HISTÓRICA VISITA

Rumores, seguridad y hermetismo: Obama en Bariloche, con o sin Macri

Primero fue el presidente Mauricio Macri quien confirmó la visita de su par de USA, Barack Obama, a la ciudad de San Carlos de Bariloche. Luego, Kevin Sullivan, encargado de negocios de la embajada de USA en Buenos Aires, volvió a hacerlo asegurando que fue Michelle Obama, quien eligió aquella belleza para disfrutar junto a su familia. Pero en el Sur, ni el intendente tiene información alguna de cómo será su agenda. Y entre tanto hermetismo, comienzan a desarrollarse los rumores...

Primero fue el presidente Mauricio Macri quien confirmó que durante la visita oficial a la Argentina de su par de USA, Barack Obama, el mandatario norteamericano "pasará unos días" en la ciudad de San Carlos de Bariloche.

"Dentro de poco va a visitarnos y eligió pasar un par de días en Bariloche el presidente de USA", dijo el mandatario durante un acto en la provincia de Río Negro, con lo que confirmó que extenderá su visita al país.

Lo dicho por el mandatario argentino fue confirmado luego por Kevin Sullivan, encargado de negocios de la Embajada de USA en Buenos Aires.

Sullivan informó que el mandatario norteamericano "va a llegar (a la Argentina) tarde el día 22 y la actividad oficial se concentrará el 23", para al otro día desplazarse a la ciudad turística patagónica. Si bien el diplomático anticipó varias actividades, aclaró que todavía están en plena tarea de coordinación entre ambos gobiernos.

"Estamos definiendo detalles de la visita; está claro que hará una reunión bilateral con el presidente Mauricio Macri y su equipo", indicó Sullivan. El número dos de la delegación diplomática dijo que Obama tiene estipulado un encuentro con periodistas y otro con "un grupo de la sociedad civil".

Reveló también que "lo que más impactó en la decisión" de Obama para viajar a Bariloche "fue su mujer", Michelle, quien "como en nuestras familias, la primera dama, se enteró un poco cómo es (esa ciudad patagónica), de la belleza, y le pareció un buen lugar para compartir un poco de tiempo en familia".

"Para un presidente no es fácil encontrar un tiempo para ese propósito. Ellos esperan tener una muy linda experiencia allí", consignó.

Pese a ambas confirmaciones, el intendente barilochense Gustavo Gennuso afirmó no tener aún información sobre cómo será la agenda oficial.

"Sobre esta visita no se nada. Nos tiene a todos muy movilizados, pero hay un poco de hermetismo en el tema", dijo el jefe comunal a 'BarilocheOpina.com'.

Aseguró que más allá de conocer que es inminente el viaje de Obama con su familia a Bariloche, "aún no hay ningún programa al respecto".

Insistió en que se hicieron averiguaciones con el área de Protocolo de la Nación y en la Embajada de USA, pero "sin resultados positivos".

A fines de este febrero un avión de la fuerza aérea estadounidense aterrizó con una comitiva de la embajada de ese país en la patagonia. Se trataba de encargados de sondear si están dadas las condiciones para la visita de Obama, quien llegará al país con una comitiva de 800 personas, en lo que será el regreso de un presidente de USA luego de 19 años.

Sullivan explicó que "va a ser mucha gente, para que el presidente pueda moverse con seguridad y estar comunicados con su equipo en Washington para ver temas de todo el mundo. Es una gran operación logística".

La llegada de un avión perteneciente a la flota del gobierno de USA ocurrió a las 14:58 del viernes 26 de febrero, cuando el Boeing 737 aterrizó en el aeropuerto Teniente Luis Candelaria.

Con la bandera norteamericana en el timón de dirección, y el código 90540, la aeronave llamó la atención de los presentes que se agolparon en la sala de espera para tener algún detalle de la visita inesperada.

El avión se ubicó a un costado de la pista e inmediatamente una camioneta de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) abrió paso a cuatro colectivos en los que se repartieron los integrantes de la comitiva de la embajada norteamericana.

Tras una charla informal en la pista, un grupo reducido se alojó en la sala VIP del aeropuerto. El jefe de la PSA, Guillermo Franckerberger, dijo al sitio 'DeBariloche' que se trata de un primer acercamiento en el marco de la eventual llegada del presidente. "Está todo muy livianito", aseguró acerca de esa primera reunión y se excusó de brindar mayores detalles.

Fuentes del aeropuerto confirmaron que la nave no registra una fecha probable de despegue, por lo que su itinerario se encuentra "abierto" en concordancia con los trabajos de la comitiva oficial.

Además de constatar cuestiones vinculadas a la seguridad del presidente y su familia, la misión visitará a la empresa INVAP ya que será una escala obligada para Obama en la región. El interés de ese gobierno por la empresa rionegrina no es algo nuevo ya que, en febrero del 2015, el administrador general de la NASA, Charles Bolden, recorrió las instalaciones junto al embajador Mamet para "promover la colaboración internacional en los campos de la ciencia y la exploración espacial", según confirmó la embajada de USA en Argentina.

En octubre de 1997 estuvo en visita oficial en Bariloche y también de descanso Bill Clinton, quien compartió un acto y firmó acuerdos con su par Carlos Menem en los jardines del hotel Llao Llao. El antecedente de aquella visita databa de marzo de 1960 cuando Dwight Eisenhower fue recibido por el presidente Arturo Frondizi como anfitrión. La ciudad vivió entonces un importantísimo despliegue de seguridad, que hasta ahora, es poco perceptible en vísperas del arribo de Obama. Aunque claro, aún faltan unos días para su llegada.

Desde Buenos Aires, esta mañana, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se refirió a la visita que hará Obama, y si bien evitó ahondar en detalles, señaló que aún no está definido que Macri acompañe a su par a Bariloche: "No está definido que el presidente Mauricio Macri vaya con el mandatario a Bariloche", afirmó aunque aclaró que los espera una agenda intensa al día siguiente de su llegada.

Como se mencionó, Obama pasará el 24 de marzo junto a su esposa Michelle y sus dos hijas en la ciudad de Bariloche; por un lado, porque su mujer insistió en conocer el lugar, por otro, quizá, para evitar los posibles escraches que podrían realizar determinadas organizaciones en el Día de la Memoria, que este año coincide con Semana Santa.

Aunque, el PTS Río Negro ya se encargó de anticipar su repudio a la visita: "Desde el PTS - Frente de Izquierda de Río Negro repudiamos la visita de Obama a la ciudad de Bariloche el 24 y 25 de marzo próximo en el marco de su viaje a la Argentina", destacaron en un comunicado.

Argumentaron que "su presencia responde al acercamiento que Macri viene planteando en su agenda internacional como parte de su política pro imperialista de 'hacer bien los deberes' ante las potencias mundiales, como el reciente compromiso de pago a los fondos buitres, que se presenta como un gran éxito desde el gobierno, y en realidad es una nueva entrega a los especuladores del capital financiero internacional".

"El viaje de Obama a la Argentina este 24 de marzo es una provocación ante el 40 aniversario de la dictadura militar en nuestro país, cuando USA fue la potencia que impulsó todos los golpes militares en Latinoamérica", remarcaron en el comunicado emitido hace unos días.

Luego agregaron que "hoy el presidente Macri quiere consolidar una política de sumisión y ajuste al pueblo trabajador a costa de garantizar los 'buenos' negocios con las potencias imperialistas. Esto es un salto en lo que vienen haciendo, desde la salida de la dictadura a esta parte, todos los gobiernos que han llevado adelante una agenda proimperlialista, por ejemplo con la entrega de nuestros recursos naturales a países como EEUU de la mano del pacto Chevron-YPF o la explotación minera contaminante en manos de la multinacional Barrick Gold. A esto se le suma el meticuloso pago de la deuda externa, incluyendo los doce años de gobiernos kirchneristas, calificados por ellos mismos como 'pagadores seriales'".

También argumentaron que "esta política de entrega sólo puede aplicarse con la represión a los que luchamos, por eso Macri recientemente, a través de un decreto, instrumenta el protocolo contra la protesta social. El precedente de esta política fue la ley antiterrorista impulsada por el gobierno de Cristina y votada por la mayoría de los bloques de Congreso Nacional".

Finalmente convocaron a manifestar el rechazo a la visita con las siguientes palabras: "Junto a decenas de organizaciones de derechos humanos, sindicales y políticas, repudiamos enérgicamente la visita de Obama a la Argentina y a nuestra provincia y llamamos a hacerlo activamente en las calles".

El rumor

También corre en el sur, desde hace días, el rumor de la posible visita de Obama a Villa La Angostura, además de Bariloche. De concretarse Obama podría hospedarse en alguna casa del barrio Cumelén, el lugar preferido de Mauricio Macri y Juliana Awada, donde varios amigos y conocidos de la pareja tienen casa. Justamente fue allí que el matrimonio presidencial pasó sus primeras vacaciones, a finales del año pasado, a pocos días de iniciar el gobierno.

En el hotel Llao Llao de Bariloche, donde los rumores también indican que podría alojarse el presidente estadounidense, no tienen precisiones, luego de la visita de una misión estadounidense en un avión oficial.

Sin embargo, los movimientos que se vivieron en Bariloche no se replicaron en La Angostura. Vecinos de Cumelén aseguran que por el momento no se advirtió ningún movimiento inusual ni tampoco operativo de seguridad como suele verse antes de la visita de algún personaje importante, como fue la primera visita de la familia real holandesa a Villa La Angostura o el presidente Mauricio Macri.

La realidad es que contrario a lo que se cree, Cumelén no es un country privado o cerrado, sino un barrio con una garita de control en el ingreso desde la ruta que sólo está autorizado a controlar, no a prohibir el ingreso. Y a excepción de una calle de la costanera, la mayoría de las arterias del barrio son públicas.

Muchos empresarios y familias tradicionales de la aristocracia argentina tienen casa en Cumelén. Fuentes del barrio confirmaron que no hace mucho tiempo adquirió una casa allí Nicolás Caputo, el amigo del presidente y adjudicatario de millonarias obras públicas. Justamente esa casa es la que habría "alquilado" o le prestaron al presidente durante sus últimas vacaciones junto a su mujer y sus hijos.

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario