SENADO

Holdouts: A Macri le sobran votos y dejará expuesta la división en el FpV

Desde las 10 de este miércoles (30/3) la Cámara de Senadores sesiona para convertir en ley el preacuerdo con los holdouts. El Gobierno de Mauricio Macri tiene asegurados los votos para la sanción y le sobran en tal número que podría llegar a los dos tercios. Entonces, la cuestión vuelve a ser el comportamiento del bloque del Frente para la Victoria-PJ. El líder de la bancada, Miguel Pichetto, ya avisó que votará a favor, pero los kirchneristas no lo acompañarán y dejarán expuestas las divisiones en el bloque. Serían 19 senadores K los que se diferenciarían de los 23 que también integran el espacio en la Cámara alta pero que apoyarán la norma. La aspiración K sólo será entonces erosionar la figura de Pichetto.

Esta mañana (30/3) comenzará la sesión en la Cámara de Senadores para convertir en ley el preacuerdo con los holdouts. A Mauricio Macri le sobran los votos para sancionar la norma. Sin mayoría en esa ala legislativa, cuenta con el apoyo decisivo de unos 23 senadores del Frente para la Victoria-PJ, más otros opositores. El respaldo conseguido por Cambiemos es tan amplio que hasta podría llegar a los dos tercios de los votos afirmativos aunque no tiene necesita de tal cantidad. En ese marco, la cuestión será el comportamiento de los legisladores kirchneristas que se oponen al preacuerdo. Se calculaba hasta anoche (30/3) que serían 19 los senadores K que votarían en contra, a contramano de los 23 que lo harán por la afirmativa encabezados por el jefe de la bancada, Miguel Ángel Pichetto, que ayer (30/3) hizo su último intento por seducirlos al afirmar que Néstor Kirchner hubiera pagado para resolver el conflicto con los bonistas.

Sin número para frenar el proyecto de pago a los fondos buitre que impulsa Cambiemos, el kirchnerismo sólo apuesta a erosionar la autoridad de Pichetto trasladando así la interna del PJ al Congreso.

En tanto, la norma que se debatirá este miércoles deroga las denominadas leyes cerrojo y de pago soberano, que impiden al Gobierno realizar una nueva oferta a los holdouts, y autoriza al Poder Ejecutivo a salir al mercado a vender bonos por un monto de hasta US$ 12.500 millones.

Sin lugar para modificaciones en el proyecto con aprobación de Diputados, la sanción estaría a tiempo con la fecha límite del 14 de abril, fecha que la Argentina se comprometió a cancelar esa deuda en efectivo. Ese día, se levantarían las cautelares del juez Thomas Griesa que impiden pagarles a los bonistas que aceptaron los canjes de 2005 y de 2010 y que mantienen al país en default técnico desde hace un año y medio.

Sin embargo, la decisión la tiene la Cámara de Apelaciones, que convocó a audiencia para apenas un día antes de la fecha límite.

En cuanto al Congreso, Cambiemos también parece hacer frenado un proyecto del peronismo que le ponía límites al endeudamiento que podía tomar, así como intentar modificaciones al dictamen de mayoría.

Por eso no están seguros los votos de los peronistas disidentes puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso, que querían hacer cambios en el proyecto oficial demorando los tiempos acotados que tiene el Gobierno nacional.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario