HERRAMIENTA INDISPENSABLE PERO PELIGROSA

Con 20 votos del FpV, Macri tiene la ley para buscar dinero y aliviar la recesión

El Senado aprobó la nueva legislación que autoriza al Poder Ejecutivo a pagar US$ 11.684 millones en efectivo para cerrar el litigio con los acreedores financieros externos en default, dinero que se recaudará mediante la colocación de bonos por US$ 12.500 millones a un grupo de bancos que ya dieron su conformidad al Palacio de Hacienda.

Es el nudo de la estrategia (ya que no hay, al menos enunciado, plan económico): abandonar el default para tomar deuda financiera externa que pueda aliviar la recesión intensa que registra la economía argentina: el Senado aprobó la ley con 54 votos a favor y 16 en contra, derogando las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y se autorizó al Gobierno Nacional a emitir deuda por US$ 12.500 millones.

El proyecto que envió el Poder Ejecutivo ratificó el acuerdo que selló el Gobierno de Mauricio Macri con los acreedores que quedaron afuera de los canjes de 2005 y 2010, entre ellos los llamados "fondos buitre".

El oficialismo consiguió aprobar el proyecto al cabo de un debate de 14 horas donde contó con el respaldo del grueso del peronismo, incluyendo el voto de al menos 20 senadores del Frente para la Victoria-PJ.

Se trata del primer éxito legislativo del gobierno de Mauricio Macri, en el que fue determinante el apoyo manifestado por gobernadores opositores, necesitados de fondos para reactivar obras en sus provincias.

La alianza Cambiemos -integrada por el Pro, la UCR y la Coalición Cívica- no tuvo problemas a la hora de conseguir quórum a pesar de ser minoría en el pleno.

El respaldo del peronismo al proyecto llegó de la mano de los senadores de Salta, Catamarca, Entre Ríos, Santa Fe, Misiones, Tucumán, Corrientes y aliados de Santiago del Estero y La Pampa.

En el mismo sentido se pronunciaron el GEN, el Movimiento Popular Neuquino y el interbloque Unidos por una Nueva Argentina, que expresa la alianza entre el diputado Sergio Massa y el exgobernador José Manuel De la Sota.

Miguel Pichetto, jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, votó a favor del proyecto, a diferencia de su par rionegrina Silvina García Larraburu, quien lo hizo en contra.

El rechazo fue encabezado por el kirchnerismo duro, representado por las 4 senadoras de La Cámpora y legisladores de Buenos Aires, Chubut, San Luis, Neuquén, Santa Cruz, Chaco y La Rioja -en el caso de estos dos últimos, contra el pedido de sus gobernadores-.

Así, se autorizó al Poder Ejecutivo a pagar US$ 11.684 millones en efectivo para cerrar el litigio.

Para cumplir con ese pago, la iniciativa deroga las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, que impiden mejores ofertas de pago a los bonistas que no entraron a los canjes de 2005 y 2010.

Además, se prorroga la cesión de jurisdicción a los tribunales de Nueva York para dirimir futuros litigios y se crea una comisión bicameral para seguir el pago de deuda externa.

Pichetto

El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, admitió que, de no acordar con los holdouts, “la deuda se podría acelerar y viralizar”, al justificar su respaldo al proyecto de ley.

“Es mucho más complejo para el país no acordar que acordar: la deuda se podría acelerar y viralizar”, razonó al cierre de un debate donde parte de su bloque se inclinó por el voto en contra.

Pichetto explicó que no se está ante una reestructuración de deuda, sino ante “una autorización al Gobierno argentino para tomar deuda”.

“Las dos reestructuraciones de deuda ya se hicieron, y con mucho éxito”, aclaró al recordar las negociaciones de 2005 y 2010.

Pinedo

“No votamos esto para votar con los fondos buitre: lo votamos por patriotismo, de buena fe”, garantizó el senador nacional del Pro, Federico Pinedo, al defender el texto.

“Creemos que esto es lo mejor para nuestra Patria y nuestro pueblo”, insistió el macrista, quien sostuvo que “para que los buitres no sigan con este juego del reloj de taxi que sigue corriendo hay que mostrar voluntad de pago”.

Además, Pinedo explicó que por decisión de la Cámara de Diputados, se limitó el monto del endeudamiento a US$ 12.500 millones.

No obstante, aclaró que “si sobra dinero (tras el pago a los holdouts) va a ser imputado a la deuda que ya tiene autorizada el Gobierno por el Presupuesto votado el año pasado”.

El presidente provisional del Senado indicó que “Argentina va a honrar sus obligaciones y merece ser sujeto de crédito para cualquier persona seria”.

“Si hay algo peor a que te hagan un juicio, es perder uno y que te estén ejecutando”, agregó.

Destacó que el expresidente Néstor Kirchner “siempre tuvo claro el objetivo económico y político del desendeudamiento”, que “fue una política de Estado” y que “nos daba autonomía y libertad”.

A su vez, recordó que la propia Cristina Kirchner señalaba que “la deuda no era un problema de su gobierno”, sino que “venía de gobiernos anteriores”.

Ahora, frente a la propuesta del gobierno de Mauricio Macri, reconoció: “Comprendemos que estamos frente a una sentencia, y la sentencia tiene carácter coactivo”.

Pichetto citó a su par de Santa Fe, Omar Perotti: “Hemos construido el 93% de un puente y si no lo terminamos no sirve de nada”.

Al finalizar, el rionegrino calificó de “lamentable” el informe del procurador del Tesoro, Alberto García Lema, y le sugirió al Gobierno que le pida la renuncia.

Por los cambios

Un sector de los que anunciaron su apoyo en general pidieron que se introdujeran cambios en particular.

Puntualmente, pidieron que se modifique la Ley de Administración Financiera para que el Poder Ejecutivo se vea obligado a pedir autorización al Congreso Nacional para tomar deuda, al tiempo que debe informar para qué utilizará ese dinero. Además, prohíbe la prórroga de jurisdicción fuera del país.

La modificación fue propuesta por los senadores del peronismo puntano Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso, y respaldada por algunos legisladores del FpV que votarán a favor del proyecto en general.

Entre los kirchneristas que apoyarán los cambios de Rodríguez Saá y Negre figuran la formoseña Graciela De la Rosa y la jujeña Liliana Fellner.

“Esta no es una ley de normalización de la deuda pública. No están incluidos en esta reestructuración aquellos bonistas que optaron por los jueces argentinos. No puede haber normalización de la deuda si no hay cambios en la Ley de Administración Financiera”, afirmó Negre de Alonso.

Cobos

Julio Cobos encabezó la defensa del acuerdo con los holdouts en la sesión convocada en el Senado para otorgarle carácter de ley. El legislador mendocino de la UCR y exvicepresidente de Cristina Kirchner entre 2007 y 2011 aseguró que la iniciativa promovida por el presidente Mauricio Macri es beneficiosa para el país porque “el mayor problema es que este default técnico de los que no están cobrando se transforme en default”.

Pero además, advirtió que este acuerdo “puede ser un punto de inflexión en nuestra economía” puesto que permitirá al país “recuperar el acceso al crédito internacional”.

“Estamos actuando bien. ¿Se podría haber logrado un mejor acuerdo? Tal vez sí, tal vez no. Pero tenemos una sentencia y es muy difícil acordar bajo una sentencia”, dijo el senador de la alianza oficialista Cambiemos.

Según Cobos, hoy “nos encontramos con dos problemas: una sentencia en todas las instancias (judiciales de Estados Unidos) producto de la prórroga de jurisdicción que ofreció Argentina en la emisión de deuda y porque existía una Ley Cerrojo” que impedía pagarle a los tenedores de bonos en default en mejores condiciones que los bonistas que entraron a los canjes de 2005 y 2010.

Así, advirtió, “los intereses se siguen acumulando al pasar el tiempo, es como un taxi que está parado”, mientras que los bonistas que entraron a los canjes “no están cobrando” por los obstáculos del juez neoyorkino Thomas Griesa.

Abal Medina

A contramano del grueso de su bloque, el senador nacional Juan Manuel Abal Medina hijo (Frente para la Victoria) ratificó que votará en contra del arreglo con los holdouts y advirtió sobre los riesgos de nuevos litigios.

“Coincido en que debemos cerrar este capítulo, pero tengo serias dudas de que este proyecto lo haga”, reconoció Abal Medina, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta.

En este sentido, planteó la “incertidumbre sobre la sustentabilidad jurídica del acuerdo” y recordó que “ni los especialistas ni el Procurador del Tesoro pudieron afirmar que los riesgos de litigiosidad fueran nulos”.

El legislador bonaerense manifestó su “preocupación” por “la posibilidad de que este acuerdo pueda llevar a la Argentina a un nuevo ciclo de endeudamiento”.

Por último, llamó a debatir en plenario de comisiones la semana próxima el proyecto de ley impulsado por su par Adolfo Rodríguez Saá (Interbloque Federal) para darle al Congreso la facultad de autorizar el endeudamiento.

Reutemann

Carlos Reutemann, senador nacional de Santa Fe por el peronismo disidente, rompió el silencio para defender el acuerdo.

El legislador leyó todo su discurso desde su banca: “debemos resolver este problema y resolver nuestro frente externo”, sostuvo en tono sobrio y agregó que la iniciativa está en línea con la “normalización que se inició en los canjes de 2005 y 2010” con los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Reutemann además pidió que la nueva deuda sea para “obras de infraestructura y social” y no para refinanciar deuda vieja, de forma tal que se garantice la “capacidad de pago” del país.

"Pagar nos permitirá que regresen al país las corrientes inversoras (...) y se recupere la senda del crecimiento", afirmó el exgobernador de Santa Fe, aliado de Macri.

La gente K

> El senador nacional Marcelo Fuentes (FpV-Neuquén) rechazó enfáticamente el acuerdo con los holdouts al sostener que detrás de él subyace un nuevo ciclo de endeudamiento.

“El problema es el nuevo ciclo de endeudamiento que a partir de este acuerdo el Gobierno empieza a poner en marcha”, señaló el neuquino.

Por otra parte, consideró que “Néstor Kirchner nunca hubiera negociado en estas condiciones de apresuramiento”.

“Este gobierno carece de una política autónoma de desarrollo sostenido”, disparó Fuentes, y sentenció: “Voto en contra de esta propuesta de pago porque es mala”.

> Virginia García, senadora nacional (Santa Cruz) y cuñada de Máximo Kirchner, emprendió un fuerte rechazo al acuerdo con los hodouts, y sentenció: “No nos vamos a dejar extorsionar”.

La legisladora reivindicó los principios básicos de reestructuración de la deuda aprobados por el Congreso Nacional.

“Muchos senadores presentes acompañaron el proceso de desendeudamiento llevado adelante por Néstor y Cristina” Kirchner, recordó García.

Además, advirtió que “no tenemos la garantía de que el 93% (que ingresó a los canjes de 2005 y 2010) no vaya a litigar contra la Argentina” a partir de este arreglo con los fondos buitre.

> El senador nacional del Frente para la Victoria, Ruperto Godoy (San Juan), alertó que el acuerdo con los holdouts “es una claudicación para la Argentina” y pidió una “una negociación que mantenga la dignidad”.

El sanjuanino ratificó que, al igual que lo hiciera el exgobernador José Luis Gioja en la Cámara de Diputados, votaría en contra del arreglo, pese a que el grueso del Frente para la Victoria lo hará a favor.

Godoy aclaró que “hoy las provincias pueden tomar crédito” y puso como ejemplo la suya, donde se desarrolla la obra del Túnel de Agua Negra. “Nosotros nos hemos reinsertado al mundo”, retrucó.

Por otra parte, quien fuera presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado auguró que “esta negociación abrirá litigios con los (bonistas) que se reestructuraron en 2005 y 2010”.

“No queremos ser una oposición que ponga palos en la rueda, queremos colaborar, pero este proyecto es una claudicación para la Argentina”, concluyó Godoy.

Urtubey

Rodolfo Urtubey (Salta) fue el 1er. senador nacional del Frente para la Victoria-PJ que adelantó su voto positivo al acuerdo y defendió su postura al decir que la iniciativa permite “devolver a la Argentina su capacidad plena como sujeto de crédito” en el mercado internacional y “superar esta minusvalía que significa el default”.

En este sentido, Urtubey rechazó la advertencia esgrimida por sus pares kirchneristas de que el acuerdo permitirá al gobierno de Macri iniciar un nuevo proceso de endeudamiento externo perjudicial para el país.

“Podemos apelar a nuestra mayoría (en el Senado) para condicionar” la “tentación del endeudamiento” del Gobierno, avisó el senador del FpV, bloque que cuenta con 39 integrantes y cerca de 4 aliados en un pleno de 72 senadores.

En tal sentido, se mostró a favor de sancionar una ley para que todo endeudamiento pedido por el Poder Ejecutivo sea autorizado por el Congreso.

Por otra parte, Urtubey se refirió a otra de las críticas al proyecto: que el acuerdo con los holdouts impulsará demandas de los bonistas que entraron a los canjes de 2005 y 2010 para obtener las mismas condiciones de pago.

Así votaron

La web El Parlamentario informó cómo votaron los senadores:

A favor: 54

UNION PRO (5)

Néstor Braillard Poccard, Alfredo De Angeli, Ernesto Martínez Carignano, Laura Rodríguez Machado y Marta Varela.

UNION CIVICA RADICAL (9)

Julio Cobos, Silvia Elías de Pérez, Silvia del Rosario Giacoppo, Juan Carlos Marino, Alfredo Martínez, Luis Petcoff Naidenoff, Angel Rozas y Pamela Verasay.

FRENTE CIVICO Y SOCIAL DE CATAMARCA (1)

Oscar Castillo

FRENTE PARA LA VICTORIA-PJ (23)

José Alperovich, Walter Barrionuevo, Inés Blas, Salvador Cabral, Julio César Catalán Magni, Graciela De la Rosa, Carlos “Camau” Espínola, Liliana Fellner, Sandra Giménez, Pedro Guillermo Guastavino, Juan Manuel Irrazábal, Ada Rosa Iturrez de Cappellini, Sigrid Kunath, María Laura Leguizamón, José Miguel Mayans, Dalmacio Mera, Beatriz Mirkin, José “Nato” Ojeda, Omar Perotti, Miguel Angel Pichetto, Marina Riofrío, Rodolfo Urtubey y Gerardo Zamora.

COMPROMISO FEDERAL (3)

Liliana Negre de Alonso, Adolfo Rodríguez Saá y Roberto Basualdo.

FRENTE POPULAR SALTEÑO (1)

Juan Carlos Romero

SANTA FE FEDERAL (1)

Carlos Alberto Reutemann

PERONISMO PAMPEANO (2)

Norma Durango y Daniel Lovera.

MOVIMIENTO POPULAR NEUQUINO (2)

Carmen Lucila Crexell y Guillermo Pereyra.

PARES (1)

María Cristina Fiore Viñuales

UNION POR CORDOBA (1)

Carlos Caserio

CHUBUT SOMOS TODOS (1)

Alfredo Luenzo

MOVIMIENTO POPULAR FUEGUINO (1)

Miriam Boyadjian

FRENTE POPULAR (1)

Gerardo Montenegro

GEN (1)

Jaime Linares

FEDERALISMO Y LIBERACION (1)

Carlos Saúl Menem

En contra:

FRENTE PARA LA VICTORIA-PJ (16)

Juan Manuel Abal Medina, Eduardo Aguilar, Hilda Aguirre, Ana Almirón, Anabel Fernández Sagasti, Marcelo Fuentes, Virginia García, Silvina García Larraburu, Ruperto Godoy, Nancy González, María Ester Labado, Mirtha Teresita Luna, Juan Mario País, Daniel Pérsico, María Inés Pilatti Vergara y María de los Angeles Sacnun.

Ausentes (2)

FRENTE PROGRESISTA CC-ARI (1)

María Magdalena Odarda

PROYECTO SUR (1)

Fernando “Pino” Solanas

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario