DESOBEDIENCIA

Al títere Huss y la titiritera Carolina... anchoas en el desierto

Livianito el gobernador entrerriano Gustavo Bordet: nunca podría ser el líder, por ejemplo, de Patronato para remontar un resultado adverso ante Godoy Cruz (por dar un ejemplo de lo que ocurrió el lunes 07/03 con la visita del equipo de Paraná a la ciudad de Mendoza, donde fue derrotado 3 a 1 pese a ir ganando). Entonces, al menos 2 jovenzuelos de La Cámpora desafían su necesidad, más que deseo, de brindarle quorum al proyecto de Mauricio Macri para destrabar la deuda pública externa, que será aprobado igual en la Cámara baja, pero que deja sin autoridad al gobernador que tanto presiona el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, polémico urbanista del Delta entrerriano.

"Al enemigo ni agua, y en el desierto anchoas",
frase que debería conocer el gobernador Gustavo Bordet
ante el desafío de La Cámpora entrerriana.

 

PARANÁ. “No daremos quórum. En el caso de que el PRO consiga el quórum no votaremos a favor de la derogación de estas leyes. Es la postura del bloque que integramos los 5 diputados entrerrianos”, le explicó a Urgente24 el diputado nacional (FpV), Juan Manuel Huss, ante una consulta sobre si acatarían el pedido del gobernador Gustavo Bordet de ayudar a dar quórum en la Cámara baja para el tratamiento de las leyes que se necesitan derogar/reformar/aprobar para cumplir el acuerdo con los holdouts.

Más vehemente pero más ignorante que su colega Axel Kicillof, el joven legislador nacional entrerriano defendió la postura de no votar a favor de la derogación de las leyes, explicando que no lo harán, “Por la sencilla razón de que técnicamente el proyecto deja mucho grises, no se explicó por qué difiere el monto de la sentencia con lo que se comprometen a pagar, piden un aval en blanco para que sea Hacienda quién negocie con el resto de los que no ingresan al acuerdo. Las cláusulas del acuerdo con (Paul) Singer son leoninas y no existe ninguna garantía que el 93% que acordó no accione en contra de Argentina. Porque serán entidades financieras llevándose comisiones millonarias y porque nadie nos pudo explicar porqué con el 93% que entró se lograron quitas importantes y en este caso solo del 20%”.

Ante la insistencia sobre si realmente desobedecerían al gobernador, Huss fue terminante: “Es la postura del bloque del FpV que integramos los 5 diputados nacionales de Entre Ríos”.

Por su parte, la diputada nacional Carolina Gaillard, jefa intelectual de Huss, aseguró que no votará por la derogación de las leyespara autorizar este endeudamiento tiene que estar claro y específicamente detallado para qué es, de cuánto es y de qué modo será ese endeudamiento. Creemos fundamental trabajar en pos de combatir la especulación financiera internacional. Y no vamos a convalidar con nuestro voto esta hipoteca al futuro de los argentinos”, pero no se refirió a si dará quórum o no.

Urgente24 consultó a todos los diputados acerca de su postura pero, con la excepción del joven camporista Huss, el resto no contestó a la requisitoria periodística. La situación, aparte de los problemas que le puede acarrear al gobernador Bordet con el Ejecutivo Nacional, seguramente producirá un tembladeral hacía el interior del PJ entrerriano en pleno proceso electoral doméstico.

2 fuentes muy calificadas dejaron trascender que es muy probable que, detrás de la decisión de los legisladores nacionales, se encuentre la mano del ex gobernador Sergio Urribarri, quien no está de acuerdo con los lazos que Gustavo Bordet ha tejido con Cambiemos.

Los diputados nacionales del FpV por Entre Ríos, Lautaro Gervasoni, Carolina Gaillard, Jorge Barreto y Juan Manuel Huss, son amigos de Mauro Urribarri, ministro de Gobierno de Entre Ríos e hijo de Sergio Urribarri.

“Mauro es parte de la generación de jóvenes que se incorporó a la política para transformar la realidad, sin embargo hay sectores de la vieja política que oponen resistencias a los cambios y la incorporación de jóvenes porque se sienten amenazados”, dijeron cuando asumió el funcionario hijo del ex gobernador.

“Como jóvenes políticos de la misma generación que Mauro, no vamos a tolerar las descalificaciones personales y las campañas de desprestigio basadas en mentiras y operaciones de prensa”, concluyeron en un comunicado aquella vez.

Sergio Urribarri fundió la provincia pero considera tener la autoridad política y moral para exigirle sacrificio a los entrerrianos y sometimiento al gobernador Bordet, a quien en el pasado se le atribuía la virtud de la paciencia pero en su inacción comienza a sospechársele el defecto de la cobardía.

Urribarri, y varios de sus seguidores, sospechan que los lazos de Bordet con el joven economista, urbanista y político Rogelio Frigerio, tienen detrás otro objetivo y que es tratar de jubilar al kirchnerismo en la política provincial.

Urribarri y su entorno piensan que todas las denuncias en su contra en la Justicia entrerriana fueron promovidas y motorizadas desde el Gobierno nacional con el propósito de impedirle participar de las negociaciones que realiza Bordet. Los urribarristas aseguran que el presidente Mauricio Macri le habría exigido a Bordet que Urribarri salga de escena más temprano que tarde.

Las desventuras de Urribarri quizás se relacionen con la extraña visita que el fin de semana pasado hicieron a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes; y el Procurador General, Jorge García: según una fuente bastante confiable, ellos mantuvieron reuniones con ex integrantes del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, buscando algún tipo cobijo político. Todos andan más que preocupados con la posibilidad que se apruebe la Ley del Arrepentido.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario