DE JORGE LANATA A SANTIAGO CÚNEO

Domingo de La Rosadita: Chanta-capitalismo en la TV

Carlos Salvador La Rosa creó la definición sobre chanta-capitalismo para definir la experiencia K. De todos modos, más allá de la coyuntura tan desfavorable (por fin) a los corruptos K, hay que señalar que la Argentina padece el chanta-capitalismo desde antes que existieran los K y habría que evaluar cómo impedir que el futuro también traiga chanta-capitalismo. Es más: por ahí algunos de los indagan en el chanta-capitalismo K tienen varios muertos en el placard con la etiqueta "chanta-capitalista" (mejor no convocar a la memoria... ).

Antes que cualquier otro tema, hay una controversia que debe resolverse sobre la imagen del Presidente de la Nación en las encuestas de popularidad:

"(...) -Las encuestas muestran una altísima imagen personal y del Gobierno, pero al mismo tiempo dicen que la sociedad no percibe medidas que la hayan beneficiado. Para los encuestadores, eso es una situación inestable. ¿Qué medida pueden tomar en el corto plazo para que la gente sienta que la beneficia?

-Ya hemos tomado muchas medidas para beneficiarlos. Todas las que hemos podido. Pero, claramente, generar trabajo no es algo de un día para el otro. Yo les agradezco a los argentinos el afecto, la comprensión que tuvieron en estos meses, porque la herencia ha sido muy pesada. Ha sido mucho peor de lo que imaginaba, pero tampoco es para abrumarse ni deprimirse.

-¿Ese puente se está construyendo en los plazos que esperaba o es la primera obra pública que tiene una demora?

-No, no, no... si me preguntan cómo evalúo estos cien días, los evalúo positivamente. Si mirás el mundo, creen que hemos hecho milagros. Localmente, veo divisiones, porque algunos dicen que es impresionante, mientras otros dicen que no ven medidas concretas que hayan cambiado. No es fácil cambiar una tendencia y producir un cambio cultural. Tenemos que desandar la destrucción del Estado. Es la nada misma: no hay información, no hay procesos, no hay sistemas. Y tenemos que construir ese Estado del siglo XXI. Acá les digo que está todo bien, pero cuando voy a mi reunión de gabinete les digo "¡Más rápido! ¡Quiero más!"

-En este contexto, ¿el peronismo ayuda a gobernar o no?

-Yo diría que, en los ojos de ustedes, están ayudando como nunca imaginaron, ¿o no? Todos decían que el peronismo no nos iba a dejar gobernar. Pero si al Presidente le va mal, no hay gobernador o intendente que pueda llevar el día a día adelante. Acá vinieron a comer en diciembre por primera vez en su vida. Yo les pregunto, qué necesitan en sus provincias.

-¿Y qué es lo más urgente que le piden los gobernadores?

-Plata (risas).

-¿Y además de plata?

-Yo veo una renovación positiva y hasta un cambio generacional. Es raro, porque la mayoría son la continuidad de un jefe anterior, pero son críticos de lo que vienen haciendo. Reconocen que sus gobiernos perdieron capacidad de invertir, de innovar y que cayeron en el clientelismo fácil. (...)".

Sin embargo, Raúl Kollman en el diario opositor Página/12, citando a Roberto Bacman, de CEOP (Centro de Estudios de Opinión Pública), discrepa en lo de las encuestas favorables:

"(...) En total se entrevistaron 1000 personas de todo el país, respetándose las proporciones por edad, sexo y nivel socioeconómico. Las encuestas se hicieron por sistema telefónico.

El CEOP, en una encuesta publicada en exclusiva por Página/12, fue la primera consultora que advirtió sobre la baja de los indicadores de Macri. Fue en febrero. A partir de esa publicación, la gran mayoría de las consultoras reconocieron esos datos y publicaron encuestas muy en sintonía con los datos adelantados por Bacman. Alguna consultora afirma públicamente que ahora hay un rebote hacia arriba del Presidente, pero el informe del CEOP muestra una realidad muy diferente.

“Los cien días tienen una carga simbólica –señala Bacman–. Con Fernando de la Rúa mostraron la tónica: el ajuste llevó a una caída en la imagen que no recuperaría más. Por el contrario, las opiniones positivas de Néstor Kirchner a los 100 días marcaron muchísimo su mandato: otra Argentina parecía posible. Lo de Cristina fue diferente, porque estalló el conflicto de la 125 y eso la golpeó mucho. Pero después tuvo una recuperación impresionante y terminó ganando la reelección con el 54 por ciento. En los 100 días de Macri se observa un elemento que a mi me parece central. Hoy por hoy se consideran oficialistas el 35,5 por ciento de los encuestados. Viene en franca caída porque en diciembre eran diez puntos más, el 45 por ciento. Y, además, en ese 35 por ciento hay sólo un 15 que se puede considerar núcleo duro, adherentes a casi todo lo que hace Macri. Del otro lado, como opositores, se definen el 45,3 por ciento de los consultados. Esta franja registra un crecimiento del ocho por ciento y exhibe mayor firmeza que los oficialistas. El núcleo duro es mayor. En el medio de ambos segmentos transitan los pragmáticos independientes. Representan aproximadamente a dos de cada diez argentinos. No son kirchneristas ni antikirchneristas, ni macristas ni antimacristas; de alguna manera se han constituido en el fiel de la balanza, dado que en la segunda vuelta se volcaron más a Cambiemos que al FpV, y así le permitieron a Mauricio Macri convertirse en presidente”.

No se trata de los únicos números preocupantes para la Casa Rosada. Cuando se pregunta la opinión sobre la gestión del gobierno de Macri, las cosas aparecen parejas: 49,4 por ciento de los consultados opina bien o muy bien y 49,2 por ciento opina mal o muy mal. Otra vez el detalle es que los que opinan muy mal –el núcleo duro– duplica a los que opinan muy bien. También está la evaluación de la dinámica: el bien o muy bien viene bajando y el mal o muy mal subió nada menos que diez puntos en dos meses.

Otras consultoras han hecho mucho hincapié en que la imagen de Mauricio Macri sigue alta. “La imagen positiva del presidente –señala Bacman– posee una leve tendencia a la baja. Cuando asumió su imagen se ubicaba en el eje del 60 por ciento, con un saldo neto positivo (diferencia entre imagen positiva y negativa) de algo más de 20 puntos. A lo largo de estos cien días no fue tanto lo que descendió su imagen positiva (al igual que un mes atrás se ubica en el eje del 54 por ciento), sino el aumento de su imagen negativa: de 36 a 44 por ciento, lo que remata en un saldo neto positivo de 9,2 puntos, prácticamente la mitad de lo que lograba en su asunción”. (...)".

----------------

Santiago Cúneo (Canal 26) vuelve sobre Lázaro Báez, un tema que ya había anticipado hace 2 años

----------------

Dicen que reciclar la información sobre 'La Rosadita' fue una estrategia de la Casa Rosada para repotenciar la imagen de Macri y bloquear la ofensiva K. Nicolás Wiñazki, en el diario Clarín, calentando los motores para un especial de Jorge Lanata por Canal 13 sobre el dinero K:

"(...) Después de casi tres años de pesquisa, el magistrado decidió aceptar las medidas pedidas por el fiscal en un dictamen de mediados del 2015: entre otros, citó a Báez a declarar en indagatoria; a su hijo y a la vez socio en constructora, Martín; y al contador Daniel Pérez Gadín, su empleado que controlaba SGI, y además ex administrador del hotel más grande que tienen los Kirchner, el Alto Calafate.

Los videos de los multimillones de los Báez en SGI desnudaron ante la opinión pública un accionar que, para la Justicia, para ex autoridades del Banco Central y la UIF K, no debiera ser sorpresivo.

Los protagonistas de esas imágenes manipulan fajos y fajos de billetes con cierto desapego.

¿De dónde salió tal cantidad de plata?

La hipótesis judicial es que su origen es ilegal y que los imputados usaron a SGI para intentar lavar divisas de la corrupción. Es lo que denunció en abril del 2013 el ex dueño de SGI, el financista Federico Elaskar, quien aseguró en el programa PPT, de Jorge Lanata, que Lázaro Báez le quitó su empresa después de que uno de sus “valijeros”, Leonardo Fariña, lo contrató para sacar del país alrededor de 65 millones de euros de modo ilegal. Fariña había dicho lo mismo pero grabado en cámara oculta.

El fiscal Marijuan comprobó, por ejemplo, que en el 2008 el Banco Finansur había emitido Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) por maniobras de la financiera Invernes, de Ernesto Clarens, vinculada históricamente a la economía de los Kirchner. El Finansur avisó que Invernes se registraba extracciones de una por $ 125 millones, entre otros alertas similares, por cifras que oscilaban entre $ 54 millones y los 11 millones.

En esa cuenta se habían depositado además $ 42.821.000 millones de origen no documentado. Se trata de una operatoria clave: “Gotti Hermanos”, una de las constructoras de Báez, emitió a Invernes facturas por $466.573.261, 15, sin sustentos documentales.

El titular de la UIF durante los años de expansión sospechosa de la plata de Báez fue José Sbatella.

A esos alertas no investigados por las autoridades se suman otras pruebas en el mismo sentido.

- el BCRA, por ejemplo, había detectado que SGI estaba involucrada en operaciones irregulares ya en el 2010.

- el Banco Columbia también emitió un reporte de operación sospechosa.

- el propio BCRA hizo un informe sobre dos empresas de Báez, la petrolera Epsur y Austral Construcciones, después de que el mismo Lázaro Báez en persona vendió el 16 de diciembre del 2010 alrededor de 2 millones de dólares en una sede del Banco Nación en Chubut. El mismo día depositó $7.920.000 en cuentas suyas. E invirtió en cuatro plazos fijos US$ 7,5 millones.

El registro judicial de operaciones similares es mayor y la cuenta en lo que respecta únicamente a empresas de Lázaro Báez y su hijo Martín alcanza los 900 millones, según chequeó Clarín. (...)".

------------------------

Telenoche (Canal 13) difundió material que ampliará Jorge Lanata:

------------------------

En tanto, Mauricio Macri abordó estos temas en la otra entrevista dominical que concedió, la que le hicieron para el diario Clarín, Marcelo Cantón, Eduardo Paladini y Santiago Fioriti:

"(...) -¿Usted se reunió con Cristóbal López?   

-El día de la elección de la segunda vuelta. El me pidió verme y nos reunimos 40 minutos. Escuché su trayectoria empresaria y le dije que yo no tenía prejuicios ni amiguismos.Que todos iban a tener las mismas reglas y participar siempre respetando la ley, justamente, lo que no pasó acá.

-Le preguntaba por el juego porque siempre hubo sospechas.

-Yo no tengo sospechas. Estoy en desacuerdo con el desarrollo que ha tenido el juego en la Argentina, pero eso tiene mucho que ver con cada provincia. Lo que estamos haciendo a nivel nacional es negociar duramente para mejorar los ingresos del estado de las concesiones que hemos heredado. A nivel nacional no vamos a fomentar el crecimiento del juego.

-En el caso de Lázaro Báez, después de ver los videos del hijo contando plata, ¿usted cree que se acaba a esa altura el nivel del negociado o llega a ministros o a la propia Cristina?

-Alguien le contrató los trabajos. Alguien logró que él tuviera el 80 por ciento de las obras que se hacían en Santa Cruz, que era un porcentaje gigante de obras con respecto al resto del país por el peso relativo de la población. Pero insisto: más que dar toda la información que nos pida la Justicia, no podemos hacer. Velo por una Justicia independiente con todo el apoyo del Gobierno nacional. No vamos a instruir en nada. No solo en las investigaciones del Gobierno anterior. El día que tengan que investigar a alguno de mi equipo que crean que hizo algo en falsa escuadra, yo voy a llevar la información que se requiera.

-Se imagina un informe de Lanata en unos años haciendo un informe por corrupción en su Gobierno...

-Conmigo nunca van a contar para eso. Yo estoy acá para ayudar a la gente. es difícil que cosas de la magnitud de las que hemos visto vuelvan a suceder. Pero siempre alguno puede pisar el palito... lo importante es que la Justicie actúe y con celeridad y que el Presidente colabore y se investigue a su colaborador por más cercano que sea. Señores, mi único compromiso es con los argentinos. Ustedes lo saben. Yo he convocado a cada uno de los integrantes de mi equipo y les he exigido cercanía, trabajo en equipo y honestidad. El que no cumpla será reemplazado.

-¿Hay una construcción de un relato macrista? ¿No están muy pendientes de quién habla y quién no? ¿No se costruye como el kirchnerismo?

-Me mareo otra vez. todo el mundo nos dice que no comunicamos lo suficiente. Que cuando era jefe de Gobierno no mostraba lo que hacía... que dejaba que mucha gente hable. En el Gobierno anterior hablaban el jefe de Gabinete y la Presidenta. Acá hablan todos los ministros, dan reportajes, eso sí, coordinamos. ¿No quieren que coordinemos? (...)".

Ahora, a Carlos Salvador La Rosa y un fragmento de su chanta-capitalismo:

"(...) Los primeros que apostaron de modo grupal y sistemático por gestar a sus capitalistas amigos en la Argentina fueron los militares del Proceso que le encargaron esa tarea al ministro de Economía, José Alfredo Martínez de Hoz. Lo original de la idea del ministro de la dictadura fue que en vez de apoyarse en los empresarios más poderosos de la época, decidió gestar los propios del proceso militar mediante la direccionalidad de la deuda externa, que en su gestión se aumentó de siete mil millones de dólares a cuarenta mil millones.

Convencidos de que había que fundar autoritariamente un nuevo país sobre los restos del anterior que suponían muerto, o sino se proponían matar, Videla y Martínez de Hoz recurrieron a un grupo de empresas y empresarios de larga trayectoria en el país pero que habían sido siempre más o menos marginales, para ponerlos a ocupar un papel central, convencidos de que podría existir una fusión entre el poder político-militar y los nuevos empresarios surgidos gracias a ellos. En el ya clásico libro “El nuevo poder económico en la Argentina de los años 80” de Azpiazu, Basualdo y Khavisse (Legasa, 1986) se puede ver con lujo de detalles quiénes formaron parte de este primer gran capitalismo de amigos y cuál fue su lógica de funcionamiento.

Sin embargo, cuando algunos de ellos se excedieron en los manejos financieros, en los autopréstamos, a la luz de la impunidad que les daba el poder, Martínez de Hoz los mandó a la quiebra. Así les pasó al Banco de Intercambio Regional (BIR), el Banco de Los Andes, el Banco Oddone y el Banco Internacional. Mientras que a los que sobrevivieron luego Cavallo les estatizaría su deuda, con lo cual los consolidaría definitivamente, pasando a ser los nuevos grandes empresarios, ahora en democracia y más allá de los gobiernos.

Los kirchneristas no tuvieron ni siquiera las precauciones de los militares para sacarse de encima a los “amigos” más chantas, a los que más rápido quisieron enriquecerse sin cuidar ni siquiera alguna forma. Por eso apenas cae el poder político que los apañó, los capitalistas K quedan desnudos ante la opinión pública, más por incompetentes que por corruptos.

Es que quizá estos nuevos empresarios amigos ni siquiera hayan sido tales. A uno Kirchner lo sacó de un puesto de cajero bancario y lo hizo su testaferro. Pero a otros que tenían algunos antecedentes empresariales, también los hizo intermediarios, no socios.

Los militares, con toda su maldad a cuestas, quisieron crear una burguesía a su imagen y semejanza. Los kirchneristas ni siquiera eso pretendieron, porque los jefes políticos querían ser directamente ellos la nueva burguesía, los nuevos patrones de la gran estancia en que querían convertir a la Argentina.

Los militares querían gestar un nuevo poder político y un nuevo poder económico con estrechos lazos entre sí. Los kirchneristas querían que ambos poderes se fusionaran en una sola persona, o un solo matrimonio.

Lo de los militares fue un experimento que se desarrolló en el medio de una tragedia manchada de sangre. Lo de los kirchnerista fue una farsa, además fallida. Un episodio de las andanzas de Patoruzú donde alguien que se creyó -igual que el quijotesco indio- dueño de media Patagonia, quiso a partir de allí quedarse con la Argentina entera. Una utopía desmesurada pero que en un momento pareció factible. Que se fue derrumbando por su propia locura, cuando se la quiso confundir con una revolución, manteniendo su estructura corrupta pero suponiendo que ella se diluiría en la ideológica.

Fue allí cuando las andanzas de Patoruzú devinieron las locuras de Isidoro. Esa historieta cuyo primer capítulo se llamó Amado Boudou y a la que esta semana se le agregó la visión cruda y patética de lo que fue el chanta-capitalismo, la única y lamentable herencia económica de un tiempo que, si no fuera por su increíble corrupción, sólo sería merecedor del olvido. ".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario