LA MUERTE DEL FISCAL

Stiuso y Palmaghini: "Cristina mandó a matar a Nisman” y Berni “embarró” la escena

Ayer (1/03), mientras Mauricio Macri daba su mensaje ante la Asamblea Legislativa en la apertura de las sesiones ordinarias, la jueza Fabiana Palmaghini se declaraba incompetente en la causa por la muerte de Alberto Nisman y denunciaba a la fiscal Viviana Fein. Todo ocurrió tras la maratónica declaración del ex espía Antonio Stiuso, cuyas revelaciones no trascendieron en su totalidad, aunque lo sustancial fue su afirmación de que al titular de la UFI-AMIA lo habían matado y apuntó al círculo de la ex presidente Cristina Fernández. Este miércoles (2/3) el abogado de la querella afirmó que "Stiuso dijo que Cristina Kirchner mandó a matar al fiscal Nisman". En tanto, la jueza apuntó al ex secretario de Seguridad Sergio Berni por haber "embarrado" literalmente la escena del crimen. Lo hizo en su escrito al declararse incompetente, allí menciona además “la extensa y contaminante actividad desplegada sobre un escenario -lugar del hecho- que debía ser preservado por los funcionarios públicos presentes desde un primer momento, dista de la razonable y esperable decisión que debía adoptarse".

Surgen nuevos detalles de la extensa declaración del ex espía Antonio Stiuso, pero también se conoce el escrito de la jueza Fabiana Palmaghini, por el cual se declaró incompetente en la causa en la que se investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman.

En cuanto a Stiuso, esta mañana (2/3) el abogado de la querella, Federico Casal, abogado de las hijas del fiscal fallecido, reveló algunas declaraciones del ex jefe de Operaciones de la Side.

"Él (por Stiuso) se refirió siempre a la presidenta como ella, o la señora. Dijo directamente que los interesados en todo esto eran la doctora (Cristina) Fernández de Kirchner y sus allegados más cercanos", dijo en diálogo con el canal Todo Noticias.

"¿Y la jueza no le preguntó si Cristina Kirchner mandó a matar a Nisman?", le preguntaron y Casal respondió: " Sí, es lo que dijo, que el gobierno estaba interesado en que Nisman no continuara investigando y utilizó el nombre de la Presidenta, de (Carlos) Zannini y de Aníbal Fernández".

Los dichos de Casal sustentan una frase que trascendió ayer y habría dicho Nisman: " La autora de toda la locura era esa mujer, Cristina Fernández de Kirchner, (Carlos) Zannini y Aníbal Fernández, que hacía la parte mediática; todo el resto eran monos que bailaban su música".

"A nosotros no nos sorprendió su declaración. Fue poco lo novedoso que aportó, más allá de completar el cuadro de contexto en el que se encontraba Nisman en el momento de su asesinato", analizó Casal.

Por su parte, la jueza Fabiana Palmaghini, completa el cuadro de situación en su escrito y apunta al ex secretario de Seguridad Sergio Berni por haber "embarrado" literalmente la escena del crimen, pero también por comunicarle la noticia del deceso a la entonces presidenta Cristina Kirchner antes de que lo supieran las propias autoridades judiciales.

La jueza reflotó así las sospechas sobre la contaminación en el departamento del complejo Le Parc, de Puerto Madero, donde fue descubierto el cadáver de Nisman en la noche del 18 de enero de 2015.

En la resolución donde declaró su incompetencia, Palmaghini recordó los dichos de un testigo que dijo: "Llegó el doctor Berni, ingresó al departamento, venía embarrado no sé de donde, luego el Jefe de la Policía Federal, (Román) Di Santo, ingresó también a la morada".

"Tal cita transcripta no fue brindada por un simple civil o por un efectivo de la Prefectura Naval Argentina que intervenía en el proceso, sino por un integrante de la propia custodia de la Policía Federal Argentina asignada a Natalio Alberto Nisman. A más de lo evidente que resulta la circunstancia antedicha, no puedo dejar de resaltar que el por entonces Secretario de Seguridad, justificó su presencia en el departamento de Nisman con motivo de 'supervisar el accionar de las fuerzas de seguridad' y su ingreso al lugar del hecho se caracterizó por su acceso a 'la cocinita que daba al lugar del ascensor por donde entré, y el pasillo donde estaban el dormitorio y el baño donde estaba el doctor Nisman'", escribió Palmaghini.

Luego, la magistrada se refiere a la " extensa y contaminante actividad desplegada sobre un escenario -lugar del hecho- que debía ser preservado por los funcionarios públicos presentes desde un primer momento, dista de la razonable y esperable decisión que debía adoptarse".

"Esto es -continuó-, evacuar el lugar y aguardar a las puertas del departamento el arribo de la representante del Ministerio Público Fiscal, asegurando hasta entonces que ninguna persona ingrese al lugar, sin importar de quien se tratase. En consecuencia, imposible resulta sostener que el escenario examinado de forma controvertida por los peritos oficiales y aquellos sugeridos por las partes intervinientes fue analizado incólume", añadió.

"Se refuerza la conclusión antedicha, al reflexionar que ese conocimiento por parte de las autoridades judiciales luce íntimamente cercano a la noticia que funcionarios públicos habrían cursado respecto de este episodio a funcionarios de la Secretaría de Seguridad de ese mismo Ministerio de la Presidencia de la Nación (ver declaraciones de Sergio Berni y Darío Ruiz a fs. 2550 y 11067/11077 respectivamente); a la por entonces Presidenta de la Nación -ver la ya indicada foja 2550-; a Sandra Elizabeth Arroyo Salgado (ver fs. 871/2, que por entonces, según indicó, se hallaba en Europa), y a las máximas autoridades de las diversas fuerzas de seguridad intervinientes", concluye.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario