CONGRESO

De Vido titular de la comisión de Energía, ¿torpeza o complicidad del PRO?

El ex ministro de Energía, Julio De Vido, fue elegido como presidente de la estratégica comisión de Energía de la Cámara de Diputados de la Nación. Fue el Frente para la Victoria el que propuso a De Vido para dirigir ese comité asesor que le tocó en el reparto de comisiones, pero Cambiemos y especialmente el PRO (que maneja la Cámara con Emilio Monzó) aceptó la propuesta. Entonces, ¿hubo falta de muñeca política por parte del PRO para frenar la designación de un funcionario altamente sospechado e incluso denunciado por integrantes del oficialismo como Elisa Carrió o hay algo más detrás? Luego, permitir que De Vido maneje los proyectos sobre Energía que envía incluso el Gobierno ¿no choca con la gestión de Juan José Aranguren, con quien el exministro tuvo un enfrentamiento cuando éste presidía Shell?

Este jueves (31/3) el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido se hizo cargo de la presidencia de la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados de la Nación. La noticia generó indignación, especialmente en muchos integrantes de Cambiemos, por las causas que tiene el exfuncionario en la justicia y que iniciaron figuras como Elisa Carrió, también diputada.

Las autoridades de la comisión se completan con el vicepresidente Adrián San Martín, del Movimiento Popular Neuquino y el diputado por Santa Cruz y excandidato a gobernador por Cambiemos Eduardo Costa como vice segundo, hombre que conoce muy bien los manejos de los Kirchner y de De Vido en Santa Cruz. Se trata de la primera contradicción que permitió el PRO, ya que las autoridades de las comisiones se acuerdan entre autoridades de la Cámara y de los bloques. Así ocurre que Costa, esposo de la diputada por el Parlasur, Mariana Zuvic, también muy crítica del kirchnerismo, comparten el manejo de la comisión.

Juan Casañas, diputado integrante de ese comité asesor por la UCR de Tucumán, dialogó este viernes (1/4) con Urgente24 y explicó que el funcionamiento parlamentario para la elección de autoridades de comisiones no es por el voto de sus miembros, sino que se trata de acuerdos entre autoridades de la Cámara y de los bloques que integran el pleno, tras el reparto de los comités asesores según la representación parlamentaria de los distintos sectores. Por lo tanto, Cambiemos y especialmente el PRO que dirige la Cámara baja con Emilio Monzó, sabían del nombre de De Vido propuesto por el FpV y lo aceptaron. “Estoy en desacuerdo con esa designación ”, expresó Casañas y señaló que existe “ falta de muñeca política” por parte de sus socios en Cambiemos.

Sin embargo, otros sectores del oficialismo no entienden qué hay detrás de esta decisión y no admiten el argumento de la “torpeza ” política o la falta de manejo parlamentario.

Los radicales recuerdan bien el caso de Julio Cobos, propuesto para Educación y que el Frente para la Victoria rechazaba rotundamente por su voto en la Resolución 125 cuando era vicepresidente de Cristina Fernández, consideran que PRO no tuvo la misma firmeza para vetar a De Vido, especialmente cuando además existen causas judiciales y cuando choca de lleno con el ministro de Energía, Juan José Aranguren. Ambos mantienen una vieja enemistad en tiempos en que Aranguren era titular de Shell.

Ahora Aranguren deberá poner en manos de De Vido los proyectos de ley sobre Energía que vayan al Congreso, y el ex ministro podrá manejar los tiempos y prioridades a su antojo.

Por último, la diputada Elisa Carrió denunció el 19 de enero pasado a De Vido por el presunto cobro de coimas en la causa Petrobras. La diputada presentó el pedido para que se investigue si el exfuncionario pidió sobornos a los directivos de la empresa brasileña.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario