BBVA

En Bilbao festejaron el balance 2015

“El objetivo es mantener una atractiva remuneración para el accionista”, dijo Francisco González, presidente de la entidad global de origen español. Acerca del balance 2015, él comentó: “En un entorno muy complejo, hemos incrementado claramente nuestros resultados, hemos fortalecido nuestra base de capital y hemos mejorado sustancialmente nuestro perfil de riesgo”. Y sobre el futuro de la banca: “Sabemos que estamos avanzando en la buena dirección: abrazando sin miedo el cambio y trabajando sin descanso para anticiparnos al futuro”.

BBVA realizó su Junta General de Accionistas en Bilbao (País Vasco, España), el presidente de la entidad, Francisco González, ha confirmado que se propondrá al próximo Consejo de Administración la ejecución de un Dividendo Opción por un importe bruto de 13 céntimos de euro por acción, que se pagaría en abril.

“La fortaleza y la consistencia que BBVA ha demostrado, la solidez de nuestros resultados en 2015, nos permiten ofrecer a nuestros accionistas una retribución sostenible”, señaló Francisco González.

El presidente de BBVA recordó que la intención del Grupo es avanzar hacia una política de distribución de dividendos, íntegramente en efectivo, entre un 35% y un 40% de los beneficios. De manera transitoria, BBVA complementará el dividendo en efectivo con Dividendos Opción, con el objetivo de “mantener una atractiva remuneración para el accionista”.

Asimismo, aprovechó la cita anual con los accionistas para explicar que “el precio de las acciones bancarias ha sufrido el impacto de un entorno muy adverso” y, en este difícil contexto, “BBVA también ha conseguido marcar diferencias”. La rentabilidad total para el accionista (TSR) -que incluye el comportamiento de la acción y los dividendos- de BBVA en los últimos cinco años es un 16,9%, 16 puntos más que la media de sus principales competidores (0,5%).

La intervención de González tuvo 3 capítulos:

> describió la situación de la economía mundial y española;

> repasó los resultados de BBVA en 2015; y

> sintetizó los pasos que BBVA ha dado en su transformación, en un contexto de cambio en la industria bancaria.

González señaló que la economía mundial creció un 3,1% en 2015, un avance algo inferior al de 2014 y claramente por debajo de la media de los años anteriores a la crisis. Además, añadió que las previsiones para 2016 son similares.

A continuación, se refirió a las 3 operaciones corporativas cerradas en 2015:

> en Turquía, con el aumento de la participación en Garanti del 25% al 39,9%;

> en China, con la venta parcial de la inversión en este país; y

> en el mercado doméstico, con la compra de Catalunya Banc, que convirtió a BBVA en la 1ra. entidad de España por volumen de activos.

Él también describió la evolución de la cuenta de resultados: “Los ingresos han crecido en todas las geografías, impulsados por las partidas más recurrentes: el margen de interés y las comisiones”.

El ratio de eficiencia (52%) es 16 puntos mejor que la media del grupo de bancos comparables europeos, apuntó también. Por último, recalcó que “la disminución del 6,4% de los saneamientos crediticios y las provisiones inmobiliarias han contribuido a los buenos resultados, en gran medida por la mejora significativa de la situación en España”.

En cuanto al capital, recordó que “BBVA cerró 2015 con una posición muy sólida”, con un ratio del 12,1%, muy por encima de los niveles exigidos por el regulador. En términos fully‐loaded, es decir, adelantando futuros requerimientos de la normativa, el ratio de capital ascendió al 10,33%.

Desde 2009 a 2015, el BBVA ha mantenido un ratio de eficiencia casi 20 puntos mejor que el conjunto de competidores europeos; la rentabilidad sobre el capital (ROE) casi ha triplicado la de ese mismo grupo de competidores; y ha aumentado el ratio de core capital en más de 4 puntos porcentuales.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario