MARCHA ATRÁS

Anulan la cautelar: Lula reasume como jefe de ministros (y recupera los fueros)

Un tribunal de Río de Janeiro anuló la segunda medida cautelar dictada contra el nombramiento de Luiz Inácio Lula da Silva como ministro en el Gobierno de Dilma Rousseff, por lo que el ex presidente queda habilitado para volver a ejercer el cargo que ayer ostentó durante sólo 40 minutos. De este modo, Lula obtiene fueros especiales y sólo puede ser procesado por la Corte Suprema, evitándole comparecer ante el juez Sergio Moro que lleva la causa Petrobras.

Un tribunal de Río de Janeiro anuló este viernes (18/03) la segunda medida cautelar dictada por el nombramiento del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva como ministro en el Gobierno de Dilma Rousseff. Esa decisión permite a Lula ejercer el cargo de ministro de la Presidencia, según confirmaron a Efe portavoces de la Abogacía General de la Unión.

Recordemos que ayer Lula había asumido como 'súperministro' -en medio de disturbios- pero duró solamente 40 minutos en el cargo debido a una medida cautelar del juez federal, Itagiba Catta Preta Neto. Sin embargo, el gobierno brasileño apeló la decisión del magistrado argumentando que "no hubo desvío de poder ni un intento de obstruir a la Justicia en el nombramiento de Lula". Ahora, la Justicia anuló esta medida cautelar, y el ex presidente podrá volver a asumir, lo que le brinda fueros especiales y sólo puede ser procesado por la Corte Suprema, evitándole comparecer ante el juez Sergio Moro que lleva la causa Petrobras.

La primera cautelar, radicada en un tribunal de Brasilia, fue anulada este jueves, y la segunda, que procedía de una corte de Río de Janeiro, fue desestima hoy por el Tribunal Regional Federal de la Segunda Región, corte de segunda instancia.

En su decisión, el vicepresidente del tribunal, Reis Fride, argumentó que la corte de Río de Janeiro no es competente para impugnar un acto decidido por la presidente Dilma Rousseff, que sólo podría ser contrariada por el Tribunal Supremo, según un comunicado.

Además, el magistrado Fride consideró que "no le cabe al Judiciario inmiscuirse en consideraciones de carácter político" y valoró que la suspensión del nombramiento de Lula podría acarrear una "grave lesión" al orden público y a la economía, considerando "el riesgo de agravamiento de la crisis político-social que la nación atraviesa".

Por otra parte, el jefe de Gabinete del Gobierno de Brasil, Jaques Wagner, dijo hoy que solicitará que se investigue si se hay escuchas telefónicas en el palacio presidencial de Planalto.

Wagner anunció la medida después de que se diera a conocer una conversación telefónica en la que supuestamente el presidente del Partido de los Trabajadores (PT), Rui Falcão, pedía al Gobierno que tomara medidas para evitar la eventual detención preventiva de Lula da Silva.

Wagner, que esta semana dejó el ministerio de la Presidencia para que fuera ocupado por Lula, señaló que la conversación fue "desvirtuada".

El político consideró "muy extraña" la divulgación de la conversación supuestamente autorizada por el juez Sergio Moro, que concentra las investigaciones de la corrupción en la petrolera estatal Petrobras, y recalcó que supone una "falta de respeto a la Constitución" y "al Estado Democrático de Derecho".

"Es imprescindible afirmar que la grabación está basada en una escucha ilegal, ya que ni el presidente del PT ni yo somos objeto de investigación", aseveró Wagner en la nota.

Según la conversación, grabada el pasado 10 de marzo, el presidente del PT instó al Gobierno a "moverse" y "tomar la iniciativa" ante la posibilidad de que Lula fuera arrestado, ya que hay una petición de prisión preventiva para él.

La justicia ya había autorizado el pasado miércoles la divulgación de escuchas telefónicas del expresidente y ministro Luiz Inácio Lula da Silva, objeto de varias investigaciones por corrupción.

Las conversaciones convulsionaron la situación política de Brasil, ya que en una de ellas Rousseff le dice a Lula que le envió con un mensajero un documento con su nombramiento como ministro de la Presidencia para que lo use "en caso de necesidad".

El diálogo sugiere que ambos estaban preocupados por la posibilidad de que algún juez ordenara la detención preventiva de Lula antes de que el fuera investido como ministro, lo que le otorga el fuero privilegiado y le blinda ante los tribunales ordinarios.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario