LILITA CARRIÓ CON LUIS MAJUL

"Durán Barba asesora para que no avancen las causas por corrupción; es un doble agente"

Durante la noche del pasado domingo 27/03, la diputada nacional por el ARI-CC, Elisa Carrió salió nuevamente a cuestionar el accionar de toda la Justicia Federal, aunque hizo una salvedad con el Juzgado N°2, liderado por el Dr. Sebastián Ramos. En esta línea, la funcionaria no sólo responsabilizó (nuevamente) a la mano derecha del Presidente de la Nación, Daniel Angelici, por el lento accionar Poder Judicial sobre las principales causas de corrupción que involucran a la familia Kirchner y su primera línea de poder durante sus años en el Ejecutivo (llámese De vido, Aníbal Fernández, Lázaro Báez, Cristóbal López, etcétera), entendiendo que "si no hay Justicia, este gobierno va a volver a robar (y el que venga también)", sino que además diparó contra su asesor ecuatoriano, Jaime Durán Barba: "Es un personaje que yo detesto porque ha asesorado al gobierno sobre que no hay que meterse en los temas de corrupción porque no le interesan a la gente. Yo creo que el señor Durán Barba es un doble agente".

Lilita Carrio volvió a asegurar que "Angelici es el hombre de Macri en la Justicia", aunque el Presidente le aseguró el 20/03 al propio Luis Majul, quien además entrevistó a la funcionaria el pasado domingo 27/03, que esto no era así.

Carrió decidicó denunciar una red Judicial para que no avancen ciertas causas puntuales de corrupción que acosan a la familia Kirchner y sus socios empresarios, en la que no sólo la integran los diferentes Juzgados Federales, Daniel Angelici y demás, sino que también está el principal asesor de Mauricio Macri, Jaime Durán Barba: "Durán Barba es un personaje que yo detesto porque ha asesorado al gobierno sobre que no hay que meterse en los temas de corrupción porque no le interesan a la gente. Yo creo que el señor Durán Barba es un doble agente".
 

Por otra parte, se mostró muy contenta sobre la decisión del amigo de la infancia de Macri, el empresario Nicolás Caputo, quien decidió vender las acciones de sus empresas, dedicadas a la obra pública, a pesar de que es algo con lo que el presidente no está de acuerdo. "Es el precio que (Caputo) tiene que pagar; que se dedique a otra cosa. Tiene mucha plata", sostuvo, a fin de no comprometer al presidente.

La diputada se mostró muy preocupada por la serenidad con la que la gente se toma los casos emblemáticos que apuntan a los diferentes poderes ejecutivos, sonde recordó la era menemista y le pidió a la ciudadanía que no se dejen llevar por los años de vacas gordas, porque es en los que se cometen mayores atrocidades. En este contexto, se preguntó adónde están los 640 mil millones de dólares que entraron al país de más para que hoy esté como está el Banco Central.

"No puedo garantizar que este gobierno no siga robando, sino se termina con la impunidad" de los casos de corrupción, advirtió Carrió.
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario