CRISIS POLÍTICA

Brasil: Diputados definen el juicio a Dilma y ordenan proceso contra Temer

El vicepresidente brasilero, Michel Temer, enfrenta la posibilidad de un juicio político junto a Dilma Rousseff, según lo dispuesto por un juez del Supremo Tribunal Federal de Brasil. Otro pedido de juicio ya fue rechazado por Diputados y hoy la cámara debe emitir su dictamen por la situación de la presidente Dilma Rousseff.

Un juez del Supremo Tribunal Federal de Brasil ordenó a la Cámara de Diputados que inicie el trámite para formar juicio político al vicepresidente Michel Temer, similar al que está en curso contra la presidenta Dilma Rousseff, mientras en el Senado creció el respaldo a la idea de convocar a elecciones en octubre para destrabar la crisis.
 
En plena cuenta regresiva para que se vote en la cámara baja, tal vez a partir del viernes 15, el juicio político a Rousseff, las pujas entre el oficialismo y la oposición iban subiendo de tono y cada actor político, incluido el STF, estaba ganando protagonismo frente al desenlace que puede terminar en la destitución de la mandataria.
 
El nuevo hecho político de la jornada lo protagonizó el ministro Marco Aurelio Mello, del STF, que dio un cimbronazo a la estrategia opositora para destituir a Rousseff. Mello ordenó al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, que aceptara un pedido de juicio político a Temer que había sido rechazado.
 
La solicitud de juicio político contra Temer fue presentada por un abogado, Mariel Márley Marra, y rechazado por Cunha, pero el denunciante apeló al STF y obtuvo el apoyo de Mello, quien alegó que la acusación es similar a la que llevó a iniciar el proceso a Rousseff.Marra sostuvo en su denuncia que el vicepresidente habría incurrido en el mismo "delito de responsabilidad" que Rousseff al firmar algunos de los decretos que facilitaron unas maniobras contables dentro del presupuesto de 2014 y 2015.
 
Sin embargo, el presidente de Diputados, que integra el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMBD) que lidera Temer y que la semana pasada abandonó la coalición gobernante, se negó a aceptar las acusaciones contra su jefe partidario, después de haber admitido las que se hicieron contra Rousseff. El juez explicó que su sentencia "no emite juicios en relación con la conducta del vicepresidente de la República".
 
Diputados analiza juicio político a Dilma
 
El relator de la comisión de la Cámara de Diputados de Brasil que analiza juicio político contra la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, presentará este miércoles un informe en el que deberá argumentar si hay eventuales motivos para solicitar su destitución.
 
El dictamen se dará a conocer antes de que su parecer sea votado el lunes 11 de abril por el cuerpo de 65 parlamentariaos y enviado a la Cámara. "Va a ser a las 14 horas del miércoles (hora local), en la comisión", informaron fuentes de la comisión parlamentaria.
 
El dictamen no vinculante que se apruebe el 11 será publicado al día siguiente y dos días después estaría en condiciones de ser votado por el pleno de la Cámara de 513 diputados.
 
El recurso debera contar con el apoyo de 342 legisladores (dos tercios de los escaños) para que pueda ser enviado al Senado. Si esto no sucede, el caso será archivado.
 
En el caso de que llegue a la Cámara alta, se debe crear una comisión de 21 parlamentarios para hacer una segunda revisión, antes de que los 81 integrantes de la cámara alta decidan, por mayoría simple, si lo admiten o lo archivan.
 
De aprobarse la destitución de la mandataria, Rousseff será apartada de sus funciones durante un máximo de 180 días mientras es investigada y en su lugar quedaría el vicepresidente, Michel Temer, del partido PMDB, el cual se ha mostrado favorable al juicio político. De esta manera, se comenzaría oficialmente el proceso contra Rousseff, cuya sesión final tendría lugar en el plenario del Senado, bajo la dirección del presidente de la corte suprema.
 
Se necesitan dos tercios de los votos del Senado (54 de un total de 81) para destituir definitivamente a la mandataria. Además, el Supremo Tribunal Federal de Brasil presentó este martes ante la Cámara de Diputados de ese país un pedido de juicio político contra el vicepresidente Michel Temer, lo que dificultaría la admisión del juicio contra Rousseff.
 
Rousseff no planea cambios en gabinete
 
En este contexto, Rousseff sostuvo que no planea cambiar su gabinete de ministros hasta que se produzca la votación del impeachment en su contra en la Cámara de Diputados.
 
La mandataria conversó con periodistas en un evento en Brasilia en el que fue presentado el nuevo carguero de la Fuerza Aérea, el KC 390, fabricado por Embraer. "El gobierno no está pretendiendo ninguna estructuración ministerial antes de cualquier proceso de votación en la Cámara" baja, dijo Dilma, citada por el portal Brasil 247.
La mandataria también criticó el proceso de impeachment -juicio político- en curso, y calificó de "lamentable" que opositores quieran sacarla del cargo por los llamados "pedaleos fiscales".
 
Dilma dijo también que sin estabilidad política "no se tiene crecimiento económico, recuperación de la economía, no se tiene la vuelta del crecimiento con generación de empleo".
 
La defensa de Rousseff pidió la anulación del juicio político que se le sigue a la mandataria, al considerar que no existe delito a ser juzgado. En una exposición de casi dos horas, el abogado general del gobierno, José Eduardo Cardozo, dijo que la acusación configura un golpe de Estado hecho mediante la ruptura institucional y que el proceso fue instalado como una "venganza" por parte del jefe de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario