COMPLICADÍSIMO "PONERLE EL GANCHO"

Mindlin (2): Petrobras es un infierno

La situación política y económica se complica en Brasil, y golpea durísimo a Petrobras. Imaginar que en esta situación en una empresa estatal y, entonces, politizada, alguien pueda 'ponerle el gancho' a la venta de activos millonarios en la Argentina, resulta inverosimil.

Petrobras reportó una pérdida récord en el 4to. trimestre tras realizar un fuerte ajuste en el valor de campos petroleros y otros activos en medio del desplome de los precios del crudo, que neta consolidada alcanza a 36.900 millones de reales (US$10.200 millones) en 90 días, según un informe al regulador.

El déficit superó en 48% a la pérdida de 26.600 millones de reales (US$7.340 millones) de 2014, el récord previo.

La mayor pérdida para el 4to. trimestre en un sondeo de Reuters a analistas alcanzaba los 9.700 millones de reales (US$ 2.676,5 millones)..

Fue el 1er. balance anual de la gestión del presidente Aldemir Bendine, quien asumió la petrolera en febrero de 2015, sustituyendo a María das Gracas Foster en medio de la crisis generada por la Operación Lava Jato, la investigación de corrupción en Petrobras, entre otras empresas estatales brasileras. Bendine destacó, pese al resultado contable negativo, lo que consideró fueron los buenos resultados gerenciales, con baja de gastos administrativos y de la deuda líquida.

Mal momento para Marcelo Mindlin y su Pampa Energy que quiere, justo ahora, saltar sobre Petrobras Argentina.

Bendine es el ex CEO de Banco do Brasil y conoce cuáles son las reglas corporativas... y políticas en un Brasil complicadísimo.

El resto del directorio de Petrobras tampoco ignora la situación: desde el ex AT&T y ex Citibank, João Adalberto Elek Junior, al al histórico ingeniero y MBA Antônio Sérgio Oliveira Santana, pasando por Ivan de Souza Monteiro, Hugo Repsold Júnior, Solange da Silva Guedes, Roberto Moto y Jorge Celestino Ramos.

Difícil para Petrobras Argentina concretar su negocio con Mindlin sin que en el futuro alguien pueda investigar si las condiciones fueron las apropiadas. 

En octubre de 2015, Petrobras congeló hasta 2016, su salida del mercado argentino a través de la venta del 65% del capital de Petrobras Argentina (el resto cotiza en el mercado bursátil como PESA), luego de haber negociado durante varios meses, en forma infructuosa, con YPF, Pan American Energy (PAE); Pluspetrol y Tecpetrol (Techint) y Grupo Indalo. El argumento fue que la coyuntura política de Brasil se había complicado mucho.

¿Qué decir ahora, cuando Dilma Rousseff acaba de denunciar un golpe institucional en marcha y su negativa a renunciar mientras comienza el juicio político en su contra?

La comisión de 65 diputados creada para definir si abrirá un juicio político a la presidenta Rousseff, concluirá su trabajo en menos de 1 mes, anunció su titular, Rogério Rosso.

"Imagino que para el 11/04 el informe será votado y podrá ir entonces al pleno de la Cámara", le dijo a periodistas, y agregó que "la sociedad brasileña está atenta y quiere que esto sea definido lo más pronto posible".

La venta de sus activos argentinos es parte de un proceso de desinversión global de Petrobras por más de US$ 15.000 millones pero... es complicado concretarlo cuando ni siquiera se sabe el alcance presente de la investigación sobre corrupción en la compañía.

En la Argentina, Petrobras (que le había comprado a Perez Companc sus negocios) ocupa el 4to. lugar como productor de crudo, con una oferta de 3.180 metros cúbicos diarios del hidrocarburo.

En el mundo, Petrobras hizo un ajuste del valor de los activos del 4to. trimestre, que alcanzó los 46.600 millones de reales (US$12.858 millones), que informó que sus pérdidas en 2014 fueron relacionadas al escándalo de sobreprecios y sobornos que ha complicado a la compañía.

También pesó la baja de los ingresos y de los precios de exportación de petróleo y derivados.

Petrobras dijo que además del ajuste de activos y de inversiones debido a la baja de precios del crudo, ocurrió un incremento en las tasas de descuento por el aumento del riesgo Brasil con la pérdida del grado de inversión, además de pagos por intereses y pérdidas cambiarias.

En el 4to. trimestre 2015, las ventas netas, o el total de los ingresos menos los impuestos a este ítem, alcanzaron los 85.100 millones de reales (US$22.488,8 millones) en el trimestre y las ganancias ajustadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, o EBITDA, fueron de 17.100 millones de reales (US$4.718,5 millones).

El resultado del 4to. trimestre llevó a la compañía a registrar pérdidas por 34.800 millones de reales (US$ 9.600,5 millones) en todo 2015, que estuvieron relacionadas a una caída del 42% en el precio del petróleo.

Las acciones comunes de Petrobras en Nueva York cayeron -5,8% en las operaciones electrónicas tras el cierre de la sesión regular en Nueva York.

Lo llamativo es que las situaciones "negativas" para Petrobras no se reflejan en la cotización de la acción en la Bolsa de Buenos Aires: sus acciones subieron 0,2%, y en 22 días que ya transcurrieron de marzo, ganó más de 40%, que supera en más de 10 puntos porcentuales a lo que brinda un plazo fijo en todo un año. Es decir que otorgó casi 18 veces más de rentabilidad que una colocación bancaria. De hecho, en el acumulado de marzo supera las ganancias que lleva en todo el 2016 (37%). Alguien podría afirmar que el papel se presta a un escolaso tal como sucedió en el pasado con, por ejemplo, Indupa o Celulosa Argentina.

Muy raro todo, muchísima especulación. En tanto, Petrobras se sigue complicando: fue detenido en Portugal el empresario Raul Schmidt, ex ejecutivo de la petrolera quien se encontraba prófugo desde julio de 2015. Él fue arrestado en un departamento en pleno centro de Lisboa, donde se había refugiado por tener la doble nacionalidad.

Schmidt, quien en Londres es propietario de una galería de arte, es sospechoso de "haber actuado como intermediario en operaciones de Petrobras que llevaron al cobro indebido de comisiones por valor de varios millones de reales", de acuerdo a las autoridades. Él fue jefe de Petrobras en Angola entre 1994 y 1997 y, desde 2007 fue el intermediario entre la petrolera y proveedores en el exterior.

El contexto de Brasil es más grave de lo que muchos imaginan. Su economía perdió en febrero 104.582 puestos de trabajo formales, según el Catastro General de Empleados y Desempleados (Caged) divulgado por el Ministerio de Trabajo, en el peor resultado para el mes desde el inicio de la serie histórica en 1992.

En los últimos 12 meses, Brasil cerró 1.706.985 empleos formales, una baja de 4,14% en el contingente de empleados con libreta de trabajo.

Es parte del problema que 7 de las mayores constructoras de Brasil no obtuvieron ningún contrato en 2015 con el Gobierno Federal ni con los estados provinciales: 175.000 puestos de empleo fueron eliminados en la construcción pesada en 2015.

El sector retrocedió a niveles de empleo similares a los de 2008, de acuerdo a un reporte del diario Valor firmado por los periodistas Daniel Rittner y Murillo Camarotto.

Las empresas sufren también con atrasos en los pagos y recesiones de contratos.

Andrade Gutierrez, por ejemplo, abandonó el consorcio de la Usina Nuclear de Angra 3 y rescindió el contrato de ejecución de parte de la ferrovia de Integración Oeste-Este.

"Tememos por la destrucción de las empresas nacionales", dijo Pedro Celestino, presidente del Club de Ingeniería.

En tanto, Dilma Rousseff intenta sobrevivir como puede. Ella denunció "una estrategia de cuanto peor, mejor" conducida por sectores de la oposición desde que asumió su 2do. mandato, en enero 2015: "Esa estrategia viene siendo una acción sistemática, antirepublicana y antidemocrática, que se manifiesta en una 'agenda bomba' (en el Congreso) y argumentos falsos e inconsistentes para retirarme el mandato que me otorgó el pueblo brasileño".

Dilma citó al fallecido dirigente Leonel Brizola en su campaña por la legalidad, en 1961, cuando defendió al gobierno de Joao Goulart del asedio de sectores conservadores hasta su deposición.

"Jamás imaginé volver al momento en que se hiciera necesario movilizar a la sociedad en torno de una nueva campaña por la legalidad, como estamos haciendo hoy", dijo Dilma.

"Que quede claro. Me sobran energía, disposición y respeto por la democracia para hacer el enfrentamiento necesario a la conjura contra la estabilidad democrática", agregó la Presidente.

Dilma dijo que es cierto que la Constitución prevé el mecanismo del impeachment como instrumento para apartar a un  Presidente, pero que un proceso de juicio político sólo puede llevarse a cabo por un delito de responsabilidad "claramente demostrado, con pruebas incuestionables. A falta de esas pruebas, el apartamiento de un Presidente se convierte en un delito contra la democracia."

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario