desde la fábrica.

Se trata del golpe comando que sufrió la planta que la automotriz Zanella tiene en Caseros. Al menos 5 personas irrumpieron con armas de fuego en el lugar, reduciendo al sereno y encerrándolo en un depósito, el pasado sábado 9/04:

"También se llevaron un tipo de cascos que solamente fabricamos nosotros, somos la única empresa que los vende. Robaron muchísimos repuestos de moto, todavía no sabemos cuántos, cámaras y sistema informático. No sabemos con qué objetivo, pero imaginamos que para venderlo", detalló Soledad Fraire, Gerente de Recursos Humanos y Legales.

30 motos, dinero, computadoras y repuestos fueron los objetos sustraídos, aunque todavía intentan definir bien todo lo que falta, ya que sucedió el sábado a la noche en horas en que la planta no estaba operando: "De inmediato se armó un equipo para reconstruir el sistema informático. Los operarios llegaron esta mañana (por el pasado lunes 11/04) y fue muy desolador para todos", agregó Fraire.

"Rompieron todo, estaba todo destrozado. Es una situación muy triste, porque es el producto del trabajo de mucho tiempo. No hay muchas concesionarias que vendan estos cascos, con lo cual hay que prestar atención por si llega a aparecer alguno. Y la moto es un producto nominado, con lo cual suponemos que muchas tienen destino de desguace", lamentó la mujer.

"Esta es una zona tranquila, de gente de clase media trabajadora en la que hay otras fábricas. Ahora estamos esperando las cámaras que puedan aportar los vecinos para ver si se puede observar algo", ultimó.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario