CONGRESO

Rosatti aprobó, pero depende de los gobernadores que quieren más coparticipación

Este jueves (3/3) el candidato a la Corte Suprema Horacio Rosatti, se presentó en audiencia pública en el Senado de la Nación para responder preguntas de los legisladores. Defendió la designación que Mauricio Macri hizo en un principio con un cuestionado DNU que lo nombraba “en comisión” y respondió los cuestionamientos que recibió, especialmente de La Cámpora, sin sobresaltarse. Además, dejó algunas definiciones sobre consumo de drogas y el pago de ganancias por parte de los jueces. Ahora será el turno de Carlos Rosenkrantz, que se espera que reciba un trato más duro por parte de los senadores, especialmente de los camporistas, que apuntarán a su labor como abogado patrocinantes de Clarín y otras empresas. Luego, vendrá el tiempo de los dictámenes. La cuestión de fondo es la actitud de los gobernadores, de ellos depende si Cambiemos tendrá los votos para aprobar los pliegos de Rosatti y Rosenkrantz. La cuestión del 15% de coparticipación no quedó cerrada y sería la moneda de cambio para darle o no luz verde a los postulantes de Macri.

Horacio Rosatti respondió preguntas de los senadores en Audiencia Pública durante casi 6 horas. La principal polémica giró en torno a su designación “en comisión” por parte de Mauricio Macri en enero pasado a través de un DNU. Allí hizo hincapié especialmente La Cámpora, sin embargo el postulante supo defenderse y desligarse de las decisiones del Poder Ejecutivo. Además dejó algunas definiciones acerca de la despenalización del consumo de drogas y el pago de ganancias por parte de los jueces, como así también intentó desmentir cualquier cercanía con el actual presidente y el jefe de Gabinete, Marcos Peña: “Yo no voté a este Gobierno. Voté por Daniel Scioli en la primera y en la segunda. Nunca le vi la cara al presidente ni al jefe de Gabinete. Sólo conocí al ministro de Justicia”, le dijo Rosatti a la senadora camporista Virginia García, cuñada de Máximo Kirchner que buscó incomodarlo acusándolo de tener cercanía con la nueva cúpula de poder.

Rosatti respondió a todas las preguntas con seguridad. Ahora, la Comisión de Acuerdos del Senado, presidida por el salteño Rodolfo Urtubey (FpV-PJ), recibirá el miércoles (9/3) al segundo postulante propuesto por el Poder Ejecutivo para la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, quien también contestará preguntas de legisladores y de asociaciones civiles sobre temas diversos en otra audiencia pública. Será una reunión más áspera que la que vivió Rosatti puesto que La Cámpora arremeterá por su accionar cuando fue abogado patrocinante de Clarín y otras empresas.

Luego de haber escuchado a los dos postulantes vendrán días de reflexión para los senadores y la firma de los dictámenes para que sea el pleno del Senado el que finalmente apruebe o no las postulaciones. Cambiemos no tiene mayoría en la Cámara alta y necesita de los votos del bloque peronista. Entre éstos se sabe que no habría que esperar mucho de los cristinistas, que rechazan a Rosenkrantz. Por eso la clave está en lo que hagan los gobernadores y de las gestiones de Miguel Pichetto. También deben asegurarse los votos de los peronistas que lidera el puntano Adolfo Rodríguez Saá, que quería postular a Liliana Negre de Alonso para la Corte.

Hay un antecedente que el gobierno nacional tiene en cuenta: los gobernadores peronistas pidieron una reunión con Macri porque quedaron disconformes con la forma en que concretará el pago del 15% de la coparticipación que había anulado por decreto: escalonado y en cinco años. La intención sería dilatar la aprobación de los pliegos de Rosatti y Rosenkrantz (hoy admiten que los votarían, pero saben que dependen de los llamados de los mandatarios provinciales que tienen la última palabra antes de la votación) para presionar por una mejora en las condiciones de pago. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario