FINAL DE LA GUERRA FRÍA

Obamanía (y próxima Googlemanía) en Cuba

El presidente Barack Obama trazará el martes 22/03 su visión para el futuro de las relaciones con Cuba en un discurso en La Habana que será transmitido en vivo en la isla y se reunirá con disidentes, en el cierre de una visita que busca afianzar el acercamiento entre los ex rivales de la Guerra Fría. En tanto, Obama anuncia un acuerdo de la empresa californiana Google para ampliar el acceso a internet en la Isla con más conexiones de wifi y banda ancha... una contribución muy valorada por muchísimos cubanos.

"Una de las cosas que voy a anunciar es que Google ha alcanzado un acuerdo para empezar a establecer más acceso wifi y de banda ancha, un acceso necesario para que Cuba entre en el siglo veintiuno económicamente", adelantó Barack Obama en una entrevista grabada el domingo 20/03 en La Habana y emitida este lunes 21/03 por la cadena ABC News.

El Presidente estadounidense considera que un mayor acceso a internet proporciona al pueblo cubano "más información y le permite tener más voz".

"Ya hemos suavizado administrativamente algunos aspectos del embargo para que puedan empezar a venir (a la Isla) no solo los servicios financieros y de turismo, sino también las compañías informáticas", recordó el mandatario.

Preguntado por el efecto social del mayor acceso a internet para los cubanos, Obama consideró que "los cambios van a ocurrir".

"Y creo que Raúl Castro (el presidente de Cuba) lo entiende. Les gustaría controlar la velocidad de cómo ocurre, pero lo que voy a repetir en todos mis reuniones aquí es que es mejor ponerse al frente de los cambios que dejar que los cambios te pasen", señaló.

El Gobierno cubano debe ahora, según Obama, "tener la capacidad de reconocer dónde está el futuro y empezar a preparar el terreno".

El mandatario destacó el "extraordinario incremento de los niveles de alfabetización en la Isla" y el "sólido sistema de sanidad" cubano. "La gente aquí está hambrienta de información", subrayó.

En la entrevista, Obama aseguró que defenderá las libertades de expresión y reunión, así como el derecho a practicar la propia fe "sin coacción del Gobierno" en su discurso televisado de mañana en La Habana, en el que se dirigirá al pueblo cubano.

"Voy a afirmar que nosotros pensamos que los valores en los que creemos son universales, que todas las personas aspiran a la libertad de expresión y reunión, que todas las personas aspiran a poder practicar su fe sin coacción del Gobierno y que la prueba de los modelos económicos puede verse alrededor del mundo", adelantó.

"Mantendré un tono coherente con el que he mantenido durante este proceso, lo que significa que respetamos el derecho del pueblo cubano a la autodeterminación. Esencialmente, no corresponde a Estados Unidos determinar la forma de Gobierno de Cuba ni tampoco su economía", indicó el gobernante.

Instando a Cuba a la democracia, Obama, pondrá el foco en la represión política y la miseria económica en la isla cuando se reúna con disidentes y hable al pueblo cubano en el cierre de su histórico viaje.

El motivo de Obama para viajar a La Habana descansa en la idea de que la interacción directa con los cubanos haría más para darles poder y llevar al cambio que las décadas de aislamiento. Por ello, el discurso de Obama en el Gran Teatro de la Habana promete ser la mejor ocasión del mandatario para presentar su iniciativa para que Washington y la isla dejen atrás los vestigios de la Guerra Fría.

Su encuentro más tarde el martes 22/03 con disidentes cubanos críticos con el gobierno del presidente Raúl Castro era un requisito previo para realizar la visita, dijo la Casa Blanca, rechazando las sugerencias de que Obama está recompensando un sistema cuyo trato a la disidencia es contrario a los valores estadounidenses.

"Estados Unidos continuará hablando en nombre de la democracia, incluyendo el derecho del pueblo cubano a decidir su propio futuro", dijo Obama, junto a Castro en el Palacio de la Revolución. "Hablaremos en nombre de los derechos humanos universales, incluyendo la libertad de expresión y asamblea y religión".

Antes de partir de Cuba, el 1er. Presidente estadounidense en llegar a La Habana en 88 años, disfrutará de una pasión compartida por ambos países: el béisbol.

Su visita a sólo 10 meses de dejar la presidencia ha sido criticada por quienes consideran que su estancia en la isla de gobierno comunista avala las conductas represivas y violatorias de derechos humanos que Washington critica.

Pero hablándole a los cubanos y reuniéndose con líderes disidentes, Obama busca comprometerse de primera mano con el respeto a los derechos humanos del pueblo cubano.

"El destino de Cuba no será decidido por los Estados Unidos o cualquier otra nación: Cuba es soberana", dijo Obama el lunes tras una reunión de dos horas con su homólogo Raúl Castro. "El futuro de Cuba será decidido por los cubanos, por nadie más".

Obama hablará ante una multitud cuidadosamente escogida. Pero millones de cubanos dentro y fuera de la isla podrán seguir su discurso desde el Gran Teatro de La Habana, el mismo lugar donde el último presidente estadounidense que visitó la isla, Calvin Coolidge, dirigió palabras a este pueblo en 1928.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario