100 DESCONCERTANTES DÍAS

La gestión Varisco ya es un caos (que le obsequien una brújula)

¿Sergio Varisco todavía tiene ambición de gobernador de Entre Ríos? Un caradura porque su gestión de la capital provincial es un desastre. Al paso que va, que Varisco se considere satisfecho si concluye su gestión sin una intervención provincial. Qué mal debe estar el geriátrico llamado "UCR entrerriana" para que reivindique a Varisco... Y qué mal debe estar el PRO para carecer de una alternativa en Paraná... La gestión del intendente radical de Cambiemos ha sumido a la ciudad en un verdadero desorden que tiene muy preocupados a los paranaenses. Desde hace días trabajadores del sector Obras Sanitarias reclaman cortando calles, quemando neumáticos y provocando hasta la suspensión de clases en un conocido colegio local y ahora amenazan adherirse el resto de los trabajadores. La mayoría de los directores y secretarios designados en la nueva gestión aún no cuentan con los decretos de designación, e incluso muchos ni siquiera han cobrado. El intendente ya habría decidido cambios en su gabinete a pesar del corto tiempo que lleva al frente del municipio

PARANÁ. A 100 días del nuevo gobierno en esta ciudad capital de la provincia, gobernada por el radical Sergio Varisco, nada pareciera haber cambiado respecto a la gestión de Blanca Osuna en días de Sergio Urribarri gobernador, salvo los nombres de los ejecutores de la mediocridad. El intendente, hasta el momento, sólo se ha destacada por los aumentos realizados:

> Aumentó en cerca de 900 personas la planta de contratados por favores políticos.

> Aumentó un 30% la cantidad de funcionarios políticos respecto a la gestión anterior.

> Aumentó por decreto un 25% las tasas inmobiliarias y servicios sanitarios; es decir las más masivas

Varisco, desde el día 1 se encargó de destacar la pésima tarea de su antecesora, Osuna, en lo que respecta a infraestructura, una situación que no necesitaba ser resaltada con tanta insistencia porque los paranaenses la padecían a diario, pero que el nuevo mandatario ahora utiliza para justificar la inacción actual.

Los primeros 100 días del gobierno de Cambiemos en Paraná demuestran que Varisco se preocupó más por el armado político para llegar al poder que por trabajar en la planificación de su gobierno. Lo que está sucediendo en la ciudad demuestra claramente que no se contaba con ninguna planificación que permitiera al menos abordar los primeros meses de gestión con algún acierto.

Durante el período preelectoral, en lugar de armar equipos técnicos con personas y profesionales realmente capacitados, él se limitó a prometer y prometer cargos, lo que hace que hoy el Palacio Municipal, y fundamentalmente el área del jefe del Ejecutivo, parezca una fortaleza donde habitan más custodios que funcionarios. Los reclamos por esas promesas tienen ribetes muy complicados, que en muchos casos son corregidos mediante la creación de más secretarias, sub-secretarías y otras dependencias.

Paraná es un caos, y debe tolerar contramarchas y movilizaciones a diario. Este lunes 28/03, por ejemplo, debería haber comenzado, tal como se había anunciado, a implementarse el cambio en la dirección del tránsito de algunas calles y avenidas de la ciudad. Sin embargo y sin aviso previo, todo sigue igual. Según una fuente, el motivo de la contramarcha fue que el intendente no permitió que quienes debían trabajar en la instalación del nuevo señalamiento lo hicieran en horas extras. Las arcas municipales no permiten ese sobregasto.

Desde hace una semana trabajadores de Obras Sanitarias de la Municipalidad reclaman condiciones de trabajo y mantienen un paro que preocupa a todos ya que las tareas de ese sector es fundamental ante la cantidad de barrios que no poseen servicio de cloacas y que dependen de los camiones atmosféricos del municipio para vaciar los pozos negros de su viviendas. Hay domicilios cuyos propietarios han comenzado a arrojar los líquidos a la calle ante la falta del servicio sanitario.

Además, esos trabajadores han decidido cortar una de las principales avenidas de la ciudad, lo que provoca un tremendo inconveniente en el tránsito entre el centro de la ciudad y los barrios más populosos. Aparte, la quema permanente de neumáticos ha provocado que uno de los colegios más concurridos, con nivel primario y secundario, planifique suspender las clases para evitar que el hollín siga perjudicando al alumnado y profesores.

La situación tiende a complicarse ya que otras reparticiones del municipio se plegarían a partir del martes 29/03, lo que ocasionará mayores inconvenientes. Hay que tener en cuenta que el aumento de salarios ofertado por Varisco ya fue rechazado por los gremios y por la Asociación del Personal Superior del municipio. 

Por otro lado, la mayoría de los nuevos secretarios, sub-secretarios y directores designados por la nueva gestión aún no cuentan con el decreto respectivo de designación, y muchos de ellos aún no han cobrado a pesar de que comenzaron sus tareas hace 3 meses. Nadie sabe a quién responder ante los reclamos de los vecinos. 

Hay que agregar la pésima relación existente entre Varisco y su vice intendenta, Josefina Etienot, con quien, según reveló el concejal Santiago Gaitán, casi ni se habla. Varisco realizó una conferencia para anunciar lo que se había realizado durante sus primeros 100 días al frente del municipio. Etienot no concurrió, e hizo saber que no lo hizo “para no ser cómplice de una farsa”.

Luego, son malas las relaciones dentro del bloque de concejales de Cambiemos, en especial entre Etienot y la concejal Claudia Acevedo, íntima de Varisco. Esto, sumado a cierta incapacidad de Carlos González, un incondicional del intendente, en la conducción del bloque, ha paralizado el Concejo.

Varisco estaría evaluando realizar algunos cambios en su gabinete, y muchos creen que por eso no ha firmado los decretos de designación de muchos funcionarios. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario