UEFA CHAMPIONS LEAGUE

Empate en el duelo de los jeques árabes: City 2 - PSG 2

El París Saint Germain y el Manchester City, de los jeques árabes Nasser Al-Khelaifi y Sulaiman Al-Fahim, empataron 2-2 por el partido de ida que correspondió a los cuartos de final de la UEFA Champions League que se resolverá en Inglaterra con cierta ventaja para el equipo británico, que marcó dos goles en su visita al Parque de los Príncipes. Un resultado excesivo para los de Manuel Pellegrini, que fueron inferiores en el terreno de juego a los locales pero se mostraron muy eficientes de cara al gol. El PSG, propiedad del jeque qatarí Nasser Al-Khelaifi, reventó el mercado con fichajes como el del argentino Javier Pastore tras el pago de 46,5 millones de euros al Palermo, o la doble incorporación que hizo en el verano de 2012 procedente del Milán. El dueño de los ‘Citizen’ es el jeque árabe Sulaiman Al-Fahim, muy conocido por sus negocios inmobiliarios en Valencia. Desde su llegada, el City es uno de los equipos que más gasta, tanto en jugadores como en salarios.

Paris Saint Germain y Manchester City, equipos presididos por jeques árabes, igualaron en la tarde de este miércoles (06/04) 2-2 en un vibrante partido de ida que correspondió a los cuartos de final de la UEFA Champions League que se resolverá en Inglaterra con cierta ventaja para el equipo británico, que marcó dos goles en su visita al Parque de los Príncipes.

El PSG, propiedad del jeque qatarí Nasser Al-Khelaifi, reventó el mercado con fichajes como el del argentino Javier Pastore tras el pago de 46,5 millones de euros al Palermo, o la doble incorporación que hizo en el verano de 2012 procedente del Milán. El dueño de los ‘Citizen’ es el jeque árabe Sulaiman Al-Fahim, muy conocido por sus negocios inmobiliarios en Valencia. Desde su llegada, el City es uno de los equipos que más gasta, tanto en jugadores como en salarios.

Paris Saint Germain y Manchester City llegaban a cuartos de final, los franceses por cuarto año consecutivo, y los ingleses haciendo historia logrando la clasificación por primera vez.

En la primer tiempo, el City salió decidido a complicarle la vida a David Luiz, que fue amonestado en el primer minuto sabiendo la que se le veía encima, y sabiendo además, que se perdería el encuentro vuelta. No tardó en llegar la jugada polémica con un posible penal sobre Matuidi, pero el árbitro no lo consideró como tal y el juego continuó.

Sin embargo, pocos minutos después sí señaló la pena máxima en el área del City tras un penal claro de Sagna sobre David Luiz. El encargado de ejecutarlo fue Zlatan Ibrahimovic, frente al arquero Hart. El guardavalla inglés adivinó la intención del delantero y lanzándose sobre su derecha detuvo el disparo de forma magistral.

Primer obstáculo que sortearon los dirigidos por Manuel Pellegrini que a pesar de no tener el control del partido no se sentía nada incómodo. Además, Zlatan parecía no tener el punto de mira fino, pues desaprovecho un mano a mano con su verdugo mandando el balón desviado.

El conjunto francés dubitativo en las salidas de pelota cometido un error que origino una contra del City que De Bruyne finalizó perforando la red de Trapp con un derechazo imparable.

Se ponía muy de cara el choque para el Manchestar hasta que cometió un error imperdonable. Hart sacó en córner para Fernando que intentó devolver a su arquero pero se encontró con Ibrahimovic que esta vez sí, aunque de rebote, encontró el gol.

En la segunda mitad, el City comenzó a sufrir y poco a poco se fue metiendo en su propio campo a disposición de un PSG que estaba convencido a dar la vuelta al marcador. De ahí, los parisinos lograron el segundo tanto. Cavani cabeceó un saque de esquina y el despeje de Hart fue aprovechado por Rabiot que empujó al fondo de la red llegando desde segunda línea.

A partir de ese momento el partido fue cuesta arriba para los ingleses que hubiesen firmado acabar así el partido sin encajar más goles. Sin embargo, cuando peor lo estaban pasando los de Pellegrini, encontraron el alivio.

Fernandinho consiguió el empate con un gol que puede valer oro finalizando cruces dentro del área del PSG donde ni Aurier ni Thiago Silva supieron mandar el balón fuera.

Este tanto cambió el panorama, y fue al PSG al que le entraron las dudas y comenzó a renunciar al ataque para cubrirse mejor las espaldas. No hubo tiempo para más, y el City consiguió sacar oro del Parque de los príncipes, los novatos sorprendieron a los favoritos en el primer encuentro.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario