FÓRMULA 1

A una semana del impacto, la FIA confirmó que Alonso se “salvó por poco”

El médico de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), Jürgen Lindemann, sostuvo que el piloto español, Fernando Alonso, “salvó su vida de milagro”, tras el accidente que sufrió durante la disputa de la primera fecha de la temporada 2016 de la Fórmula 1 Internacional. En esa competencia, el español abandonó el Gran Premio de Australia tras sufrir un espectacular accidente en el que milagrosamente salió ileso después de que su McLaren dio hasta 3 vueltas de campana después de estrellarse contra un muro. El accidente había ocurrido en la vuelta 18 cuando el asturiano había intentado adelantar al mexicano Esteban Gutiérrez antes de la curva N°3. En la maniobra, el mexicano había frenado para intentar que el asturiano no lo superara por la izquierda y éste había chocado con la parte trasera del vehículo.

El piloto español Fernando Alonso “se salvó por poco” en el accidente que protagonizó a 310 kilómetros por hora en el Gran Premio de Fórmula 1 de Australia, opinó el médico de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) Jürgen Lindemann.

Alonso había abandonado en esa competencia tras sufrir un espectacular accidente en el que milagrosamente había sido ileso después de que su McLaren diera hasta 3 vueltas de campana después de estrellarse contra un muro.

El accidente había ocurrido en la vuelta 18 cuando el asturiano había intentado adelantar al mexicano Esteban Gutiérrez antes de la curva N°3. En la maniobra, el mexicano había frenado para intentar que el asturiano no le superara por la izquierda y éste había chocado con la parte trasera del vehículo. 

Alonso había salido por su propio pie del vehículo aunque con dificultades para caminar después de comentar a su equipo que se encontraba bien por la radio mientras su McLaren había quedado completamente destrozado junto al muro. Posteriormente, el piloto había sido trasladado a un hospital para someterse a un examen médico.

A una semana del impacto, Lindemann manifestó en una nota que concedió al semanario alemán Der Spiegel que “cuando un piloto experimentado como Alonso se ve en las imágenes volando por los aires y saliendo ileso puede decirse a sí mismo: este auto es el vehículo más seguro posible. Pero no olvidemos una cosa: Tuvo suerte. Se salvó por poco”.

Jürgen Lindemann estimó que pese a caminar por los boxes poco después del accidente, Fernando Alonso seguramente sintió el impacto del choque en el cuerpo porque “yo no estaba ahí presente, pero seguro que le dolían los músculos y los huesos. Eso tarda una semana y después se acaba, por regla general. Estos chicos tienen cuerpos muy entrenados y muy elásticos. Pueden encajar bien algo así”.

El médico de la FIA recordó que un accidente de este tipo deja secuelas en la mente de los pilotos y que “algunos no pueden dormir o se despiertan bañados en sudor. Es algo psíquico que no tiene tanto que ver con la tortura para el cuerpo. Un accidente grave implica un estrés impresionante para la mente. El corredor vive todo como si ocurriese en cámara lenta. Y completamente consciente”.

Lindemann también consideró típica la reacción de Alonso, quien contó que pensó en su madre en el momento en el que volcaba con el bólido, sostuvo que “es una conducta clásica. Por eso salió tan rápidamente del coche, para mostrar que estaba bien”.

Por lo tanto, el doctor cree además que los pilotos están dispuestos a correr cada vez más riesgos, declaró que “la disposición al riesgo, en especial por parte de los corredores muy jóvenes, crece de una manera exponencial”.

Normalmente, cuando ocurren este tipo de accidentes en la Fórmula 1, los pilotos intentan salir lo más rápido posible del bólido o de los restos de este. “Es una conducta clásica. Quería mostrar que estaba bien”, apuntó Lindemann, que se sigue asombrando por la reacción, aparentemente inmutable, de los profesionales del volante. “He visto a corredores salir de una montaña de chatarra, caminar hacia los boxes y subirse a otro bólido. Algo impensable para nosotros”.

A pesar del buen estado de Fernando Alonso tras el impacto, el doctor cree que tendrá algunas secuelas, el profesional subrayó que “es algo psíquico que no tiene tanto que ver con la tortura para el cuerpo. Un accidente grave implica un estrés impresionante para la mente. El corredor vive todo como si ocurriese en cámara lenta. Y completamente consciente”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario