GUSTAVO SEGRE

"Las posibilidades de que absuelvan a Dilma es cero"

"La oposición debe juntar 342 votos para pasar al Senado, donde por mayoría simple ratifica o no la cuestión de continuar el juicio y ahí el senado pasa a ser presidido por el Presidente de la Corte Suprema que tiene 180 días para resolver que hace con Dilma, pero en ese período ella debe irse a su casa", detalló el profesor de la Universidad Paulista en Brasil, Gustavo Segre.

La percepción acerca de la debilidad creciente de Dilma Rousseff al frente del gobierno brasilero en medio de los embates de la oposición y las dificultades con la justicia que enfrenta el ex presidente Lula Da Silva llevan a pensar que el PT está a punto de perder el poder.
 
Esta mañana en declaraciones a AM 950 Belgrano, profesor de la Universidad Paulista en Brasil, Gustavo Segre explicó la situación de Lula: "El ministro del Supremo Tribuna Federal le dijo basta a Lula y que no asume y el 30 de marzo haremos en el plenario de la Corte Suprema la verificación de los once miembros donde en voto abierto y televisado deberemos decir si asume o no."
 
"Veo al juez y la policía trabajando noche y día para que de aquí al 30 de marzo no se les escape el cuiz, porque Lula es rapidísimo. Es una pelea judicial que no se vió nunca en Brasil", sostuvo. En este sentido, afirmó: "Va a ser un ministro informal probablemente pero no es ministro y no tiene fueros."
 
"Hasta que no se resuelva si es ministro o no, no pueden meterlo preso. El habeas corpus fue presentado ante la Corte para impedir que vaya preso, pero no fue aceptado por la justicia aún", señaló.
 
Sobre el juicio a Dilma Rousseff, Segre expresó: "El juicio político ya se inició, empezaron a contarse las diez sesiones para que Dilma presente su defensa. Calculamos que en dos semanas la comisión debe estar votando en el plenario si se sigue o no el juicio político."
 
La oposición debe juntar 342 votos para pasar al Senado, donde por mayoría simple ratifica o no la cuestión de continuar el juicio y ahí el senado pasa a ser presidido por el Presidente de la Corte Suprema que tiene 180 días para resolver que hace con Dilma, pero en ese período ella debe irse a su casa", detalló.
 
Por otra parte, remarcó: "Las posibilidades de que absuelvan a Dilma es cero."
 
"Esta semana puede que Lula tenga la prisión pedida; que el fiscal general haga una presentación formal contra Dilma por obstrucción a la justicia y pase al supremo tribunal federal y así se investigue si con el nombramiento de Lula, Dilma quiso obstruir el accionar de la justicia y esto es un crimen de responsabilidad", concluyó.
 
Debilidad
 
Sucede que la coalición de Gobierno carece de los votos necesarios en el Senado para derrotar un pedido de remoción de Rousseff, si es que es aprobado por la Cámara baja, dijo el domingo un senador del mayor partido dentro de la alianza.
 
El miembro del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que pidió no ser identificado debido a lo sensible del tema, aseguró a Reuters que la coalición no podría alcanzar un tercio de los votos en el Senado de 81 escaños que se necesita para evitar la salida de Rousseff.
 
El Domingo, el periódico Estado citó a fuentes cercanas al presidente del Senado, Renan Calheiros, también miembro del PMDB, diciendo que creían que si la Cámara de Diputados aprobaba el proceso crearía una ola sin freno de apoyo a la remoción de Rousseff.
 
La Cámara baja inició hace unos días los procedimientos de un juicio político contra la mandataria, en base a las acusaciones de la oposición de que deliberadamente manipuló las cuentas fiscales para impulsar sus posibilidades de reelección en el 2014.
 
Rousseff, una ex guerrillera marxista que se convirtió en la primera mujer en ser presidenta de Brasil, ha negado con fuerza haber actuado de mala manera.
 
El proceso de juicio político sólo se suma a la crisis que enfrenta Brasil, sacudido hasta la médula por su mayor escándalo de corrupción, una investigación sobre sobornos políticos a la coalición gobernante de parte de contratistas que trabajan con la petrolera controlada por el Estado Petrobras.
 
La mayor economía de América Latina también se enfrenta a la peor recesión en décadas y una epidemia del virus de Zika, mientras lucha por sacar adelante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en agosto

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario