CRECE GODOY CRUZ

¿Cómo sería hoy un Central vs. 'el Tomba'?

Interesante la campaña de Godoy Cruz, entrenado por Sebastián Méndez y Fabio Talarico, quienes reiteran las buenas performances en los equipos anteriores de esta joven sociedad de DTs.

Cuando Rosario Central debutó en el torneo Transición 2016 ganándole al mendocino Godoy Cruz, jugaron en el estadio de Arroyito un equipo que ya tenía un par de temporadas de rodaje, y sin duda es de los mejores del presente futbolero local, y un conjunto de jugadores en formación.

Ahora, Central lidera la zona, con 14 unidades, mientras participa de la Copa Libertadores con comportamiento irregular que le llevaría a concentrarse de nuevo en el campeonato de AFA, pero Godoy Cruz le sigue con 13 mientras sigue en formación pero con mucho entusiasmo.

Muy interesante la sociedad entre Sebastián Méndez y Fabio Talarico: en su 3ra. temporada y ya están entrenando en 1ra. A y con expectativas positivas.

Talarico es conocido en Urgente24 no sólo por su pasado como jugador sino porque fue durante varios años el comentarista deportivo, con inolvidables debates que proponía a los lectores (Urgente24, vía Talarico, fue el 1er. medio en cuestionar el rendimiento de la 'vaca sagrada' Juan Román Riquelme, y mucho antes, aquí se investigó y denunció a Los Borrachos del Tablón, conjunto de delincuentes que hasta hoy día el inefable Rodolfo D'Onofrio duda en calificarlos como tales y tratarlos en consecuencia).

En el interín, Talarico estudió en el Instituto River Plate para director técnico, donde se encontró con Méndez, quien había entrenado en forma fugaz a San Lorenzo de Almagro y estaba haciéndolo en Banfield (en ambos equipos es tan respetado como en Vélez Sarfield, por su entrega cuando vistió las respectivas casacas), responsabilidad que le obligó a completar el curso a distancia.

Méndez y Talarico comenzaron entrenando a Atlanta, en la B Metropolitana. Cuando se marcharon, al final de la 1ra. rueda, el equipo estaba 1ro. O sea que su alejamiento no fue por el rendimiento deportivo sino porque ambos tienen códigos éticos y morales que no son los de algunos dirigentes del fútbol profesional.

La 2da. rueda los encontró en Platense, con el que le ganaron a Atlanta en la fase eliminatoria y perdieron el ascenso ante Temperley por penales.

El destino siguiente fue Gimnasia y Esgrima de Jujuy, donde se les pidió ingresar a la liguilla que disputaría el 2do. ascenso de la categoría B Nacional a la 1ra. A. Cuando se marcharon no había terminado la 1ra. ronda y el equipo estaba 4to.

Otra vez cuestiones no deportivas, que otros entrenadores toleran pero que condicionan el proyecto, la ambición y el respeto mutuo. La necesidad de trabajar no supone tolerar cualquier cosa.

Entonces llegó la oportunidad de Godoy Cruz, con un plantel joven pero ambicioso al que intentan aún hoy día convencer que siempre hay que atacar y que se puede ganar tanto de local como de visitante, que todos los jugadores deben cooperar con la recuperación del balón y que las rotaciones y relevos en el campo de juego hacen una diferencia táctica importante.

Godoy Cruz iba perdiendo 0-1 ante Patronato, de Paraná (al que Méndez y Talarico habían enfrentado en los días del Gimnasia jujeño) en el estadio Malvinas Argentinas, pero terminó ganando 3 a 1 porque fue más equipo y fue contundente pero, además, porque tuvo entrega y valentía para sobrellevar una situación difícil: un gol abajo, y una expulsión que lo dejó con 10 ante un rival muy difícil.

Es cierto que al plantel del Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba le falta más regularidad: sus jugadores comenzaron desconcentrados, injustificadamente desconcertados, un tembladeral que pagaron con el golazo de Abel Masuero y la tarjeta roja bien aplicada a Fernando Godoy por golpear de atrás a Matías Garrido.

El foco, la concentración es una cuestión en la que tendrán que trabajar los entrenadores. La ventaja para Godoy Cruz consiste en que tiene una cierta diversidad de recursos, y un goleador como "el Morro" García, uruguayo que se hace sentir en el área: 1 a 1.

Recién entonces apareció el equipo que todos conocen, que puso en aprietos a Independiente, le ganó a River Plate en el estadio Monumental, que aventajó al que parecía sorprendente Colón de Santa Fe y se llevó por delante a Banfield. Y apareció el otro goleador del equipo, el ecuatoriano Jaime Ayovi, autor de los 2 goles restantes.

Enhorabuena porque los jugadores aplican conceptos que integran el duro trabajo de semana que realizan los entrenadores. Ahora lo importante es lograr la concentración permanente de los jugadores en el objetivo, en especial porque deportistas tan jóvenes y, a menudo, sin la personalidad fogueada, tienden a la frivolidad y el relajo. Si Godoy Cruz zafa de la tentación, será de temer.

Por ese motivo, el título: ¿cómo sería hoy día un partido tal como jugaron en el inicio del torneo, cuando fueron sorprendidos por Central? Sin duda que sería diferente. Y eso es bueno.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario