DENUNCIAS POR IRREGULARIDADES

102 días de María Eugenia y el IOMA parece intocable

"A más de 100 días de haber asumido el gobierno, Vidal aún no ha presentado una sola denuncia penal para que se investigue a los responsable de haber dejado una Provincia en quiebra. Peor aún, en el caso del IOMA, muchos de los funcionarios vinculados a UPCN, acusados de graves delitos, sigue formando parte de la obra social", denunció el diario Hoy, de La Plata.

IOMA son las iniciales de Instituto Obra Médico Asistencial, de la Provincia de Buenos Aires.

De acuerdo a su propia biografía, en julio de 1956 se promulgó el Decreto Nº 12.739 que creó la Obra Social de la Administración de la Provincia de Buenos Aires, creándose una comisión "ad-hoc" para estudiar el régimen funcional-administrativo, de afiliación, beneficios a otorgarse, recursos, reglamentación y otros aspectos de la obra social.

El 20/02/1957 se convirtió en Instituto de Obra Médico Asistencial, por el Decreto-Ley Nº 2452 de la intervención federal de la Provincia de Buenos Aires, que en su artículo 27 dispuso que "la Suprema Corte de Justicia, la Honorable Legislatura y las Municipalidades podrían adherirse al régimen creado, y en tal circunstancia el personal de sus dependencias tendría los mismos derechos y obligaciones que los estipulados para los integrantes de la Administración General".

El 24/06/1957, IOMA comenzó a funcionar con 107 empleados, 300.000 afiliados y una red de prestadores que incluía a 1.712 médicos. Después se hizo gigante (hoy tiene 2.016.250 afiliados) y se salió de control.

IOMA es un tema que aparece en una nota de la revista platense La Tecla acerca de Sergio Massa, líder del Frente Renovador:

"(...) Las necesidades políticas de la gobernadora María Eugenia Vidal, con quien Massa tiene una muy buena relación, llevaron a que la garantía de gobernabilidad la brindara en el principio de la gestión el Frente Renovador. Eso tuvo su costo. En Cambiemos algunos piensan que el precio comienza a ser caro, y hasta el propio presidente Mauricio Macri advirtió de ello a la mandataria provincial.

El premio mayor con el que se quedó el massismo es la presidencia de la Cámara de Diputados, y el manejo de un millonario presupuesto que acciona como una caja política invalorable para un partido sin gobernaciones y con apenas una decena de intendencias.

También el Frente Renovador aportó el secretario de Derechos Humanos, colocó dos directores en el Banco Provincia, y otros directores en el holding de empresas de Bapro, además del subcontador y el subtesorero de la Provincia.

Pero no terminan allí las peticiones. El massismo pretende quedarse con la Defensoría del Pueblo y el Tribunal de Cuentas, donde aparecía como principal postulante la senadora Malena Baro. Y a la ristra de pedidos se suman sillas en los directorios de Aubasa, ABSA, BAGSA, OCABA, Autoridad del Agua, Centrales de la Costa y los consorcios portuarios. Por lo pronto no logró lo que quería en IOMA y el IPS (Instituto de Previsión Social). (...)".

María Eugenia Vidal ubicó al frente de IOMA a Sergio Daniel Cassinotti, quien fue el responsable de la obra social de la Unión Personal Civil de la Nación y de su plan privado Accord Salud, entre 2002 y 2013.

La designación de Cassinotti no sólo fue un revés para Massa sino también para la Unión Cívica Radical, que descontaba que alcanzaría la gestión de la obra social.

El enojo de la UCR se expresó con el cuestionamiento off the record sobre la compatibilidad de que Cassinotti permaneciera al frente del IOMA -con 15 denuncias de corrupción que involucran al directorio que presidía el sciolista Antonio La Scaleia y representantes gremiales del Suteba (el sindicato docente de Roberto Baradel) y UPCN (comandado por Carlos Quintana)-.

El IOMA reapareció horas atrás, en las declaraciones de la gobernadora María Eugenia Vidal a Luis Majul y Ari Paluch, en América TV, cuando sostuvo que se iniciaron auditorias, al IOMA, la Policía Bonaerense, el sistema de compras y contrataciones, donde mostrará "si hay complicidad" cuando terminen los controles, situación que a su vez vinculó con situaciones curiosas que ha vivido que no se atrevió a llamar "amenazas".

El diario Hoy, de La Plata, le dedicó un informe sobre irregularidades y despidos en los hospitales Italiano y Español de La Plata, y reregresó a escena al IOMA, afirmando que la Administración Vidal tiene condescendencia, aunque apunta hacia la complicidad, con las irregularidades en la obra social:

"(...) El Italiano y el Hospital Español son instituciones médicas que fueron beneficiadas con millonarios aportes del Estado nacional y del Estado bonaerense durante la era sciolista-kirchnerista. En el Caso de la Provincia, gran parte de estos favores fueron dados a partir de dos resoluciones -792/07 y 4742/07- del Ministerio de Salud de la provincia mediante las cuales se les otorgó a esos nosocomios el rango de Efector Comunitario Calificado (ECC). ¿Qué significa? Fue la calificación utilizada por el IOMA como excusa para entregarles un aporte mensual equivalente al 8% adicional sobre toda su facturación a cambio de prestaciones que en forma gratuita y solidaria se comprometían a hacer (y que nunca realizaron) las mencionados instituciones médicas.

(...) Una de las personas que mayor “lobby” interno realizó en el IOMA para firmar este acuerdo fue su entonces vicepresidente y luego titular del organismo, Antonio La Scaleia, quien el 13 de mayo de 2008 logró que el directorio de la obra social  institucionalice el beneficio ECC. La excusa esgrimida fue “la trayectoria como prestadores de excelencia” del Italiano y el Español,  comprometiéndose así a considerar “el otorgamiento de un reconocimiento especial a esos nosocomios”.

La realidad es que, debido a que la categoría de efector comunitario es otorgada por el Ministerio de Salud, el 8% debería haber salido de la cartera sanitaria. Ahora bien, como muchos dejaban los dedos marcados, se habría decidido desplegar toda una red de artilugios desde el IOMA para otorgar esos millonarios beneficios a estos establecimientos privados que nada tienen de comunitarios, ni mucho menos de solidarios, a punto tal que ni siquiera atienden a afiliados del PAMI porque no les es “negocio”.

Al no tener el instituto una relación directa con los prestadores (hospitales y sanatorios), la solución para Scioli y su entonces ministro de Salud, Claudio Zin provino de la pluma de La Scaleia, que ideó un acta que terminó siendo firmada entre el Directorio del IOMA con ACLIBA I (Asociación de Clínicas de Buenos Aires) en representación de los nosocomios platenses. ACLIBA es el agente pagador, único autorizado a recibir los pagos de la obra social, y también interviene en el millonario negocio de las prótesis.

De esta manera, (Claudio) Zin -actual senador italiano en representación de los italianos en Sudamérica y que en esos momentos se encontraba en campaña política- buscó mostrar a la comunidad italiana “ese gesto” que nada tuvo de gratuito. Costó millones que salieron de todos los bonaerenses. Fue tal la puesta en escena que el propio Scioli decidió no estar ausente. Y hasta se sacó una foto con los embajadores de Italia y España en el acto, realizado en el auditorio del IOMA, que sirvió para presentar el convenio.

(...) Cabe recordar que, a más de 100 días de haber asumido el gobierno, Vidal aún no ha presentado una sola denuncia penal para que se investigue a los responsable de haber dejado una Provincia en quiebra. Peor aún, en el caso del IOMA, muchos de los funcionarios vinculados a UPCN, acusados de graves delitos, sigue formando parte de la obra social.

El mediático médico Claudio Zin fue eyectado de su cargo de ministro de Salud luego de haber quedado salpicado en la investigación de la mafia de los medicamentos.

En escuchas telefónicas, el odontólogo ensenadense y exsubsecretario de Salud, Alberto Costa, nombró reiteradas veces a Zin. Fueron conversaciones que mantuvo Costa con el titular de la droguería San Javier, Néstor Lorenzo, uno de los principales implicados en el escándalo, quien tenía un trato preferencial dentro de la cartera sanitaria, con acceso a contratos y contrataciones millonarias.

La causa contra Lorenzo se inició a partir de la denuncia de familiares de pacientes fallecidos, supuestamente por el consumo de remedios falsificados. (...).

El descontrol reinante en el instituto, llevó a que se hicieran oscuros negociados a espaldas de los bonaerenses, como los realizados por intermediarias relacionadas con el negocio de los implantes y prótesis, que recaudan sumas millonarias al año por servicios inexistentes.

Uno de los principales convenios del IOMA es el relacionado con la provisión de insumos, firmado en 1993 con la Asociación de Clínicas de Buenos Aires (ACLIBA) y la Federación de Clínicas (FECLIBA), quedándose estas instituciones con el 2% de la facturación total de la obra social por la compra de insumos.

En 2011 se sumaron dos empresas privadas, Kotao SA y Prestaciones RG SA (rebautizadas como Salud Médica Laboral), que es quedaron con el 2% cada una del total facturado, es decir, junto a ACLIBA y FECLIBA, la intermediación se queda con el 6% de la adquisición de materiales. Un negocio redondo y millonario. (...)

En diferentes investigaciones de Hoy, demostramos los sobreprecios que se llevan adelante en estas operaciones, lo que le ocasiona al Estado provincial cientos de millones de pesos de sus arcas, en un verdadero desfalco con dinero público que podría haber sido destinado a mejorar la paupérrima atención que reciben a diario los más de dos millones de afiliados del IOMA.

La situación descripta anteriormente se complica si se tiene en cuenta que muchas de las empresas intermediarias estarían ligadas íntimamente a UPCN, gremio que integra el directorio del IOMA, e incluso el hoy titular del organismo, Sergio Cassinotti, se desempeñó como CEO de Unión Personal, la obra social del sindicato que conduce Carlos Quintana, y que viene causando destrozos en el instituto provincial.

Esto ha llevado a que los responsables del saqueo a la obra social sigan impunes, y muchos de ellos inclusive han sido premiados, tal como ocurre con Liliana Méndez, una empleada administrativa sin estudios profesionales pero con llegada a Quintana, ascendida al cargo de titular de la Dirección de Auditoría y Fiscalización Médico Ambulatoria.

Además, se confirmó en el puesto de subdirectora a Andrea Mendiguibel, otra administrativa vinculada a UPCN que trabajó codo a codo con Marcelo Piergiácomi, el encargado del área Farmacia y Bioquímica que terminó preso y actualmente se encuentra procesado en el affaire de los oncológicos.

Otro caso es el de Mabel Zabala, vocal en la comisión directiva de UPCN, que sin tener estudios secundarios es coordinadora del área de registros y comunicaciones del IOMA y tiene a sus hijos y ex nuera repartidos en cargos estratégicos, por donde pasan trámites millonarios."

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario