CONGRESO ENTRERRIANO

La UCR exige “no seguir recibiendo órdenes del PRO” (Varisco desesperado)

Los congresales de la UCR que se reunieron este sábado 19/03 en Paraná para analizar el papel del partido dentro de Cambiemos emitió un comunicado en el que expuso sus reclamos a sus socios del macrismo. Pidieron la inmediata conformación de una “mesa política”, para tomar medidas conjuntas y que “hasta que ello no suceda se desista de avanzar unilateralmente en la toma de decisiones”. El único que pidió más apoyo al Pro fue el intendente Varisco.

PARANÁ. Tal como se esperaba en muchos círculos de la política entrerriana, el Congreso de la UCR de Entre Ríos, que se llevó a cabo este sábado 19/03 en la sede central del partido, en Paraná, tuvo ribetes muy especiales y dejó al descubierto el malestar que existe en gran parte de la dirigencia radical por la forma en que se llevan adelante las relaciones con sus socios de Cambiemos.

Luego de más de 4 horas de deliberaciones, los radicales emitieron un comunicado en el que quedó en evidencia el fastidio, pero proponiendo alternativas que terminen con esa situación y todo vuelva a la normalidad.

El documento emitido por el Congreso en su primera parte hace un largo repaso de la forma en que se constituyó el frente Cambiemos “del que la Unión Cívica Radical fue activo impulsor y protagonista, demostró ser la adecuada para lograr el objetivo básico que el escenario del 2015 reclamaba: evitar la continuidad del Frente para la Victoria en el poder y lograr de ese modo la alternancia en el gobierno y la restitución del equilibrio político en nuestro país. El esfuerzo comprometido y responsable de militantes, dirigentes y candidatos de la Unión Cívica Radical a lo largo y a lo ancho del país fue clave para el logro de aquel triunfo y no hubiera sido posible sin él. El radicalismo entendió que era hora de privilegiar los reclamos más legítimos de un sector mayoritario de la sociedad en pos de recuperar la República, aún a sabiendas que ello conllevaría a tener que declinar en muchos casos legítimos intereses partidarios o personales”.  

Luego de describir la situación en que se recibió el país y apoyar las medidas que está adoptando el gobierno del presidente Mauricio Macri, “Muchas de estas propuestas vienen siendo objeto de iniciativas de legisladores de nuestro partido”, expresaron, los congresales, pero también advirtieron que “Algunas medidas dolorosas pero inevitables que debieron tomarse para revertir desequilibrios que se acumularon de manera irresponsable en el pasado deberán no obstante tener como complemento acciones destinadas a morigerar sus efectos sobre los sectores más vulnerables de la población”.

Antes de ocuparse de lo provincial dejaron asentado que “Hacemos nuestras en ese sentido las palabras del Presidente del Comité Nacional de la UCR, José Corral: ´somos parte de un Gobierno al que apoyamos, pero sin dejar de decir lo que pensamos, porque esa es también nuestra función´”.

En el plano estrictamente provincial criticaron duramente los últimos 12 años de gobiernos peronistas (4 años de Jorge Busti y 8 años de Sergio Urribarri), fundamentalmente este último período, sobre el que redactaron “Consideramos injusto que todos los entrerrianos tengan que pagar la fiesta populista de Urribarri”.

Los radicales dejaron bien claro: “A diferencia de lo que sucedió a nivel nacional, la constitución del Frente Cambiemos no alcanzó para lograr un cambio de signo político en el gobierno provincial, pero sí constituyó la herramienta electoral que permitió recomponer el equilibrio en la Legislatura y en muchos concejos deliberantes, así como recuperar numerosos municipios y comunas, en su mayoría gobernados por hombres y mujeres de la Unión Cívica Radical”, y ante ello reclamaron a las demás fuerzas políticas que integran Cambiemos, pero fundamentalmente al PRO “consolidar esta experiencia frentista, sobre la base del respeto mutuo y el diálogo permanente, de manera que trabajando en el fortalecimiento del frente afrontemos el desafío electoral de las legislativas de 2.017 y de cambio de gobierno del 2019 asegurando un triunfo en ambas instancias”.

Más aún, dos párrafos más abajo explicitaron: “Se observan algunas dificultades en este sentido, por lo menos por ahora, dificultades que no tienen que ver solamente con la falta absoluta de integración de dirigentes de nuestro partido en los distintos cargos que dependen del Gobierno Nacional en Entre Ríos, sino con la inexistencia de un espacio institucional donde se debata, se definan y se asuman las distintas tomas de decisiones políticas que se encuentran definiendo unilateralmente en nombre del frente. No emitimos juicio, y tampoco avalamos, la decisión de incorporar a cambiemos dirigentes del peronismo que no integran la coalición, pero si pretendemos ser parte del ámbito donde se planifican y se toman este tipo de decisiones”.

Para ello los radicales exigieron la conformación de una mesa provincial de Cambiemos, que deberá ser integrada mayoritariamente por la UCR y el PRO, donde se definan las políticas y se tomen las decisiones hacia el interior del espacio y hacia la sociedad, y que hasta que ello no suceda se desista de avanzar unilateralmente en la toma de decisiones”. 

No más ordenes del PRO

Hubo varios oradores durante la jornada, pero seguramente el discurso que marcó el verdadero motivo del congreso fue el del senador y presidente del bloque de Cambiemos, Raymundo Kisser: “No quiero recibir sólo ordenes de un partido que es el PRO. Quiero una Mesa de Cambiemos que es una herramienta esencial gracias a la cual hoy tenemos 28 intendentes radicales”, asestó, a la vez que agregó: “Estoy clamando para que rápidamente se constituya formalmente porque no puede ser que los legisladores y los intendentes estemos haciendo cada uno la suya. Cambiemos tiene que estar por encima de cada uno de nosotros, fijando pautas de cómo conducirnos”.

Varisco pide más apoyo al PRO

A 100 días del nuevo gobierno en la ciudad capital de la provincia, Paraná, ahora gobernada por el radical Sergio Varisco, nada pareciera haber cambiado, salvo los nombres de los ejecutores de una gestión que sigue en la misma mediocridad que la anterior. En el municipio paranaense extrañamente se da una situación contraria a la que reclaman los radicales: allí el PRO prácticamente no tiene ninguna injerencia en el gabinete de Varisco, salvo en alguna secretaría de escasa importancia y, si bien el macrismo ocupa la vice intendencia y cuenta con un concejal, ninguno de ellos cumplen un rol de importancia en la toma de decisiones.

A pesar de ello Varisco, fue el único que trató de ser lo más conciliador posible con los macristas, quizás por temor a que estos le comiencen a reclamar mayor protagonismo dentro de su gobierno. Si bien acordó con la necesidad de la conformación de una mesa política, el intendente paranaense expresó que “Gobernar no es reducir la discusión a un carguito más, un carguito menos”, con lo que trató no solo de neutralizar el reclamo que el resto de los radicales le hacen al Pro por las designaciones en los entes nacionales en la provincia, sino también evitar que los macristas le reclamen a él por más espacios en su gobierno.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario