LA ECONOMÍA DE CAMBIEMOS

Inflación + Ganancias + despidos: Se alinean los planetas sindical y peronista

La inflación es uno de los grandes problemas de Mauricio Macri. Es cierto que es parte de la herencia K, pero él asumió la presidencia con la promesa del cambio, y eso incluía detener la suba de precios. Por otro lado, el problema para él es también político. Los reclamos salariales en paritarias se potenciaron con los despidos en el sector público y privado. La situación empezó a acercar a las CGT’s, que ayer (10/3) se reunieron como no lo hacían desde hace 8 años y ya amenazan con una marcha. El peronismo también presiona y las medidas monetarias para frenar el dólar le quitan crédito al sector privado, lo que impactará en el empleo, generando más malestar entre los gremios y necesidad de actuar.

Días atrás, en Urgente24 advertimos que Mauricio Macri perdió terreno en el campo de la opinión pública a pesar de conservar altos índices de popularidad a más 90 días de haber iniciado su mandato. Pero el inicio del mes de marzo marca, además del retorno de las vacaciones, el comienzo de las demandas tanto de la sociedad como desde la política y la economía. Entre esas demandas, la más importante es la situación económica y especialmente la inflación, que genera malestar en la sociedad y presión por parte de los gremios.

En el plano sindical, la salida de Cristina Fernández del poder potenció los acercamientos entre los gremios peronistas. Pero hubo otros factores que posibilitaron este inicio de la reunificación de las vertientes de las CGT: inflación en aumento, una insuficiente modificación del impuesto a las ganancias (según la visión gremial) y los despidos tanto en el sector público como en el privado.

Los tres sectores de la CGT se juntaron ayer (10/3) y no sólo acordaron la reunificación, sino que también fijaron en abril una movilización hacia el Congreso para exigir una reforma integral del Impuesto a las Ganancias y la declaración de la "emergencia ocupacional", de modo tal de implementar una doble indemnización o la prohibición de los despidos.

Son malas noticias para Macri, que contaba con que los sindicatos peronistas –los alineados con el kirchnerismo o la izquierda ya protagonizaron sus manifestaciones pero no tienen el poder de fuego de la CGT- le dieran más tiempo.

Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo, se juntaron por primera vez desde 2008. Además de delinear la reunificación y planificar la marcha al Congreso, propusieron recolectar un millón de firmas en respaldo de sus demandas y llevarlas a los legisladores.

El mayor enojo de los sindicatos es con Mauricio Macri por su promesa de producir una rebaja sustancial del peso de Ganancias desde este año. Se sintieron desilusionados cuando el presidente los convocó a la Casa Rosada para anunciar la modificación del mínimo no imponible que al final terminó por incorporar a más contribuyentes al pago.

Macri debe atender otros datos de la realidad cuyos efectos ya tiene que anticipar: retrocede el crédito al sector privado, lo que terminará por impactar aún más en el empleo.

Según indica este viernes (11/3) el diario El Cronista, durante el primer bimestre del año pasado, el stock de créditos al sector privado crecía a 2,1%, pero en el mismo período de este año cayó 1%. El nivel de crédito en pesos es $7868 millones inferior al de fines de 2015.

Según el Estudio Broda que cita el matutino, el stock de crédito en pesos al sector privado que durante el primer bimestre del año pasado crecía a 2,1% este año cayó 1%. La mega absorción que está llevando a cabo el BCRA plantea el dilema de esterilizar a costa de enfriar el crédito, teniendo en cuenta que los bancos destinaron sus fondos a la compra de Lebac, sostuvo un informe publicado recientemente por la consultora.

De acuerdo con Juan Manuel Pazos, de Broda, para los próximos meses la entidad monetaria enfrenta dos riesgos. Por un lado, si el BCRA continúa con la política de absorción de pesos podría terminar afectando aún más el nivel de actividad, aunque si reduce el nivel de esterilización para evitar la contracción del crédito y la actividad, se alejará de su objetivo antiinflacionario.

Volviendo al plano sindical, en expresiones a AM 950 Belgrano, Sergio Sasia, Secretario General de la Unión Ferroviaria, opinó que "la economía viene mal".

Consultado por la reunión de las tres CGT en el sindicato UPCN, Sasia contó: "Fue la primera reunión que participamos y fue positiva porque abordamos temas de agenda como inflación, despidos, aumento de precios, impuesto a las ganancias".

"Vamos a seguir trabajando para ver si llegamos a un congreso para reunificar la CGT con el diálogo que nos debemos", añadió.

A su vez, sobre la posibilidad de realizar una protesta, anticipó: "No sabemos si haremos la marcha, no pusimos fecha".

"Vamos a presentar un millón de firmas por el tratamiento impuesto a las ganancias y queremos que se declare la emergencia ocupacional por los despidos", señaló Sasia.

Por último sobre las discusiones paritarias, estimó: "A este ritmo pediremos un 40%, ojalá el gobierno logre encontrar el rumbo". Pero aclaró:"En ferroviarios no tuvimos despidos".

Por su parte, Omar Gutiérrez, gobernador de Neuquén también en declaraciones esta mañana (11/3) en AM 950 Belgrano, intentó llevar un mensaje más esperanzador sobre el tema inflación: "El gobierno nacional está tomando cartas en el asunto con la inflación y va a bajar en el segundo semestre".

En este sentido, remarcó: “ El gobierno nacional no esconde la mugre bajo la alfombra ”.

"Uno no le puede hacer un piquete al gobierno ni poner palos en la rueda, hay que acompañar", manifestó Gutiérrez.

También habló sobre la reunión con los gobernadores y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio: "Hemos planteado encontrarnos todos los gobernadores una vez por mes con Frigerio”.

“Es bueno que los argentinos nos vean trabajando con un mismo objetivo buscando lo mejor para el país”, concluyó.

Por último, desde el Frente Renovador de Sergio Massa (aliado crucial de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires pero también en el Congreso), la diputada y presidenta de la bancada, Graciela Camaño también habló esta mañana (11/3) por AM 950 Belgrano, aportó su visión: "Macri a través del ajuste no quiere que el bolsillo de los asalariados conserven su poder adquisitivo. Nosotros defendemos el empleo y el salario".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario