LA ÚNICA DE LAS 8, EXCLUIDA

Corredores viales: Macri le dio de baja a la firma K Electroingeniería, vinculada a Zannini

El gobierno de Mauricio Macri excluyó de la prórroga de concesiones a la firma VIALNOA de Electroingeniería, que administraba el corredor vial que atravesaba Santiago, Tucumán y Salta. A la empresa K, manejada por Osvaldo Acosta y Gerardo Ferreyra y vinculada al ex secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, se la acusó de un alto nivel de incumplimiento en la ejecución de obras contractuales, y viene de perder otro millonario contrato en Bolivia, por parte de la administración de Evo Morales.

Dentro de la prórroga por 12 meses de los contratos de concesión de los corredores viales, que incluyen a empresarios cercanos al actual y pasado poder, llamó la atención la exclusión de uno de los 8 concesionarios privados que vienen operando las rutas desde hace 6 años por el elevado nivel de incumplimiento que registra en la ejecución de las obras contractuales.

Según 'La Política Online', el gobierno de Macri excluyó de la prórroga de concesiones a la firma VIALNOA de Electroingeniería que administraba el corredor vial que atravesaba Santiago, Tucumán y Salta.

La empresa es controlada por la firma K Electroingeniería vinculada al ex secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini. VIALNOA tiene bajo su órbita el corredor número 7. Este corredor vial abarca casi 800 kilómetros de las rutas 9 y 34 que atraviesan las provincias de Santiago del Estero, Tucumán y Salta.

"Por la falta de cumplimiento de las obras mínimas y el marcado deterioro de las rutas que estaban dentro de su concesión, el titular de Vialidad Nacional, Javier Iguacel resolvió darle de baja a Electroingeniería y poner transitoriamente en su lugar a la concesionaria de corredor número 3 que integran las constructoras Cartellone y Rovella Carranza", informa el mencionado sitio.

Electroingeniería, la empresa cordobesa manejada por Osvaldo Acosta y Gerardo Ferreyra, que durante la era K tuvo una estrecha relación con la Casa Rosada vía Carlos Zanini y un crecimiento exponencial de sus negocios y contratos con el Estado, viene de perder hace pocas semanas otra concesión vial en Bolivia.

Por atrasos en las obras y falta de pago a los contratistas locales, la administración de Evo Morales le rescindió un contrato de US$250 millones para la construcción de la carretera "Santa Bárbara-Caranavi-Río Alto Beni-Quiquibey" que había sido adjudicada a principios de 2010.

Más allá de estos traspiés, la empresa de Acosta y Ferreyra está a la espera de que los funcionarios macristas terminen de avalar la continuidad de las millonarias obras de las represas santacruceñas. Las últimas señales que bajaron de la Casa Rosada indicarían que el proyecto va camino a ser ratificado con una serie de modificaciones que apuntarían a reforzar la protección ambiental y a ampliar las líneas de transmisión que se requerirán para el traslado de la energía de las usinas hasta los grandes centros de consumo.

 

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario