"QUEBRADO EN 40.000 PEDAZOS"

El desafío K de celebrar en medio de denuncias y rupturas

El kirchnerismo celebra hoy otro aniversario del triunfo de Cámpora, el mismo sobre el cual, hace solo 3 años, Abal Medina como jefe de gabinete de Cristina Fernández celebraba y comparaba con el kirchnerismo: "hoy, 40 años después, con Néstor y con Cristina, estamos transformando esos mismos ideales, esos mismos sueños, en acciones concretas de Gobierno que transforman la vida de la gente". 3 años después, la celebración se da en un marco de denuncias contra la propia Cristina, que incluyen lavado y narcotráfico, y un peronismo, que según definió el histórico Mario Ishii, está "quebrado en 40.000 pedazos".

Durante el 40 aniversario del triunfo de La Cámpora, Juan Manuel abal Medina, entonces jefe de Gabinete de Cristina Fernández, afirmaba que "el 11 de marzo de 1973 se terminó colectivamente con una pesadilla: la de pensar que podía haber democracia con el pueblo fuera de la Casa de Gobierno; y se recuperó el sueño de una Argentina para todos", destacó la iniciativa de "recordar un hecho muy importante por el cual se puso fin a 18 años de proscripción del pueblo peronista", y añadió que el 25 de mayo de 2003 también "terminamos con otra pesadilla, la de una Argentina para pocos".

Dijo que "ese 11 de marzo recuperó el peronismo la democracia y se recuperó la democracia en Argentina, y hoy, 40 años después, con Néstor y con Cristina, estamos transformando esos mismos ideales, esos mismos sueños, en acciones concretas de Gobierno que transforman la vida de la gente".

Por su parte, Andrés Larroque dijo estar "orgulloso" de Néstor y Cristina Fernández "porque ellos pudieron restaurar el legado de Perón, Evita y Cámpora".

Sin embargo, 3 años más tarde, la realidad cambió por completo y el homenaje al 'Tío' deberá hacerse en un clima de denuncias y bajo un peronismo definido por los propios kirchneristas como "hecho pedazos".

El presidente del PJ porteño, Víctor Santa María, y el secretario general del PJ en la comuna 1 de la Ciudad, Víctor Cantero, convocaron a un encuentro a las 19:30 en el Centro Cultural Martín Fierro, en Perú 1261, en el barrio de San Telmo.

Pero el festejo coincidará con una Cristina Fernández que no para de sumar denuncias en la Justicia. La nueva acusación recayó en el juzgado federal de Martínez Di Giorgi.

El 23 de febrero de este año, el juzgado federal Nº8, a cargo de Di Giorgi, recibió por sorteo la denuncia contra la expresidenta por los delitos de enriquecimiento ilícito, contrabando, supuesto lavado de dinero e infracción a la ley 23.737 (narcotráfico).

Ante la gravedad de la denuncia, la Justicia resolvió proteger la identidad del autor. Su nombre es un misterio y la carátula de la causa lo confirma: denunciante de identidad reservada.

El sitio 'Perfil' accedió, a través de fuentes judiciales, a gran parte del contenido de la acusación que el fiscal de Justicia Legítima, Franco Picardi, investiga, pese a que se solicitará su apartamiento ya que fue aportante del FPV en la campaña legislativa de  2013.

Una de las inquietudes expresadas en la denuncia es conocer, realmente, el monto de la fortuna real de la exmandataria y su entorno más íntimo. De acuerdo con el 1868/2016, Cristina sería la "jefa de una organización delictiva en el país, con vínculos, nexos y conexiones internacionales". En el texto se habla de la relación de la viuda de Néstor Kirchner con el entonces presidente venezolano Hugo Chávez y con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), catalogado como "el principal grupo narcoterrorista de Latinoamérica y el principal cártel de la droga".

Según sostiene la presentación judicial, existió una triangulación de negocios ilícitos entre Venezuela, la República Islámica de Irán y las FARC con la Argentina K. El objetivo habría sido la instalación definitiva de cárteles del narcotráfico en nuestro país con la complicidad de las más altas autoridades.

El informante le solicitó al juez acciones urgentes, además de allanamientos y la declaración testimonial de exembajadores, periodistas, funcionarios públicos y dirigentes sociales.

Asimismo, en la denuncia asegura que la fortuna de los Kirchner no nació durante la última dictadura militar gracias a la famosa ley 1050 de José Martínez de Hoz sino que ese mito lo impulsó el propio Néstor para desviar la atención de los desaguisados realizados en la función pública.

La denuncia ofrece indicios para señalar que empresarios como Lázaro Báez, Enrique Eskenazi y Cristóbal López serían testaferros de la expresidenta.

Pero el capítulo más llamativo es el que menciona al narcotráfico y a las FARC: asevera que existieron vuelos aéreos entre Caracas, El Calafate y Teherán en el que se trianguló dinero "sucio" y que existieron varias valijas más como la que descubrió la agente de la policía de seguridad aeroportuaria, María Luján Telpuk al venezolano Guido Antonini Wilson.

Por otra parte, explica que la UNASUR habría sido creada para garantizar la impunidad y que no es casual que sus presidentes hayan sido de Venezuela, Colombia y Argentina. Los antecedentes de Ernesto Samper, Secretario General de la UNASUR, con el narcotráfico no fueron tenidos en cuenta, explica el denunciante.

En medio de las denuncias que llueven contra Cristina y su apartamiento del poder, comenzaron los quiebres. El propio intendente de José C. Paz, Mario Ishii, dijo en diálogo con 'LetraP' que el peronismo "está quebrado en 40 mil pedazos" y hasta se atrevió a destacar la gestión de la macrista María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires porque "hay buenas intenciones, yo veo que están trabajando".

El histórico intendente criticó a los referentes del peronismo porque "hoy están tironeando todos, quieren tomar el partido como bandera para poder figurar en alguna lista en las próximas elecciones". Fue a reunirse por cuarta vez con funcionarios del gobierno provincial y en ese sentido destacó la predisposición de María Eugenia Vidal por sobre cómo era el día a día del ex gobernador Daniel Scioli: "Con Scioli no te reunías ni siquiera con el jefe de Gabinete, porque te mentían siempre; durante años no hicieron un carajo en la provincia, por eso está así de destrozada". "Yo soy peronista, ellos no eran peronistas, se colgaron del peronismo", manifestó."

Ishii fue uno de los intendentes que participó durante la tarde del jueves de una reunión en Casa de Gobierno, con el ministro de Infraestructura Edgardo Cenzón.

En ese sentido, detalló que en su distrito "nosotros tenemos el 95% sin cloaca ni agua corriente y pavimento tenemos cerca de 5 mil calles de tierra", y al momento de contextualizar la situación, dijo sin vueltas que "hoy la provincia está fundida; tiene sus problemas al igual que la Nación, se tuvieron que endeudar para poder hacer obras. Estoy convencido que es así, yo estuve desde el Senado y sabía cómo estaba la provincia, es verdad que está quebrada".

Voz autorizada en el peronismo como histórico barón del conurbano, el intendente opinó que hoy en día "el peronismo está quebrado en cuarenta mil pedazos. Hoy se están tironeando todos, quieren ser dueños del peronismo. Cuando tuvieron el partido lo cerraron y ahora que perdieron la provincia y la Nación, hoy quieren tomar el partido como bandera para poder figurar en alguna lista en las próximas elecciones. Nada más que eso, no les interesa el partido como partido. Solamente como herramienta electoral".

"Como se digitó tanto, los bloques ahora se rompen. Las listas fueron todas muy mal digitadas, hay gente que ni trayectoria tiene. Y se quiere seguir digitando. No se ha tenido en cuenta a los que teníamos votos. Yo gané, puedo hablar de todos aquellos que perdieron, incluso del gobernador y la presidenta. Puedo hablar, porque hicieron mal las cosas", agregó.

"Cristina ya cumplió una etapa, no sé qué querrá hacer de su vida; tiene un caudal de votos importante, así como hizo cosas malas, hizo cosas buenas, pero el país no está en buenas condiciones", cerró.

Pues, según el consultor Jorge Giacobbe, "1 de cada 3 argentinos quiere ver presa a Cristina". El director de la consultora Giacobbe & Asociados, dialogó esta mañana con Pablo Duggan en 'AM 950 Belgrano' sobre la encuesta realizada sobre si Cristina debe quedar detenida o no por el caso de la venta de dólar futuro en la que declarará el próximo 13 de abril frente al juez Bonadío, respecto a lo cual explicó que "en Argentina no hay dos públicos, hay tres. Hay un público que aplaude al kirchnerismo de cualquier manera, que por más de lo que diga Macri no le entran las balas. Por otro lado, están quienes aplauden a Macri y les sucede lo mismo". En esta línea, agregó: "En el medio hay un público que no pertenece a ninguno de los dos extremos y se acerca a uno u otro según el tema."

"Teniendo la opción de que se haga justicia y que el juez resuelva su detención o no dependiendo de las pruebas, el 33% quiere verla detenida a cualquier costo; el 18% dijo espero que no sea detenida y el 49% quiere justicia y que el juez resuelva si situación", detalló Giacobbe.

"El kirchnerismo está bajando su imagen. El año pasado llegaba a los 24 puntos y hoy tiene un 15% duro y un 10% más muy blando", concluyó.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario