PROPUESTAS OFICIAL

Con críticas, el gobierno prepara cambiar el sistema jubilatorio

El director Ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Emilio Basavilbaso, ratificó que el Gobierno "avanza en la idea de tener un ingreso universal a la vejez” como parte de una nueva ley de jubilaciones, con la meta de que "la gente que aporta cobre acorde con lo que aportó".

Este martes 29/03 el director Ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Emilio Basavilbaso, ratificó que el Gobierno "avanza en la idea de tener un ingreso universal a la vejez” como parte de una nueva ley de jubilaciones, con la meta de que "la gente que aporta cobre acorde con lo que aportó".

Basavilbaso consideró necesaria la necesidad de ordenar el sistema para “dejar plasmada en una ley lo que hicieron las moratorias (por la cuales se incorporaron millones de adultos al sistema jubilatorio), pero con parches, dependiendo del humor del político de turno", y convertirlo en "un derecho universal a la vejez y complementarlo con un sistema muy fuerte que sea contributivo, para fomentar también el trabajo en blanco, tanto en empleados como en empleadores, y que la gente que aporta después cobre su jubilación acorde con lo que aportó”.

El gabinete económico del Gobierno, junto con el secretario de Seguridad Social, Juan Carlos Paulucci, ya trabajan para confeccionar una nueva ley de Jubilaciones.

En este plano, el funcionario aclaró que “eso lo hace la Anses, para determinados tipos de trabajos que tienen distintos regímenes de edad”.

El Gobierno busca establecer "un haber fijo para todos y, por otro lado, un componente adicional que también sea un incentivo para trabajar en blanco y para contribuir, porque si todos los que trabajamos en blanco pagamos parte de nuestro sueldo todos los meses para contribuir al sistema, y luego cobramos lo mismo que alguien que no contribuyó, estamos generando incentivos inversos en el trabajo formal".

Semanas atrás, cuando Basavilbaso anticipó que se estudiaba una nueva ley de jubilaciones, hizo hincapié en la necesidad de "pensar" un sistema que "contemple un haber mínimo lo más universal posible" y que además "tenga una parte contributiva" porque "es injusto que la gente que contribuye reciba lo mismo que la gente que no contribuye", aunque aclaró que es una iniciativa para proyectar a largo plazo.

"Tenemos que pensar, y este es un tema de largo plazo, no de un día para el otro, en una nueva ley jubilatoria que contemple un haber mínimo, o sea lo más universal posible, y luego que tenga una parte contributiva", explicó Basavilbaso.

Si bien se había mostrado satisfecho por estar "llegando a universalizar" la cobertura previsional (cercana al 97%) a partir de la moratoria lanzada en 2015, planteó "dar una discusión para dejar de poner parches" al sistema.

Propuso entonces la posibilidad de establecer "un haber fijo para todos y, por otro lado, un componente adicional que también sea un incentivo para trabajar en blanco y para contribuir, porque si todos los que trabajamos en blanco pagamos parte de nuestro sueldo todos los meses para contribuir al sistema, y luego cobramos lo mismo que alguien que no contribuyó, estamos generando incentivos inversos en el trabajo formal".

Críticas al proyecto de reforma

El economista y ex ministro de Desarrollo Social opinó  sobre el proyecto del gobierno en jubilaciones donde proponen reemplazar el sistema actual de reparto por una “pensión universal a la vejez”. Entrevistado en AM 950 expresó que la propuesta del gobierno "Es una mala idea", lanzó.

Arroyo consideró: "Hoy el 95% de los mayores de 70 años están jubilados, algunos porque fueron aportando o porque distintas moratorias le permitieron a través de jubilación anticipada, amas de casa que se jubilaran aun sin tener todos los aportes completos."

A su vez, reveló: "Si se elimina el sistema de moratorias y pasamos a una cuestión donde se jubila el que aportó y el que no tiene algún reconocimiento económico pero no una jubilación, lo que pasará es que nadie va a aportar."

"El proyecto del gobierno pretende darle un programa social o apoyo económico pero alejado de la jubilación mínima. Eso en la práctica genera que haya muchos jubilados que ganen poco dinero y empeoren su situación", detalló.

"Esto tiene que pasar por el Congreso. Es un debate importante para la Argentina, nosotros incorporamos al debate el 82% móvil porque el que aportó toda su vida dice cómo voy a ganar lo mismo que el que nunca aportó", concluyó.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario