"LE SOLTÓ LA MANO"

Cruces y acusaciones y la guerra se desató entre Báez/Kirchner

Clima de tensión y molestias entre las dos familias que supieron enriquecerse en los últimos doce años. Se trata del binomio Kirchner/Báez una de las sociedades más polémicas de los últimos doce años. El fin de semana, Báez llevó adelante declaraciones después de que la actual gobernadora, Alicia Kirchner negara que hayan tenido relación.

Lo niegan, pero las pruebas están cada vez más a la vista y las diferencias entre ellos ya no se ocultan. El empresario santacruceño Lázaro Báez, acusado en la justicia por supuesto lavado de dinero, reclamó públicamente a la gobernadora Alicia Kirchner que "no pierda la memoria" luego de que la funcionaria asegurara que su familia "jamás" fue socia del constructor. Además recordó que le compró una vivienda a la actual gobernadora en el 2003.

Báez volvió a hablar en las últimas horas con el portal Infobae para lanzar un nuevo mensaje hacia Kirchner y pidió "que no pierda la memoria". Aunque luego, algo enigmático, agregó: "El silencio es salud". Ayer había dicho: "Yo puedo explicar mí patrimonio, Alicia y Echegaray, no".

La compra de la casa fue en mayo de 2003 cuando Néstor Kirchner se disponía a asumir la presidencia y Alicia el ministerio de Desarrollo Social. La operación se concretó en dos semanas. Según los registros a los que accedió el portal, se trata de un chalet ubicado en la calle Tierra del Fuego al 100, del barrio Codepro que pasó a manos de Austral Construcciones por poco más de USD 100 mil aunque se escrituró a un valor fiscal algo menor.

Ese chalet fue la casa de Alicia donde vivió junto a su exmarido, Armando "Bombón" Mercado. En 2013, murió Mercado, padre de la hija de Alicia que figura en el directorio de Hotesur, empresa de Báez que administró hoteles de la ex Presidenta Cristina Fernández.

Pese al estricto hermetismo con que Báez se maneja con la prensa y sus negocios, este fin de semana comenzó a hablar para contestarle a las críticas que recibió por parte de Alicia Kirchner y nuevo director de la Auditoría General de la Nación (AGN), Ricardo Echegaray, quien estimó que el empresario puede ir preso.
El jueves, cuando Alicia fue consultada por radio Vorterix si Báez era socio de su hermano Néstor respondió que "jamás, por favor..." y cuestionó "las mentiras que están circulando" sobre este tema.

"Yo no voy a contestar sobre la causa Hotesur, no soy ni juez ni fiscal, quien debe trabajar es la Justicia", dijo la mandataria santacruceña. "Hay muchas injusticias, un tejido de relaciones que a veces no corresponden", se quejó la gobernadora.

La exministra de Desarrollo Social durante los 12 años de kirchnerismo sostuvo que la actuación de Austral Construcciones "no fue buena", por lo que pidió "la rescisión de las obras" públicas que tenía a cargo.

“Un mensaje para Cristina”

Desde el entorno de Cristina Fernández aseguran que la entrevista de Lázaro Báez fue “un mensaje” contra la ex Presidenta.

“Le soltaron la mano, está claro”. Así definieron ante Clarín desde el entorno de Báez la relación actual con la familia Kirchner. Sin embargo, la tensión de hoy no logra ocultar los negocios con la ex familia presidencial. “Está enojado con Cristina por la situación de su hijo (Martín), si cae él se pudre todo”, contó una persona de confianza del titular de Austral Construcciones. Este mismo planteo lo realizó Norma Calismonte, esposa de Báez, en una reunión privada durante esta semana, describe la periodista santacruceña Lucía Salinas en Clarín.
En el gobierno de Alicia Kirchner no ocultaban ayer el malestar con las declaraciones de Báez. El primer cruce entre ellos fue por la obra pública: la provincia rescindió los contratos de las constructoras del empresario K por “diversos incumplimientos”. Con esa decisión le canceló toda la obra pública a Austral Construcciones, que durante el kirchnerismo fue el adjudicatario de 54 obras por $24.500 millones.

“Esperemos (por Báez) que justifique su patrimonio como dice, después del daño que le hizo al Frente Para la Victoria con sus desprolijidades”, dijo ayer a Clarín uno de los principales ministros de la gobernadora Kirchner.

La confrontación en Santa Cruz llegó a tal nivel que en el gabinete de Alicia responsabilizan a Báez por la conflictividad que se vivió en las rutas por los despidos de personal de la Uocra. “Alicia está abocada a la provincia y no se va a enganchar con lo que diga Lázaro”, aseguraron desde el gabinete.

La disputa de Báez con los Kirchner, encarnada en Alicia, parece haber roto el pacto de silencio que entre dos familias que, según la hipótesis de la Justicia, tienen finanzas indisolubles, acrecentadas por fondos multimillonarios. Y siempre públicos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario