PRIMERA DIVISIÓN

Frustraron a los tiros un intento de robo en la Villa Olímpica de Vélez

Cuatro delincuentes ingresaron en la madrugada del martes 29/03 al predio que el Club Atlético Vélez Sarsfield posee en la localidad de Parque Leloir. En ese momento, los ladrones lograron entrar al lugar donde concentra y se entrena el equipo que dirige Christian Bassedas y redujeron al jugador uruguayo Diego Zabala, que reside en la Villa Olímpica. Los ladrones empezaron a robar televisores, indumentaria del equipo y todo lo que encontraban a su paso, hasta que intervino la seguridad privada de Vélez y dispersó a los delincuentes a los tiros.

En la madrugada del martes 29/93, cuatro delincuentes armados ingresaron a la Villa Olímpica del Club Atlético Vélez Sarsfield en la localidad de Parque Leloir en Ituzaingó en un intento de robo que luego fue frustrado por la seguridad privada del club. En medio de la situación estuvo involucrado el uruguayo Diego Zabala, quien vive en predio y fue sorprendido por los ladrones cuando descansaba en su habitación. 

Los cuatro ladrones, según explicó el propio Zabala, aparecieron en la habitación del futbolista con un revolver, lo ataron y le empezaron a pedir plata. “Estaba durmiendo y me desperté porque prendieron la luz. Entraron tres personas y no pensé mal porque eran muy chicos. Supuse que eran de inferiores”, declaró que sus primeras sensaciones al iniciarse el hecho en la propia Villa Olímpica, donde se está hospedando hasta solucionar un problema de papeles del departamento en el que va a vivir. 

“Uno sacó un revolver y ahí me asusté un poco. Empezaron a pedir plata. Revolvieron las habitaciones y me ataron con cordones de zapatillas. Me golpearon suave con el revolver para que me quede quieto. Me asusté porque no sabía si estaban drogados o algo”, comentó en ESPN FC Radio sobre los 40 minutos de terror que tuvo que padecer mientras los tres jóvenes perpetraban el hecho. 

Los delincuentes cargaron varios bolsos con indumentaria deportiva y otros elementos encontrados en la concentración. Hasta que personal de Seguridad de la Villa Olímpica se percató del hecho y efectuó dos disparos con armas de fuego. Estos balazos asustaron a los delicuentes, quienes huyeron dejando su botín tirado en el piso. No hubo heridos, ni detenidos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario