DEBATE

Comunistas argentinos se quejan de Storani pero olvidan la autocrítica

Hay que cerrar el capítulo del enfoque simplista del kirchnerismo acerca de los años '70, y hacerlos no sólo más profundo sino también más realista. El llamado de atención es para todos quienes opinan sobre lo que ocurrió: ya no están más los KI, con su 'relato' absurdo. Y esa conclusión incluye a la Federación Juvenil Comunista.

Quien pretenda debatir los sucesos de marzo de 1976 deberá considerar que el archivo ya no se encuentra bloqueado por los K. El cuento simplista de lo que ocurrió, carece de sentido. Y eso incluye a los jóvenes comunistas. Aquí el debate:

El siguiente texto fue difundido por la Federación Juvenil Comunista:

"El Dr. Federico Storani realizó, en el programa televisivo "Intratables", declaraciones injuriosas respecto a nuestro partido, por tal motivo nos vemos en obligación de responder. Storani sostuvo que “El PC argentino hacía la vista gorda a la situación de los Derechos Humanos, porque el gobierno de Facto tenía negocios con la URSS”, este planteo lo encuadra en una justificación a la presencia de Barak Obama en Argentina durante la conmemoración de los 40 años del Genocidio.

Ante estas falacias, el Partido Comunista declara que durante los momentos más oscuros de nuestra historia nuestra organización aportó a la lucha, a través de la militancia popular, lo que nos trajo un gran costo en vida de muchos compañeros que combatieron a la dictadura. Repudiamos las declaraciones del ex Ministro, que ofenden la memoria de nuestros camaradas desaparecidos y de los sobrevivientes a la prisión y la tortura de la Dictadura Militar, muchos de los cuales aún luchan en nuestra ciudad.

Resulta particularmente llamativo que siendo Storani de La Plata no conociera el amplio conjunto de militantes comunistas torturados y desaparecidos en la ciudad, muchos de ellos de renombre tanto por las responsabilidades políticas que tenían en aquellos tiempos, tales como el conjunto de camaradas que conducían el Centro de Estudiantes de Medicina de la UNLP,  Luis Dimattia, Juan José Riqueza y “Neco” Zaragoza, militantes orgánicos de la Federación Juvenil Comunista desaparecidos en 1977, este último hermano de  “Chilo” Zaragoza, quien había sido asesinado por la Triple A por conducir la lucha contra el cierre de la carrera de Bioquímica en la intervención que la universidad viviera previo al golpe; o Ana Teresa Diego, estudiante del Observatorio Astronómico, sobre la cual se han filmado documentales y la Unión Astronómica Internacional nombró al asteroide 11441 Anadiego en su honor, entre tantos otros valiosos militantes cuya vida fue sesgada por su compromiso político y su lucha aún en las duras condiciones que establecía la dictadura.

Storani pareciera desconocer (u ocultar) también el rol protagónico de los abogados comunistas participando de las primeras presentaciones legales para la aparición de los desaparecidos. No sólo eso, sino también que el PC es el único partido querellante en los juicios a los genocidas.

Respecto a las relaciones económicas que mantenían la ex URSS y Argentina, estas fueron establecidas durante el gobierno radical de Hipólito Yrigoyen, partido al que pertenece Storani. Estos comentarios anticomunistas sólo fomentan una tergiversación de los hechos y son monocordes a la política imperialista que ataca a las organizaciones populares. Esta arremetida se da en el marco especial de los 40 años del genocidio y de la visita del Presidente del mayor país imperialista, Estado responsable impulsor de la estrategia de establecimiento de dictaduras con el fin de sofocar los avances populares, en materia de lucha política y soberanía económica, que se vivían en la región y dar inicio al neoliberalismo como forma duradera de sometimiento.

El balbuceo anticomunista no es más que otra expresión para legitimar las políticas de ajuste que el señor Storani ha defendido, tanto en el Gobierno de De la Rúa y la Alianza, donde fue ministro responsable de la represión en Corrientes que dejó como saldo la muerte de dos trabajadores, junto a varias decenas de heridos. Actualmente su partido es parte de la coalición reaccionaria que llevó a  Mauricio Macri a la presidencia y está fustigando a los trabajadores con políticas de ajuste, entregando la soberanía nacional a los fondos buitres y al FMI, desplegando políticas de reforma estructural que están haciendo regresar meteóricamente a la Argentina al régimen neoliberal, con un nuevo auge de pobreza y desocupación.

No se equivoque Dr. Storani, la actuación del PC, más allá de los errores de caracterización tenidos en el momento, fue siempre la de salir a la calle y pararse junto al campo popular en los momentos de lucha y de represión, durante la dictadura y durante la rebelión popular del 2001 cuando nuestros militantes dejaron su vida junto al pueblo. No es el mismo actuar de su partido, el cual participó con más de 300 intendentes y otros miles de cuadros, siendo el partido que más funcionarios tuvo en la última dictadura militar (mientras no se puede contar ni un solo funcionario comunista en la misma, mostrando la falsedad del supuesto apoyo que usted vocifera), y que tras aquella triste experiencia nuevamente está junto a gobiernos que someten al pueblo a políticas neoliberales, a fuerza de represión, motivando el encarcelamiento de luchadores populares como Milagro Sala.

Con casi 100 años de historia el PC siempre estuvo y estará con el pueblo y los trabajadores, con aciertos y errores, defendeiendo ante todo los intereses de la clase obrera. Por ese motivo este 24 de marzo estaremos nuevamente en la calle, oponiéndonos al gobierno de Mauricio Macri y la alianza Cambiemos de la que la UCR es parte. También sabemos distinguir que no todos los radicales comparten esta lamentable posición que usted promueve y que muchos han sido compañeros en distintas luchas populares.

El discurso de Storani se vuelve monólogo repetido, pero peligroso, ya hubo momentos en nuestra historia que se justificó la violencia hacia el marxismo y de la cuales nacieron organizaciones como la Alianza Argentina Anticomunista (Triple A). Así se abrió la puerta de lo que sería la más sangrienta dictadura en nuestro país. Storani miente, y lo hace de manera intencional. No dejaremos avasallar la memoria de nuestros caídos por este ni ningún otro personaje. Seguiremos en cambio defendiendo las conquistas populares y saliendo a la calle para pararnos junto a los trabajadores, por una Argentina libre y soberana, por un futuro de justicia y socialismo para nuestro pueblo.

Partido Comunista
Federación Juvenil Comunista
La Plata
"

Sin embargo, Storani conoce lo que sucedió en los tiempos a los que se refiere. ¿Por qué no creer que los casos mencionados en el documento de la Federación Juvenil son puntuales y no generales sobre la relación de los militantes del PC y el enfoque que se les brindaba desde la conducción partidaria acerca del proceso de facto?

> El 08/04/1976, Tribuna Popular (publicación del PC) titula “Nuevo momento”, muy similar al “Nuevo gobierno” de Clarín del 24/03/1076,): “En cuanto a sus formulaciones [de Videla] afirmamos enfáticamente que constituyen la base de un programa liberador que compartimos”.

> En mayo de 1976, el Comité Central del PC Argentino aprobó un informe de Orestes Ghioldi, “Democracia renovada o pinochetismo”. Ghioldi escribió que Videla no era partidario de una “solución” basada “en una montaña de cadáveres”.

> El 05/02/1978 él escribió: “La postulación de Viola para la Presidencia en la 2da. etapa del Proceso de Reorganización Nacional… es una buena noticia para todos los argentinos”.

> En 1978, Athos Fava y Fernando Nadra viajaron a USA, donde presentaron su libro “EEUU, Grandezas y Miserias”. Así resumieron el objetivo del viaje: “La campaña de (James) Carter está dirigida a apoyar a los grupos antividelistas con el pretexto de los DDHH” (La Nación, 11/7/78).

> El 1/12/78, Jesús Mira y Juan Carlos Cominguez participaron en una reunión en “El Molino” con Jorge Rafael Videla, a quien Cominguez agradeció por “permitirnos estar aquí” (Gente, 07/12/1978).

> Athos Fava (10/01/1981) escribió que un “Convenio Nacional Democrático, entre civiles y militares, permitirá superar el escollo… de los desaparecidos”.

Etc. etc.

El siguiente texto fue el comunicado del Partido Comunista Argentino el 25/03/1976, titulado "Los comunistas y la nueva situación Argentina, declaración del PC

Ayer 24 de Marzo, las FF.AA. depusieron a la presidenta María E. Martínez, reemplazándola por una Junta Militar integrada por los comandantes de las tres armas. No fue un suceso inesperado. La situación había llegado a un límite extremo "que agravia a la Nación y compromete su futuro", como dice en uno de los comunicados de las FF.AA. Cargan por esta situación, inmensa responsabilidad el lopezrreguismo reaccionario y su protectora María E. Martínez, que habían pisoteado el programa por el cual había votado el pueblo en 1973, y que en la etapa anterior había empezado, aunque con timidez e inconsecuencias, a realizarse. Comparten la responsabilidad jerarcas sindicales que sofocaron al movimiento obrero. La movilización de tropas del 24 de Marzo había sido precedida de una intensa campaña que reclamaba "rectificar el rumbo".

Efectivamente, era necesario y urgente cambiar el rumbo pero no en la dirección indicada por La Prensa y Clarín, por APECE (ex ACIEL de infausta memoria), el MID frigerista, Alsogaray y Manrique; la alianza del poder del dinero con políticos inescrupulosos sin respaldo popular.

En víspera de los dramáticos sucesos del 24, bandas fascistas impunes asolaron con sus crímenes el país. La muerte rondaba las calles y caminos, fabricas, universidades, hospitales; penetraba en la intimidad de los hogares. Nunca se había visto en nuestro país nada tan cruel.

El PC siempre se pronunció contra los golpes de Estado. La experiencia indica que desde 1930 los golpes de Estado tuvieron por objeto defender el latifundio improductivo y aumentar el grado de dependencia del país. Esta vez, ¿se romperá esa nefasta tradición?

El PC esta convencido de que no ha sido el golpe de Estado del 24 el método más idóneo para resolver la profunda crisis política y económica, cultural y moral. Pero estamos ante una nueva realidad. Estamos ante el caso de juzgar los hechos como ellos son. Nos atendremos a los hechos y a nuestra forma de juzgarlos; su confrontación con las palabras y promesas.

Los actores de los sucesos del 24 expusieron en sus primeros documentos sus objetivos, que podríamos resumir de la siguiente manera: "... Fidelidad a la democracia representativa con justicia social; revitalización de las instituciones constitucionales; reafirmación del papel del control del Estado sobre aquellas ramas de la economía que hacen al desarrollo y a la defensa nacional, defensa de la capacidad de decisión nacional...".

El PC, aunque no comparte todos los puntos de vista expresados en los documentos oficiales, no podría estar en desacuerdo con tales enunciados, pues coinciden con puntos de su programa, que se propone el desarrollo con independencia económica; la seguridad con capacidad nacional de decisión, soberanía y justicia social. No se concibe la seguridad a la brasileña, la que Mac Namara propuso a los países latinoamericanos. El triste ejemplo de Brasil; es elocuente: allí se logro la "seguridad" con injusticia social, con asesinatos y presos, con dependencia y agresividad exterior.
Este camino no puede dar apariencia de fuerza a una nación intrínsecamente débil, podrida por dentro. Subrayamos este concepto porque no se puede ignorar la aspiración estadounidense y su socio, la cúpula brasileña, a dominar la Cuenca del Plata, controlar la pampa húmeda, la costa sudatlántica y la Antártida; no se puede ignorar su apetito de petróleo de la plataforma submarina, de uranio y de otras riquezas nacionales. ¡Es inconcebible la sola idea de la Argentina factoría!

Entre los objetivos expuestos por la Junta Militar está el de combatir la corrupción que pudre donde penetra; y en nuestro país ha penetrado hondo en ciertos medios. Nada tan necesario. El PC advierte empero el peligro de que se poden las ramas y se deje el tronco, se ataquen las consecuencias y no las causas, se quede en la superficie sin llegar a la fuente. Así se podrá castigar a un corrompido o a muchos corrompidos; pero no a erradicar la corrupción; la fuente es el cáncer del latifundio y de los monopolios internacionales.

También expuso su propósito de poner fin a la subversión. Es conocido el punto de vista del PC sobre las actividades de la supuesta ultraizquierda, que siempre repudió. La guerrilla se combate, sobre todo, suprimiendo las causas sociales que la generan, como se reconoce en documentos militares.

Pero, ¿se sobreentiende también investigar y castigar con el máximo rigor a las bandas hasta ahora impunes de criminales fascistas? De no ser así, además de defraudar la expectativa popular, quedaría flotando el peligro de la guerra civil. El PC considera que es un serio error suspender laactividad de los Partidos Políticos. Los Partidos Políticos democráticos pueden y deben, en esta nueva situación, contribuir sólidamente a encontrar las mejores soluciones, a encauzar el proceso por vía constitucional respetando los derechos del hombre y del ciudadano, sobre todo la libertad de expresión. La opinión publica espera sean puestos en libertad todos los presos sin causas ni proceso y sea abolida la pena de muerte. La lucha por la multipartidaria ha sido un gran aporte a las soluciones nacionales. Y el hecho que se hayan podido plasmar, aunque aun de manera inconclusa, es alta expresión de la madurez política.

Si la multipartidaria no pudo todavía jugar su papel es porque surgió al borde del abismo. Lo que no invalida su enorme significación política. El PC considera auspicioso que la Junta Militar haya desechado una solución "Pinochetista". Sin embargo, nadie tiene derecho a desarmarse. En el seno de las FF.AA. y fuera de ellas se esconden también pinochetistas. El enemigo interno y externo está en acecho. Los imperialistas y fascistas sueñan con el pinochetazo, con un baño de sangre.

Buenos Aires, 25 de marzo de 1976”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario