100 VECES MÁS POTENTE

Preocupación: 'Darse' con morfina es cosa del pasado, la moda ahora es W-18

"100 veces más potente que la morfina". Así lo describió en 1981 el profesor candiense, Ed Knaus, de la Universidad de Alberta. Es escándalo comenzó porque, si bien en su momento se planteó como un logro para la medicina mundial, luego de que este profesional consiguió sintentizar un analgésico capaz de aplacar los dolores más fuerte, W-18 ahora se convirtió en un verdadero monstruo por la adicción que genera. Además, se ha vuelto incontrolable, ya que se está comercializando ilegalmente en las calles canadienses.

"Nuestra intención era crear un analgésico milagroso, pero después de las pruebas lo descartamos porque nos dimos cuenta de que podía ser adictivo", dijo Ed Knaus, profesor de la Universidad de Alberta (Canadá) que logró sintentizar un analgésico capaz de aplacar los dolores más fuertes, denominado W-18.

Cuenta la BBC que, durante varios años, esta droga (nunca probada en seres humanos de forma documentada) permaneció en los archivos científicos como una investigación fallida.

Sucede que a finales del pasado año 2015 la Policía de Calgary alarmó a las autoridades luego de hallar esta droga en varios allanamientos que apuntan a luchar contra la venta de estupefacientes.

Aunque el informe del portavoz de la Policía de Calgary, el sargento Jason Walker, hablaba de pocas pastillas, las autoridades en seguida pensaron que podían estar ante una nueva y muy peligrosa moda, indica BBC.

"Encontramos una pastilla 100 veces más potente que la morfina, pero los traficantes de drogas de la calle no saben lo que están vendiendo", explicó el coordinador del equipo antinarcóticos de la Policía de Calgary, Martin Schiavetta, en diálogo con el medio.

Debido a esta intensidad de sus efectos el W-18 nunca había sido comercializado ni producido de manera legal por ninguna farmacéutica.

Al respecto, el portal Calgary Sun agrega que el consumo de esta droga "está vinculada con más de 200 muertes en la provincia de Alberta en tan sólo 9 meses del año pasado", por ser una sustancia 100 veces más potente que la morfina.

Canadá es el país con mayor número de prescripciones médicas de opiáceos en el mundo.

En los últimos 16 años, solo en el estado de Ontario, uno de los más afectados por esta mortal tendencia, han sido registradas unas 5.000 muertes por sobredosis con algún medicamento recetado.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario