EN MEDIO DEL ESCÁNDALO

Petrobrás reporta una pérdida de US$ 10 mil millones

La petrolera estatal brasilera registró una pérdida record de 10.200 millones d edólares en el cuarto trimestre del 2015, luego de realizar un fuerte ajuste en el valor de campos petroleros y otros activos en medio del desplome de los precios del crudo. Las acciones comunes de Petrobras en Wall Street cayeron un 5,8% en las operaciones electrónicas tras el cierre de la sesión regular en Nueva York.

La petrolera brasileña controlada por el Estado Petrobras reportó una pérdida récord en el cuarto trimestre tras realizar un fuerte ajuste en el valor de campos petroleros y otros activos en medio del desplome de los precios del crudo.
 
Petrobras, en el epicentro de un enorme escándalo de corrupción, presentó una pérdida neta consolidada de 36.900 millones de reales (US$10.200 millones) en el trimestre, según un informe al regulador.
 
El déficit, por sobre lo esperado, fue un 48% mayor a la pérdida de 26.600 millones de reales (US$7.340 millones) de un año antes, el récord previo.
 
La mayor pérdida para el cuarto trimestre en un sondeo de Reuters a analistas alcanzaba los 9.700 millones de reales (US$2.676,5 millones).
 
El ajuste del valor de los activos del cuatro trimestre alcanzó los 46.600 millones de reales (US$12.858 millones), según el informe. Un año antes, el mismo aspecto también fue la causa de las pérdidas de la compañía, aunque estuvieron principalmente relacionadas al escándalo de fijación de precios y sobornos que ha complicado a la compañía.
 
Las ventas netas, o el total de los ingresos menos los impuestos a este ítem, alcanzaron los 85.100 millones de reales (US$22.488,8 millones) en el trimestre y las ganancias ajustadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, o EBITDA, fueron de 17.100 millones de reales (US$4.718,5 millones).
 
El resultado del cuarto trimestre llevó a la compañía a registrar pérdidas por 34.800 millones de reales (US$9.600,5 millones) en el 2015, que estuvieron relacionadas a una caída del 42% en el precio del petróleo.
 
Las acciones comunes de Petrobras en Nueva York cayeron un 5,8% en las operaciones electrónicas tras el cierre de la sesión regular en Nueva York.
 
Detención en Portugal
 
La investigación del caso de corrupción "Lava Jato" vivió ayer su primera operación fuera de las fronteras brasileñas con la detención en Portugal del empresario Raul Schmidt, antiguo empleado de la petrolera estatal Petrobras.
 
Schmidt, que se encontraba huido desde que en julio de 2015 el juez ordenara su detención, fue arrestado en un apartamento en pleno centro de Lisboa, dentro de una operación entre las autoridades de ambos países.
 
Su detención se produce en un momento clave del proceso "Lava Jato" ("Lavado de coches"), que también salpica al ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y que derivó en una tormenta política en los últimos días.
 
Tanto la Fiscalía como la Policía Judicial (PJ) de Portugal dieron detalles del arresto de un ciudadano luso-brasileño (tiene la doble nacionalidad) por su relación con este caso, pero sin llegar a desvelar su identidad, que sí fue revelada por el Ministerio Público Federal de Brasil.
 
Schmidt, sobre el que pesaba una orden de detención internacional, es sospechoso de "haber actuado como intermediario en operaciones de Petrobras que llevaron al cobro indebido de comisiones por valor de varios millones de reales", de acuerdo con la información facilitada por las autoridades.
 
Con residencia en Londres, donde es propietario de una galería de arte, el ahora detenido fue representante de Petrobras en Angola entre 1994 y 1997 y, desde 2007, actuaba como intermediario entre la petrolera y algunos de sus abastecedores en el exterior.
 
Por otra parte, la comisión de la Cámara de Diputados creada para decidir si existen méritos jurídicos para abrirle un juicio político a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, concluirá su trabajo en menos de un mes, consideró ayer su presidente, Rogério Rosso.
 
"Imagino que para el 11 de abril el informe será votado y podrá ir entonces al pleno de la Cámara", dijo a periodistas el diputado Rosso, quien sostuvo que "la sociedad brasileña está atenta y quiere que esto sea definido lo más pronto posible".
 
Rosso comentó sus previsiones antes del inicio de la segunda sesión de esa comisión, formada por 65 diputados de todos los partidos representados en la Cámara baja.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario