CRISIS POLÍTICO-SOCIAL

Explota Brasil: Lula duró sólo 40 minutos como Primer Ministro

El ex presidente del Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, intenta asumir este jueves 17/03 como jefe de gabinete (Súper ministro) en medio de gritos, disturbios, silbidos y empujones al momento de la locución de su actual primera mandataria, Dilma Rousseff. Pero la Justicia acaba de suspender esta decisión: una medida cautelar del juez federal, Itagiba Catta Preta Neto, se estaría aprobando en las próximas horas, aunque se espera que el gobierno carioca apele esto.

Luego de asumir como Jefe de gabinete de Dilma, Lula se volvió a chocar con la Justicia 40 minutos después.

Es que el juez Itagiba Catta Preta del Juzgado Federal Nº4 de Brasilia emitió una medida cautelar para suspender esta decisión, ya que puede configurar un delito cometido por la presidenta Dilma Rousseff.

En medio del traspaso de la causa por parte del juez federal Sergio Moro de Curitiba a la Corte Suprema de Justicia, Preta Neto, asegura que la asunción del ex primer mandatario "implica la intervención directa de la Ley de los órganos judiciales a efecto de la transición de habilidades (fueros)", y que el único motivo por el cual se emitió "el acta presidencial (decreto) de la rama ejecutiva, fue para intervenir en el ejercicio del poder judicial. Este acto pretende el libre ejercicio del poder judicial", según informa la cadena OGlobo.

La crisis político-social que vive Brasil se profundizó luego de que Dilma Rousseff aceptara proteger y encubrir con fueros especiales a Luiz Inácio Lula da Silva para que pase a ser algo así como su Súper ministro del gigante sudamericano.

Luego de presentarse, Dilma intentó comenzar su alocución para hacer oficialmente pública la asunción y tomarle juramento al ex primer mandatario, pero los disturbios, silbidos, gritos y empujones se llevaron todas las miradas de los ministros y la prensa que se encuentran en el Palacio del Planalto.

Tras el inminente pedido de prisión preventiva a Lula por parte del juez federal  Sergio Moro, Lula decidió protegerse.

El pasado miércoles 16/03, el juez federal Sergio Moro, que conduce en primera instancia la Operación Lava Jato, autorizó la divulgación de escuchas telefónicas al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, en la que aparece hablando con Dilma Rousseff, donde ella le notifica el envío del decreto de su designación para que lo use cuando desee.

Eso volvió a volcar a millones de personas a las calles cariocas pidiendo la renuncia de Dilma.

"Brasil volverá a su lugar con Lula a mi lado", desafió Dilma en medio de la asunción.

Tras exigir nada más que diálogo, Dilma aseguró que esto se trata de una operación golpista: "Los golpistas no me van a voltear ni poner de rodillas".

"Solamente habrá justicia con respecto a un riguroso respeto de los derechos constitucionales".

"La Justicia va a ser mucho más digna si se respeta lo más posible la Constitución".

Por otro lado, embistió contra el juez federal, Sergio Moro, quien lleva adelante la investigación por lavado de dinero (Lava Jato) tras la difusión de audios entre ella y Lula: "No habrá Justicia si los derechos constitucionales de la propia presidencia han sido violados".

Además, denunció que quitaron de contexto la llamada: "La interpretación ha sido desvirtuada".

"Quiero dejar en claro que esto no me hará dar marcha atrás. Están manipulando a la ciudadanía".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario