REVELACIONES

Football Leaks reveló detalles polémicos del contrato de Neymar con el Barcelona

El delantero del Barcelona y de la Selección de Brasil, Neymar Jr., recibió la suma de 8,5 millones de euros de primas y estaba obligado a tomar clases de catalán, según mencionan algunas de las cláusulas del contrato entre el futbolista y el club español. Football Leaks reveló algunos detalles del vínculo entre Neymar y el ‘Barsa’ firmado en 2013 y allí se establece que el brasileño recibe 5 millones de euros brutos por temporada, sin sumar los bonus por rendimiento.

El contrato (que reúne la firma del propio Neymar, de su padre y agente, así como de Sandro Rossell y Josep María Bartomeu) menciona la cifra de 5 millones de euros de sueldo que recibe el delantero brasileño fijo por campaña.

A esta cantidad se le suma un pago único de 8,5 millones de euros nada más por firmar con el conjunto culé, reveló el portal Football Leaks.

También, según reveló Football Leaks, existe una larga lista de primas por su rendimiento, y que varían en función de los éxitos deportivos tanto del jugador a nivel individual como del club a nivel colectivo. 

Por ejemplo, Neymar Jr. recibe 425.000 euros cada vez que gane el Balón de Oro y 1.062.500 euros por cada temporada en la que juegue más del 60 % de los partidos.

Por lo tanto, el brasileño se garantiza cobrar 637.500 euros siempre que el equipo lograra clasificarse para Liga de Campeones directamente y 425.000 euros más si alcanza los octavos.

Otras primas importantes son las que recibe cada vez que el equipo gana títulos, con un máximo de 1.700.000 euros por el triplete (Liga, Champions y Copa del Rey).

Es decir, si en 2018 Neymar no hubiera alcanzado esta cifra por no cumplir los diferentes bonus que hay en su contrato, el club debería abonarle la diferencia. Además, el brasileño se comprometió a aprender catalán.

El contrato del ex atacante del Santos estuvo en el centro de la polémica y el presidente Sandro Rosell debió dejar su cargo mientras era investigado por la justicia por apropiación indebida justamente en el traspaso del brasileño. 

Rosell presentó su dimisión a la conducción de la entidad azulgrana en enero de 2014 tras descubrirse que pagó al menos 95 millones de euros por el fichaje del delantero brasileño y no los 57 millones que declaró en junio de 2013. La existencia de comisiones ocultas tal como los 2,5 millones de euros teóricamente para los niños de las favelas de São Paulo, pusieron a Sandro Rosell afuera de la institución ‘culé’. 3 años y medio es lo que duró Sandro Rosell como presidente del FC Barcelona.

Los acontecimientos se precipitaron después de que el juez Ruz de la Audiencia Nacional española, decidiera el miércoles 22/01/2014 admitir a trámite la querella contra Rosell, presentada por el farmacéutico y socio del FC Barcelona, Jordi Cases, por presunta apropiación indebida en su modalidad de distracción en el fichaje del delantero brasilero Neymar.

Sin embargo, el atacante brasileño defendió la legalidad de su contrato con el Barcelona de España luego de que la fiscalía española impulsará dicha investigación.

Por eso, se reclamó al club catalán que aporte a “la parte concreta del informe o memoria económica” relativa a los años 2011, 2012 y 2013 que la Junta Directiva del Barça presentó a la Asamblea General Ordinaria, y en los que se da cuenta de los dos contratos que se firmaron con el futbolista.

En junio de 2013 las tres partes, no obstante, decidieron rescindir este contrato ya que el jugador se había incorporado al Barça después de que el club cerrara un acuerdo de transferencia con el Santos por el traspaso de los derechos federativos. En ese punto, la entidad presidida por Sandro Rosell reconoció que había incumplido el contrato de 2011 y abonó 40 millones de euros en concepto de penalización. También se firmó el contrato con el jugador.

Por otra parte, Rosell negó haber cometido ninguna irregularidad y el club reaccionó irritado a la petición del fiscal, diciendo que el fichaje de Neymar era “complejo” y un ejemplo de “ingeniería empresarial”.

La fiscalía explicó que el acuerdo fue entre el Barcelona y N&N, una compañía que sería propiedad del padre de Neymar y que dio al club catalán el derecho a comprar al delantero en 2014 a cambio del desembolso de 10 millones de euros.

El pase se iba a hacer por 40 millones de euros, pero si cualquiera de las partes rompía el acuerdo entonces habría que pagar esa suma como “cláusula de penalización”, que finalmente sucedió porque el Barcelona lo compró un año antes, en junio de 2013.

El Barça declaró en enero de 2014 que también desembolsó 1,7 millones de euros como pago para el Santos, donde jugaba Neymar mientras que la Audiencia Nacional decidió si se abriera la investigación.

A causa de toda esta seguidilla de episodios, el padre del futbolista se mostró convencido, en este sentido, de que las “personas involucradas” en la gestión del fichaje de Neymar por el Barcelona “desarrollaron sus gestiones respetando en todo momento las leyes de Brasil y España y que lo hicieron siempre en el marco estatutario de la FIFA”.  

En tanto, el contrato que dio a conocer Football Leaks, hace mención a una “compensación” de 100.000 euros por año por “el derecho del equipo técnico para fijar al jugador en la posición más conveniente, convocarlo o no, alinearlo o no, o cualquier otra necesidad deportiva”.

A la copia del documento filtrado este mismo lunes, no obstante, le faltan dos páginas del contrato original.

“Football Leaks” es una web creada por portugueses que se mantienen en el anonimato y que defienden la filtración de documentos confidenciales para favorecer la transparencia en el fútbol, frente a quienes les acusan de haber accedido a los papeles a través de ataques informáticos y de intentar chantajear a los afectados.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario